domingo, 30 de octubre de 2016

1983. El año de la XIV Meiga Mayor María del Pilar Amador Pardo.


María del Pilar Amador Pardo, XIV Meiga Mayor de las Hogueras de San Juan.
Un año más, el entrañable restaurante Os Arcados del complejo Playa club, que dirigía el inolvidable Tomás Pereira Revuelta, volvía ser el marco indicado para la celebración de la Fiesta del Aquelarre Poético, con la proclamación de una nueva Meiga Mayor de las Hogueras de San Juan, concretamente la décimo cuarta, título que recayó en la joven coruñesa María del Pilar Amador Pardo, que había sido Meiga de honor en la edición de 1981.


En principio la junta directiva de las Hogueras de San Juan, había decidido que la señorita Cristina Conty López, Meiga de Honor de 1982, ocupase el cargo de Meiga Mayor de las Hogueras de San Juan de 1983. Pero por motivos personales, Cristina renunciaría al cargo a finales del mes de marzo. Por tal motivo, la Junta directiva de las Hogueras, reaccionó con rapidez y nombró a Pilar Amador, que en aquellos instantes era directiva de la Comisión Promotora, para que ostentase el cargo de Meiga Mayor, Pilar dio su beneplácito y la organización comunicó a través de las páginas de la prensa y ondas de las radios coruñesas el nuevo nombramiento concretamente el día primero de abril.

El Teniente de alcalde del Excmo. Ayuntamiento de
La Coruña, César Cobián  Varela, proclama a
Pilar Amador Pardo, como XIV Meiga Mayor de las
Hogueras de San Juan.
Aquella noche del 23 de junio, Pilar accedió al salón de Os Arcados, que se encontraba profusamente iluminado y exornado con maceteros florales, banderas Nacionales y de Galicia, así como con reposteros con el escudo de La Coruña, del brazo del presidente de la Comisión de las Hogueras José Eugenio Fernández Barallobre, luciendo un elegante vestido negro de noche, con escote de palabra de honor, que le dejaba los hombros al descubierto.  Le seguían  a  continuación  las Meigas de Honor Begoña Coladas Rodríguez, Eva Bobadilla Pérez, Mabel Rodiño Miranda, Alicia Díaz Sixto, Cristina Rodríguez Pérez, María Orantes Canales, María Guimaraens Judel, Montserrat Encina Hidalgo, Dolores Mosquera Souto, Azucena Corzo Hernán, Susana Parguiña Fernández y Ana Rodríguez, a quienes daban su brazo directivos de la organización, elegantemente vestidos de smoking. 

Una vez dejó de sonar por los altavoces del sonido ambiente la Marcha de la Coronación de Meyerbeer, el Teniente de Alcalde César Cobián, perteneciente al grupo municipal de Alianza Popular, pero que ostentaba la representación de Alcalde de la ciudad, Francisco Vázquez, impuso, en presencia de Susana Martí Rodríguez, Meiga Mayor 1982, la Banda acreditativa con los colores de la enseña Nacional entre los aplausos de los presentes que llenaban completamente el aforo del conocido restaurante coruñés. Pilar fue obsequiada con un ramo de flores y regalos. 

La XIV Meiga Mayor de las Hogueras de San Juan
Pilar Amador y sus Meigas de Honor.
Una vez proclamada la Meiga Mayor, lo fueron sus Meigas de Honor que recibieron sus bandas acreditativas con los colores de la bandera de Galicia así como flores y regalos. Una vez acomodadas las Meigas, dio comienzo el acto con las palabras del presidente de la Comisión, que corrió con la presentación de la fiesta, y después de agradecer la presencia de las autoridades e invitados hizo un pequeño repaso a lo que había constituido el programa de esa edición de las Hogueras de  San Juan, que se había iniciado el día 29 de mayo.


El presidente de la Comisión de Hogueras, Eugenio Fernández
felicita a la poetisa compostelana Rosalía Morlán
ganadora del cardo de plata de poesía.
De seguido se leyó el acta final de la resolución del jurado para otorgar el premio Cardo de Plata de poesía en idioma castellano, que recayó en la poetisa compostelana Rosalía Morlán, que leyó ante la atención de los presentes su bello trabajo titulado "Noche de San Juan Gallega". Una vez finalizada la lectura de su trabajo la Meiga Mayor de las Hogueras entregóa Rosalía Moraln el cardo de Plata de poesía. 

Aquel año del Meigado de Pilar Amador, España ofrecía al mundo las siguientes noticias. 

Seis millones de peregrinos habían visitado con motivo del Año Santo Jacobeo 1982, Santiago de Compostela. 

El Gobierno socialista de Felipe González decidía  mantener la presencia castrense y diplomática española en los comités civiles y militares de la OTAN.

Un desgraciado accidente deportivo impidió ese año  al Rey presidir el tradicional acto castrense del 6 de enero, día de la Epifanía y de la Pascua Militar. El mensaje que don Juan Carlos, en su condición constitucional de jefe supremo de las Fuerzas Armadas, se proponía dirigir a los altos mandos de los tres Ejércitos fue difundido a los medios de comunicación para dar una especial significación a la Pascua militar. 


El Rey sufría un accidente
esquiando.
En su discurso el Jefe del Estado, no sólo subrayó el nexo indisoluble entre la Corona y las instituciones democráticas, sino que también criticó cualquier tentación de ignorar que la soberanía popular, el régimen de libertades y el pluralismo político que son los fundamentos de la convivencia española. El discurso hacía una alusión a la victoria socialista del 28 de octubre al exhortar a todos los españoles a "abrir los ojos a la realidad" y "acatar y respetar, como demostración del ejercicio de la libertad" unos resultados que revelan "el peso enorme de la manifestación de la voluntad de nuestros compatriotas".


Porque "querer interrumpir o modificar la trayectoria marcada por la voluntad de la mayoría social es pecar contra la historia". "La patria" dijo el Rey  “está formada por los ciudadanos que en un momento dado habitan en su territorio; por la memoria y el recuerdo de los españoles de carne y hueso que nos han legado "su nombre y sus hazañas, y por la esperanza de quienes continuarán el relato interminable de nuevos esfuerzos y nuevos sacrificios". "Si el presente y el futuro de la nación dependen de la voluntad de los españoles, parece también adecuado que asumamos el pasado como obra de todos nuestros predecesores, sin realizar una lectura selectiva y sectaria de la historia que discriminara ese legado según criterios religiosos, ideológicos o políticos, que dividiera a nuestros compatriotas en perpetuos vencedores y sempiternos vencidos o que expulsara a las tinieblas exteriores de una imaginaria anti-España a cuantos discrepan de los valores y emociones de quienes pretenden abusivamente apropiarse, para su disfrute privado y excluyente, el concepto de patria". El mensaje de don Juan Carlos señalaba que "el amor a España no basta con sentirlo, y que son inadmisibles los deseos de someterla a nuestro capricho, a nuestros intereses o a nuestros personales criterios y definiciones"."El patriotismo, en última instancia, es amar el pasado y mejorar el presente mediante el servicio a todos los españoles y la voluntad de evitarles las ocasiones de dolor o sufrimiento".

Miguel Ignacio Echeverría, nieto del fundador de la empresa Patricio Echeverría e hijo del consejero de dicha empresa con igual nombre, era secuestrado por tres encapuchados armados en el domicilio de la familia en San Sebastián. Los secuestradores, que pertenecían a ETA Político-militar VIII Asamblea, dejaron un escrito en el que exigían el pago de 125 millones de pesetas y dos millones de francos franceses, esto es, más de 36 millones de pesetas, a cambio de la libertad de Miguel Ignacio Echeverría, joven de veintiún años estudiante de primer curso de ingenieros en la capital donostiarra.

Felipe González recibía en el palacio de la Moncloa
a Jordi Pujol.
Entrevista del Presidente del Gobierno, Felipe González, en la Moncloa, con Carlos Garaicoechea y Jordi Pujol. Garaicoechea proponía la negociación de un plan de pacificación para Euskadi con la participación del PNV, PSE-PSOE y Herri Batasuna, dejando fuera  a Alianza Popular.

Miguel Echevarría.
El día 17 de enero Miguel Ignacio Echeverría, hijo de uno de los propietarios de Patricio Echeverría SA, y nieto del fundador de esa empresa, era liberado de madrugada, sobre las 2.30 horas, en las proximidades de la localidad guipuzcoana de Cerain, en la comarca del Goiherri, tras haber permanecido secuestrado por espacio de una semana en dos lugares distintos que pudieran estar situados en cualquier provincia del País Vasco. Según informaciones, los secuestradores, de ETA Político-militar VIII Asamblea, habían cobrado los 125 millones de pesetas y los dos millones de francos franceses fijados como rescate

El Presidente del Gobierno, Felipe González, manifestaba en una entrevista en directo a través de TVE, que en el País Vasco no "va a haber diálogo si tal diálogo sobrepasa los límites de la Constitución y del Estatuto de Autonomía".

Francisco Fernández
Ordóñez.
El Partido de Acción Democrática (PAD), presidido por Francisco Fernández Ordóñez, celebraba un congreso extraordinario en el que acordaba su disolución y el ingreso de los miembros que lo deseasen en el PSOE.


El día  2 de febrero la banda terrorista ETA asesinaba en Villafranca de Ordicia al guardia civil Miguel Mateo Pastor. Fue la primera víctima mortal de ese año, que acabaría con 41 asesinados a manos de la banda. Además sería el año en el que comenzaron a sentarse las bases de la colaboración de Francia en la lucha contra ETA.


Guardia Civil Miguel Mateo,
asesinado en Ordicia.
Sobre las 20:30 horas salieron del cuartel dos vehículos Talbot 150 de los GAR y tomaron un camino de tierra para ir a la carretera general. Cuando estaban muy cerca de ésta, a la altura del kilómetro 422,50 de la N-I, el vehículo más atrasado, en el que viajaba Miguel, recibió el impacto de una granada anticarro que afectó a la parte derecha y al techo del vehículo. Otra granada estalló a un lado del camino. Después de la explosión, los guardias civiles fueron ametrallados por los terroristas con subfusiles y escopetas. Los agentes contestaron al fuego y los asesinos huyeron por el monte. Al parecer, el ataque se realizó desde una ladera del monte Oiango.

Miguel Mateo Pastor y sus compañeros, Custodio Contreras de la Rosa y José Bueno Fernández, fueron trasladados al Hospital de la Cruz Roja de San Sebastián gravemente heridos. Miguel murió al poco de ingresar en el hospital, con neumotórax abierto, impactos de bala en la espalda y metralla en todo el cuerpo.
El Pleno del Congreso de los Diputados aprobaba los Estatutos de Autonomía de Baleares y de Castilla y León.



Ramón Iturrondo.
El día 5 de febrero una bomba hizo explosión en la sede del Banco de Vizcaya en la Gran Vía nº 1, junto a la plaza de España en Bilbao. Lo que la banda terrorista consideró un "error técnico" y un "lamentable suceso" provocó la muerte en el acto a Ramón Iturrondo García, cajero de la entidad, y a Aníbal Izquierdo Emperador, ordenanza. Dejó heridas a otras 10 personas, algunas de ellas de gravedad, como Benicio Alonso Gómez,  que moriría dos días después.

La explosión fue a las 9:40 horas. La policía informó que dos terroristas, pertenecientes a un denominado "Comando José Martí", depositaron un maletín entre las 9:00 y las 9:20 horas al pie del mostrador de moneda extranjera. Un tercer terrorista se quedó esperando fuera del banco. Cuando vio que sus compañeros salían, telefoneó a la centralita avisando de la colocación de la bomba. Hablaron en nombre de ETA militar y avisaron de que en 10 minutos haría explosión un artefacto. Sin embargo, según informaron fuentes del Gobierno Civil, el artefacto explotó sólo tres minutos después de recibirse esta llamada.

Aníbal Izquierdo.
Tras recibirse la llamada, Aníbal Izquierdo Emperador, trabajador de la sucursal de Portal de Zamudio, pero que ese día acudió a la central para realizar unas gestiones, se acercó a un maletín que estaba en un mostrador, junto a una columna. El artefacto, compuesto por entre 7 y 10 kg de Goma-2, estalló alcanzándolo de lleno. La deflagración lo desplazó más de 10 metros provocándole la muerte en el acto. Vecino de Gallarta, tenía 48 años y era el delegado sindical de ELA-STV.  Ramón Iturriondo García, cajero del Departamento de Moneda Extranjera, murió también en el acto dentro de la cabina blindada donde estaba trabajando.
Se suspendían de las conversaciones entre el Gobierno vasco, PSE-PSOE y Herri Batasuna (HB) sobre la pacificación del País Vasco el mismo día de su inicio ante la exigencia de HB de que la prensa esté presente en las reuniones.


Palacio de El Pardo
Abría las puertas el remodelado Palacio de El Pardo, antigua residencia del anterior Jefe del Estado Generalísimo Franco, y que desde 1976 era dedicado a museo en honor al Caudillo de España. El Palacio iba a ser destinado su uso a residencia de jefes de Estado extranjeros en visita a España.

El Gobierno remitía a las Cortes el Proyecto de Ley Orgánica que regulaba el Derecho de Reunión, y el Proyecto de Ley Orgánica de Reforma Parcial del Código Penal que despenaliza el aborto.


El 12 de febrero, en torno a las 21:30 horas, Patricia Llanillo Borbolla, era ametrallada en Tolosa. Era una noche muy concurrida por celebrarse en esos momentos los Carnavales de la localidad,

Patricia Llanillo.
Patricia y su marido, José Luis Alonso Álvarez, fueron ametrallados en su coche poco después de las nueve de la noche en una calle del centro de Tolosa. Estaba a punto de celebrarse la Tamborrada del Carnaval y el matrimonio no se dio cuenta de que varios terroristas (dos o tres según el testimonio de José Luis) se habían colocado junto a la parte frontal del vehículo y el lateral izquierdo, el del asiento contiguo al conductor. Patricia fue alcanzada de lleno y murió en el acto, mientras que José Luis resultó herido grave con dos impactos en el tórax y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.
 El atentado contra José Luis y Patricia se debió, probablemente, a uno de esos "errores" que cometía la banda asesina. José Luis era detective privado, especializado en investigaciones laborales, empleado de la agencia Detectives Ortiz a principios de enero, tras haber permanecido cuatro años en paro. 
Calle Andía de Tolosa
donde fue asesinada por ETA
Patricia Llanillo.
Como empleado de la agencia de detectives, llevaba dos días en Tolosa vigilando desde su vehículo y preparando un informe sobre lo que parecía ser un caso de absentismo laboral. Al parecer ETA lo confundió con un miembro de las Fuerzas de Seguridad. Su mujer estaba con él en el coche pues había ido a hacerle compañía un rato tras tomar unos bocadillos en un bar. Sin embargo, y pese al supuesto error, ETA asumió la autoría del atentado, aunque propagó la idea de que el matrimonio colaboraba con la Policía, quizá como forma de justificar la equivocación cometida. Incluso algunas personas extendieron la noche del sábado en Tolosa el rumor de que el herido era un guardia civil, "de los que torturan".
El Consejo de Ministros acordaba la remisión a las Cortes del Proyecto de Ley sobre incompatibilidades de diputados y senadores.

Unión de Centro Democrático se disolvía.
Uníon de Centro Democrático, que había ganado las elecciones de 1977 y 199 decidía disolverse como partido palítico.


El 20 de febrero fallecía  en Bilbao el doctor  Luis Manuel Allende Porrúa de un cáncer de páncreas Luis era dentista y había sido  secuestrado en junio de 1982 por dos terroristas de ETA que entraron armados en su propia consulta. Permaneció en cautiverio desde el 1 al 10 de junio, en una tienda de campaña disimulada por ramas en un monte próximo a Bilbao. Liberado tras pagar un rescate, enfermó de cáncer poco después. En 1988 el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Bilbao dictó una sentencia en la que se establecía una relación causa-efecto entre el estrés violento padecido durante el cautiverio y el desencadenamiento del cáncer que provocó su fallecimiento ocho meses después. Tres especialistas bilbaínos elaboraron una pericial para el Juzgado en la que se relacionaba científicamente ambos hechos, por lo que la sentencia concluía que el "estrés violento mantenido fue la causa fundamental de su óbito, en función causal única y directa".
José María Ruiz Mateos, presidente
de RUMASA.
La noche del 23 de febrero de 1983, miércoles, el portavoz del Gobierno socialista, Eduardo Sotillos, intervenía en  televisión para hacer público el decreto ley 2/1983 de expropiación forzosa del holding Rumasa, propiedad del empresario jerezano José María Ruiz Mateos. De madrugada, horas antes de que el real decreto hubiese sido firmado por el rey Juan Carlos y el presidente González y publicado en el Boletín Oficial del Estado, la Policía Nacional y los Geos, asaltaban con armas ligeras, pistolas y metralletas en mano, la sede central del grupo, situada en el Paseo de Recoletos y en las Torres de Jerez, en la madrileña Plaza de Colón. Para llevar a cabo tan extraordinaria y  a todas luces excesiva e innecesaria medida, el Ejecutivo utilizaba de forma torticera y arbitraria las facultades discrecionales que recogía el artículo 33.3 de la Constitución (privar de sus bienes y derechos a alguien por "causa justificada de utilidad pública o interés social"), que desarrollaba una disposición de incautaciones de 1939; es decir, de tiempos de economía de guerra, en vez de haberse apoyado en la Ley de Expropiación de 1958. Con ese golpe pseudo revolucionario el Gobierno se incautaba de un plumazo del primer holding privado del país, integrado por más de 600 empresas y sociedades que operan en 30 sectores diferentes, con más de 65.000 puestos de trabajo directos y una división bancaria de 20 bancos, el octavo de los grandes, con 1.300 sucursales distribuidas por toda España, 800.000 millones en recursos y 50.000 millones en activos inmobiliarios. Y el Banco Atlántico como divisa.
Fuerzas de la Policía nacioanl asaltan la sede de RUMASA en Madrid.
expropiada por el Gobierno socialista.
El holding Rumasa en el momento de su expolio era el primero en el sector vitivinícola, con bodegas de fuerte arraigo y referencia en Jerez, en Rioja y de cava en Cataluña; primero también en el agrícola, ganadero y en piel; el segundo en grandes almacenes, con Galerías Preciados y almacenes Sears; tercero en el inmobiliario; quinto en construcción con Hispano Alemana de Construcciones; con Hotasa (Hoteles Agrupados) poseía la mayor cadena hotelera privada con treinta y cinco hoteles, como el Hotel Los Galgos en Madrid, los Lebreros en Sevilla y el lujoso Jardín Botánico en el Puerto de la Cruz en Tenerife y tenía tiendas como vinagres Gabesa, Mantequerías Leonesas y marcas emblemáticas y de lujo como Loewe. El imperio de la abeja representaba en el momento de su nacionalización el 1,8 del PIB nacional.

El ministro de Hacienda, Miguel Boyer sería el principal
muñidor de la expropiación de RUMASA.
A partir de la fecha, Ruiz Mateos lo considerará
su principal enemigo.
Debate de convalidación del Real Decreto-ley de expropiación de Rumasa. El Ministro de Economía, Miguel Boyer, exponía ante el Congreso de los Diputados los presuntos delitos fiscales del grupo Rumasa que motivaron la expropiación, y las razones que avalaban la constitucionalidad del Decreto-Ley. El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Miguel Herrero, acusaba al Gobierno de atentar contra la Constitución y las libertades fundamentales de los españoles.

La presencia de José María Ruiz-Mateos y de su esposa Teresa Rivero y Sánchez Romate en Londres Ruiz-Mateos  fue confirmada en el Hotel Churchill por una exclusiva que insertó en sus páginas la revista Interviú. El ex presidente de Rumasa afirmó que no podía hacer ningún tipo de declaraciones sin consultar con sus abogados. 


Ruiz Mateos huía a Londres.
Al ser preguntado sobre su intención de volver a España de modo inmediato o continuar en Londres, Ruiz-Mateos dijo: "Compréndalo, no puedo decir nada, si siquiera esto, sin permiso de mis abogados. Hago sólo lo que me dicen mis abogados. Según las mismas personas, en ningún momento han dado la impresión de estarse ocultando. En la habitación 518 era visible la presencia dé un pequeño altar encima de un aparador, con la virgen del Perpetuo Socorro. Ruiz-Mateos seguía llevando un prendedor de corbata con la abejita.

Logotipo  del Holding
RUMASA, La popular abejita.
El Congreso convalidaba el Decreto-ley de expropiación de Rumasa con los votos favorables del PSOE, PCE y PNV, y contrarios de los diputados del Grupo Popular, UCD, Minoría Catalana y CDS. Fue tramitado, además, como Proyecto de Ley por el procedimiento de urgencia.

El Fiscal General del Estado solicitaba mayores condenas para los inculpados por el intento golpista del 23-F.

El Ministro de Trabajo, Joaquín Almunia, anunciaba la entrada en vigor a partir del 1 de enero de 1984 de un nuevo subsidio de desempleo para los trabajadores del campo que sustituirá al empleo comunitario.

La coalición Herri Batasuna comunicaba oficialmente la decisión de mantener su presencia en los ayuntamientos, y no asistir a las instituciones autonómicas y estatales.

El día 21 de marzo varios individuos que resultaron de ETA secuestraban en las oficinas de su propia empresa Laminados de Hiero Marcial Uncín en la localidad guipuzcoana de Azcoitia al industrial Jesús Guibert Azcue, el cual se había negado a pagar el impuesto revolucionario. 


Visita de los Reyes de Suecia a España.
Carlos Gustavo y Silvia, reyes de Suecia, llegaban a Madrid  desde Estocolmo en vuelo regular de SAS. Les acompañaba el ministro de Asuntos Exteriores de Suecia, Lennart Bodstram, en las primeras jornadas de su viaje. La visita era de devolución de la que hicieron a Estocolmo los reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, en 1979. Los Reyes de España ofrecieron en el palacio Real una cena de gala en honor de los monarcas suecos. Los reyes de Suecia, Carlos Gustavo y Silvia, partieron ayer a las 15 horas del aeropuerto de Barajas con destino a su país, en un avión de las líneas aéreas escandinavas. Los monarcas suecos fueron despedidos por los reyes de España, con quienes departieron durante unos minutos en una sala del pabellón de autoridades de Barajas. Carlos Gustavo y Silvia permanecieron en Madrid por espacio de cuatro días en los que desarrollaron diversas actividades culturales. De igual modo, en visita privada, se desplazaron a Sevilla. Los reyes de Suecia se reunieron varias veces con los monarcas españoles, así como con  el presidente del Gobierno, Felipe González.
El Secretario de Defensa de los Estados Unidos
Caspar Weinberger visitaba Madrid.

Caspar Weinberger, secretario de Defensa norteamericano, se entrevistó con su colega de defensa Narcís Serra, con el presidente del Gobierno y con el Rey. Con Serra firmaría el nuevo convenio bilateral, que garantizaba la permanencia de las bases militares de los Estados Unidos en España. En lugar del acostumbrado encuentro con los periodistas celebró en un hotel una cena-coloquio con los medios de información, algo que no gustó nada a los ministerios españoles de asuntos exteriores y defensa.


Diego Prado y Colón de Carvajal
era secuestrado por ETA.
El día 25 de marzo, Ignacio Aracama Mendía alias “Macario”  y otros miembros de un comando de ETA, esperaron y  siguieron a Diego Prado y Colón de Carvajal cuando salía de su casa en dirección  al garaje de la calle Zurbano de Madrid donde tenía su vehículo, abordándole e  indicándole que eran policías.

Al ofrecer Diego Prado resistencia a acompañar a los falsos policías, estos le intimidaron con  pistolas y le introdujeron en el maletero de un vehículo que ellos ocupaban al tiempo que le pusieron un esparadrapo en la boca y le inyectaron un somnífero.

A las 07:45 horas del mismo día 25 de marzo un convoy compuesto por cuatro vehículos de la Policía Nacional que regresaba al cuartel de Fuenterrabía, después de haber realizado el servicio de protección en la cárcel de Martutene de San Sebastián, fue atacado por dos terroristas que dispararon con fusiles y armas automáticas desde lo alto de una colina situada junto a la autopista Bilbao, a la altura de Rentería.
A consecuencia de los disparos resultaron heridos cinco policías nacionales, uno de los cuales, el cabo Ramón Ezequiel Martínez García, fallecería tres horas después en el quirófano de la residencia sanitaria de San Sebastián. Los otros cuatro policías que resultaron heridos fueron José María Elbol Martínez, Enrique Oliveros Pequeño, José Micol García y Ramón Nieva Marín.
Policía Nacional Ramón
Ezequiel Martínez.
Las lesiones de todos ellos, incluidas las de Ramón Martínez, se consideraron en un principio leves. El comandante de la Policía Nacional en Guipúzcoa, Taulino Martínez, declaró que, durante su visita a la residencia sanitaria donde se encontraban los heridos, había podido saludar al fallecido mientras esperaba en la camilla la entrada al quirófano. En este encuentro, Ramón Ezequiel Martínez le había comentado la suerte que habían tenido de poder salir con vida del atentado. Sin embargo, cuando se procedía a extraerle el proyectil alojado en su costado izquierdo, sufrió una gran hemorragia que tuvo como consecuencia una parada cardiorrespiratoria. No pudo salir de ella a pesar de las maniobras de reanimación llevadas a cabo por los médicos.
La quinta Compañía de la Reserva de Murcia, a la que pertenecía el fallecido, había llegado a Guipúzcoa el 4 de marzo de 1983, tres semanas antes del atentado. Tenía proyectado volver a su destino aproximadamente el 4 de abril, tras cumplir con el mes de servicios rotatorios que las compañías de la Policía Nacional venían realizando en el País Vasco.
El 26 de marzo se celebró el funeral por el alma de Ramón Ezequiel en la parroquia del Buen Pastor. El entonces ministro de Interior, José Barrionuevo, y el consejero de Interior del Gobierno vasco, Luis María Retolaza, asistieron junto con el delegado del Gobierno en el País Vasco, Ramón Jáuregui, y las primeras autoridades provinciales, como el diputado foral, el gobernador civil, el alcalde de San Sebastián y el general inspector de la Policía Nacional, Félix Alcalá Galiano.
En la homilía, el párroco del Buen Pastor habló de la crueldad de la violencia y aclaró que "no basta tener una Policía Nacional y una Ertzaintza, sino que es imprescindible prestar una colaboración especial de todos y singularmente de los que se manifiestan creyentes, para terminar con esta violencia que ensangrienta nuestro pueblo". Finalizó haciendo una llamada a la responsabilidad de los padres, educadores e instituciones de nuestra sociedad, "y en especial a los partidos políticos, para que se dejen de protagonismos y partidismos y miren más por el bien común".
Estado en que quedó al furgoneta de la Policía Nacional
en la que viajaba Ramón Martínez asesinado por ETA. 
Tras la misa-funeral, la banda militar, que se encontraba en la entrada del templo, despidió el féretro con un toque de oración solemne. La viuda, a quien rodeaban las autoridades presentes, expresó en voz alta su deseo de que Ramón fuera la última víctima.
José Barrionuevo lanzó vivas a España, a la democracia, al pueblo vasco, al Rey, a la Constitución, a las Fuerzas de Seguridad y a la Policía Nacional que fueron coreados por los asistentes, entre algunos gritos aislados de "ETA asesina". Tras estos actos, el ministro de  Interior recorrió andando los trescientos metros que separaban la parroquia y el cuartel. Una vez en Aldapeta visitó a los policías heridos y se dirigió posteriormente al lugar en el que se produjo el atentado, donde depositó un ramo de flores.
A las dos de la madrugada del 27 de marzo era asesinado en San Sebastián Aniano Sutíl Pelayo, Tedax de la Policía Nacional. Junto a su compañero, el cabo Juan Manuel Martínez Aguiriano, intentaba desactivar una bomba colocada por ETA junto al comercio Portobello del barrio donostiarra de Gros.
Policía Nacional, miembro de los TEDAX
Aniano Sutil, muerto  cuando intentaba
desactivar una bomba colocada por ETA
en San Sebastián
La Policía Municipal había recibido una comunicación telefónica anónima sobre la ubicación del artefacto. Se avisó a un equipo de artificieros de la Policía Nacional y, tras establecer un cordón de seguridad, la bomba estalló cuando se disponían a desactivarla. La onda expansiva hirió gravemente a Juan Manuel y mató a Aniano en el acto, quedando su cuerpo destrozado. Los terroristas, al parecer, utilizaron un mecanismo trampa, pues su verdadero objetivo era asesinar a los artificieros de la Policía encargados de la desactivación.

El motivo por el que los artificieros de la Policía optaron por intentar desactivar la bomba, y no explotarla a distancia, fue la potencia del explosivo y lo estrecha que era la calle en la que estaba colocado, lo que habría provocado grandes daños en los establecimientos y viviendas de las inmediaciones. En este sentido, el delegado del Gobierno en el País Vasco, Ramón Jáuregui, señaló que "los ciudadanos de San Sebastián, los de la calle Carquizano y adyacentes, deben saber que Aniano Sutil Pelayo ha muerto y que Juan Manuel Martínez está gravemente herido porque han arriesgado su vida a fin de que los ciudadanos y sus bienes no se viesen afectados por las bombas. Podían haberla hecho estallar a distancia, pero no lo hicieron y perdieron ellos".


El 28 de marzo, tenía lugar la primera visita oficial al extranjero del presidente español, Felipe González  para tratar con el rey Hassan II de Marruecos, los problemas económicos bilaterales y las reivindicaciones territoriales de Ceuta y Melilla, planteadas por el Gobierno marroquí.


Jesús Guibert 
El día 7 de abril unos jóvenes encontraban a Jesús Guibert en el alto de Meagas. Más de mil registros domiciliarios fueron efectuados por miembros de los Cuerpos  Fuerzas de Seguridad del Estado para  la localización del industrial secuestrado Jesús Guibert. La familia de Guibert se plegaría a las exigencias de la banda en este caso los Comandos Autónomos Anticapitalistas, pagando el rescate exigido que se elevó  a 130 millones de pesetas.

El Pleno del Congreso aprobaba el Proyecto de Ley Orgánica que regula el derecho de reunión.

Teniente de Policía Emilio
García Martínez, asesinado
en Valencia por el GRAPO.
A consecuencia de la explosión de un artefacto colocado en los bajos de su vehículo, por miembros de la organización terrorista GRAPO, era asesinado el teniente  de la Policía Nacional Emilio García Martínez. 

El hecho ocurrió al poner en marcha su vehículo que se hallaba aparcado en un  garaje en la plaza del Doctor López Ibor de Valencia.

En su funeral se produjeron importantes incidentes. Grupos de asistentes gritaron contra el terrorismo y dieron vivas a España y la Policía Nacional. El ministro del interior José Barrionuevo, tuvo que ser escoltado  hasta su coche oficial. 

Estado en que quedó el vehículo del Teniente de la Policía
Nacional, Emilio García.
Ratificado por el Congreso el Convenio de amistad y bases militares entre España y EE.UU., con el voto en contra de los parlamentarios comunistas y la abstención de los integrantes del PNV.

La Mesa del Congreso de los Diputados acordaba la creación de la Comisión de Investigación sobre la evolución y situación del Grupo Rumasa, que se constituirá el 25 de Mayo.


El Tribunal Supremo elevaba las penas a varios de los 33 procesados por su participación en el 23-F. Lo más llamativo era la ampliación de condena del General de División Alfonso Armada Comyn que pasó de  seis años a que le había condenado el Tribunal Militar a 30 años que le condenó el Tribunal Supremo. El General de División Luis Torres Rojas, los coroneles ibáñez Inglés, San Martín y Manchado, así como el comandante Ricardo Pardo Zancada, veían elevadas sus condenas 


El presidente del Gobierno visitaba Alemania y se entrevistaba
con el Canciller Kohl.
El día 4 de mayo, Felipe González viajaba a la República Federal de Alemania, en cuyo Parlamento manifestó su apoyo a la doble decisión de la OTAN a cambio del ingreso de España en la CEE. Felipe González no obtuvo, sin embargo, ninguna concreción por parte del canciller democristiano alemán, Helmut Kohl, sobre la adhesión de España a la CEE.


Teniente de la Policía Nacional
Julio Segarrra asesinado por ETA en
Bilbao.
Ese mismo día la banda terrorista ETA intentó secuestrar al teniente de la Policía Nacional Julio Segarra Blanco con el objetivo de canjearlo por presos de la banda. Para ello robaron un coche a punta de pistola y se introdujeron en el interior de un garaje situado en la plaza del Carmelo del barrio de Santuchu en Bilbao. Ahí sorprendieron los terroristas al policía, que bajó en torno a las 8:00 horas a recoger su automóvil para trasladarse al cuartel de Basauri. Lo ataron de pies y manos con alambres y lo amordazaron con esparadrapo.
Cuando estaban a punto de meterlo en el maletero de un vehículo, entraron en el garaje Pedro Barquero González, cabo de la Policía Nacional, y su mujer, María Dolores Ledo García, embarazada de casi siete meses. Pedro sacó su arma, pero los terroristas se adelantaron y dispararon contra el policía y su mujer. A continuación, hicieron lo mismo con Julio, que estaba atado y amordazado. El triple asesinato se produjo cuatro días antes de las elecciones municipales.
Julio y Pedro, destinados en el acuartelamiento de Basauri, solían ir juntos a trabajar en el coche del primero. Aquel día Pedro libraba y tenía previsto acompañar a su mujer, en avanzado estado de gestación, al ginecólogo.
 Policía Nacional Pedro
Barquero, asesinado por ETA en 

Bilbao.
Dentro del garaje la escena era Dantesca. Julio Segarra muerto, amordazado y atado de pies y manos, y a unos cinco metros, en medio de sendos charcos de sangre, los cuerpos sin vida de Pedro Barquero y María Dolores Ledo. El cabo sostenía en la mano derecha su pistola reglamentaria, mientras ella yacía a su lado con un brazo recogido hacia el regazo y el otro extendido.
La madre de María Dolores fue el primer familiar en llegar al lugar. Vivía con su marido, obrero de la empresa siderúrgica Echevarría, en el barrio de Arabella.
El triple asesinato provocó una fuerte conmoción en la sociedad vasca y en toda la clase política, que lo condenó unánimemente, con la excepción de Herri Batasuna. Felipe González, que se encontraba en la República Federal de Alemania, declaró que el atentado suponía "un incremento de la crueldad y la propia degeneración humana". Varios partidos suspendieron sus mítines de campaña en señal de duelo, y pararon muchos colegios públicos de EGB de Bilbao. El lehendakari, Carlos Garaikoetxea, señaló que el asesinato supone el contrapunto dramático de los momentos alegres que vive el pueblo vasco tras el triunfo del Athletic. 
María Dolores Ledo, esposa del
Policía Nacional Pedro
Barquero, asesinada por ETA en 

Bilbao
"Esperemos que esto termine algún día. No se dan cuenta del espanto que significa para unas familias, esposas e hijos lo que está sucediendo". El delegado del Gobierno, Ramón Jáuregui, afirmó que los autores del atentado están llevando al País Vasco a la ruina e hizo un llamamiento al pueblo vasco para que condenasen los hechos y colaborasen con las Fuerzas de Seguridad del Estado en la detención de los terroristas. El PSOE señaló en un comunicado que se trata de una obra "inhumana y bestial del fanatismo e irracionalidad de los asesinos", mientras que Alianza Popular solicitó al Gobierno que "tomase las medidas necesarias para cortar esta plaga criminal y para cegar las fuentes que la nutren
Se celebraban en toda España elecciones Municipales.
Se celebraban elecciones locales en toda España y elecciones autonómicas, a sus respectivos Parlamentos, en trece comunidades autónomas: Aragón, Asturias, Cantabria, Navarra, La Rioja, Comunidad Valenciana, Murcia, Extremadura, Castilla-León, Madrid, Castilla-La Mancha, Canarias y Baleares. En las elecciones locales el PSOE obtenía la mayoría absoluta en 26 capitales de provincia con 21.292 concejales, seguido de Alianza Popular con 16.307 concejales. En las elecciones autonómicas, el PSOE obtenía la mayoría en 11 comunidades autónomas. Alianza Popular se hacía con  la mayoría en dos (Cantabria y Baleares).


El juez de Delitos Monetarios, Luis Lerga Gonzálvez, ordenaba de oficio la detención de José María Ruiz-Mateos, basándose en lo dispuesto en el artículo 487 y concordantes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, por no haber comparecido a declarar. Tal decisión fue comunicada al director general de la Policía para que proceda a la busca y captura de Ruiz-Mateos y sea puesto a disposición del juzgado. 

Luis Lerga , juez de delitos monetarios.
El auto de detención, dictado  por el juez Luis Lerga, decía, lo siguiente:
"Considerando: que a tenor de lo dispuesto en el artículo 487 y concordantes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal cuando a quien se impute un acto punible y sea citado a declarar no compareciera ni justificara causa legítima que se lo impida, la orden de comparecencia podrá convertirse en orden de detención, por lo que resulta procedente declarar la detención de José María Ruiz-Mateos, mandándose para llevarla a efecto las comunicaciones oportunas inmediatas al ilustrísimo señor director general de Policía, su búsqueda, captura y puesta a disposición de este juzgado tan pronto como sea habido".

"Vistas, las disposiciones citadas y demás de general aplicación, su señoría, ante mí, el secretario, dijo: Se ordena la detención de José María Ruiz-Mateos, librándose a tal fin la oportuna comunicación al ilustrísimo señor director general de la Policía para que se proceda a su búsqueda y captura, y habido, le ponga a disposición de este juzgado. Notifíquese esta resolución al ministerio fiscal".

José María Ruiz Mateos con uno
de sus abogados
Los abogados del ex presidente de Rumasa, que se personaron el juzgado, con un escrito en el que explicaban las razones de la no comparecencia de su defendido, no habían recibido notificación alguna, a las nueve de la noche, sobre la decisión del juez. José María Ruiz-Mateos fue citado a declarar el pasado 5 de mayo. Sus abogados justificaron entonces su no comparecencia a través de un escrito en el que, según medios jurídicos, señalaban que no podía declarar por encontrarse ausente de España para defender sus intereses en otros países como consecuencia de las acciones judiciales interpuestas contra él por el propio Gobierno español. Sobre la posibilidad de pedir la extradición de Ruiz-Mateos al Reino Unido, el ministro de Justicia, Fernando Ledesma, manifestó recientemente a Efe que, técnicamente, es posible al aplicar el principio de reciprocidad entre ambos países.

La primera huelga legal en la historia de la policía española tenía lugar en Madrid. Los dos máximos dirigentes sindicales de la de Policía (Sindicato Profesional de Policía y USP, aseguraban que no pensaban renunciar al derecho de huelga que, como trabajadores, asistía a los policías. Ponían de manifiesto que el colectivo carecía de los mínimos derechos y libertades laborales. Abogaban por la democratización y desmilitarización de la policía, y precisaban que nunca habían pretendido atacar al Ejército. Igualmente, defendían el reconocimiento del derecho de sindicación para la Policía Nacional además de señal  el tratamiento económico injusto del que eran objeto y cifraban en cerca de las 50.000 pesetas el agravio económico que sufrían. 


La Policía Española se ponía en huelga por
primera vez  en su historia.
A partir de estas premisas reclamaban  que en  la integración entre el Cuerpo Superior de Policía y la Policía Nacional debería primar lo civil sobre lo militar, la formación policial sobre la formación militar y, en consecuencia, los militares destinados en Policía Nacional deben reintegrarse a su dignísima función en el Ejército. 

Según los sindicatos policiales, la policía española carecía del más mínimo estatuto laboral, su reglamento actual determinaba que los policías se encontraban en servicio permanente, por lo que carecían de horarios, hacían horas extraordinarias, nocturnas y festivas que no les era reconocidas, su trabajo implicaba un riesgo límite: la posibilidad de ser asesinados. En síntesis, carecían de los mínimos derechos y libertades de que gozaba el resto de los ciudadanos y corrían un riesgo superior al resto de los funcionarios.

Los Reyes de España iniciaban una visita oficial de dos días de duración a Argelia, como invitados por el Presidente argelino, Chadli Benyedid, que se enmarcaba no sólo en el contexto de materializar la política de equilibrio con el Magreb del Gobierno español, sino también la densidad y la importancia que tanto Madrid como Argel conferían a las relaciones entre los dos pueblos vecinos, así una voluntad política compartida para estrechar relaciones y que representaba el primer viaje de un Jefe de Estado español a Argelia.

Chadli Bendeyid presidente de Argelia
Don Juan Carlos y Doña Sofía, que fueron  despedidos en Barajas por el Presidente del Gobierno, Felipe González, varios ministros, los miembros de la Junta de jefes de Estado Mayor y los presidentes del Congreso y del Senado, acudieron a una cena de gala, poco después de su llegada a Argel, que ofreció en su honor Chadli Benyedid. La Prensa argelina destacaba la visita de los Reyes, poniendo de relieve que se trataba del primer viaje oficial de un jefe de Estado español a Árgel, así como el papel preponderante del rey Juan Carlos en la joven democracia española. La foto de don Juan Carlos, al lado de la del presidente argelino Chadli Benyedid, aparecía en las primeras páginas de los rotativos del país norteafricano. 

Aprobada en el Congreso la Ley de expropiación de Rumasa. El juez Lerga ordenaba la detención de Ruiz Mateos.

Miguel Roca anunciaba la creación  del Partido Reformista.

Los Reyes de España iniciaban un viaje oficial a Brasil La visita de seis días a Brasil representó el comienzo de una nueva etapa de mayor contenido político en las relaciones entre los dos países. En la Cámara de Diputados, fueron recibidos en una sesión especial, por el primer secretario de la mesa, diputado Fernando Lyra, uno de los líderes del ala socialista del Partido del Movimiento Democrático del Brasil, el mayor partido de oposición del país. 

Los Reyes de España visitaban Brasil
En el aeropuerto de Brasilia, los Reyes fueron recibidos con honores militares por tropas brasileiras. El presidente Figueiredo, y su esposa Alma, saludaron a la pareja real al frente del Gobierno en pleno, mientras se disparaban las veintiuna salvas de ordenanza. El recibimiento,  en la ciudad de Brasilia fue frío. En el palacio de Itamaraty, sede de la cancillería, el general João Baptista Figueiredo, presidente del Brasil, y su esposa, ofrecieron una cena de gala a los Reyes de España, al término de su primera jornada oficial en este país. Los Reyes recibieron también a los embajadores acreditados en Brasilia después que don Juan Carlos y el general Figueiredo se entrevistaran durante una hora.

Durante la visita del Rey en el Instituto de Cultura Hispánica, un modesto edificio situado en una calle lejos del centro de Brasilia, se celebró un acto político-cultural con todos los embajadores de países hispanoamericanos. 

Los Reyes visitaron seguidamente la principal ciudad del país, Sao Paulo, la urbe más grande  de Sudamérica,  donde fueron recibidos por el gobernador  del estado, el democristiano, también en la oposición al gobierno, André Franco, quien les agasajó con una cena en su honor en el palacio de los Bandeirantes y una visita  a la ciudad. La Universidad de Sao Paulo nombró doctor honoris causa al Rey Juan Carlos. El Rey de España realizó una ofrenda floral ante el monumento de Iparananga, donde en 1822 se proclamó la independencia de Brasil por Pedro I. También los Reyes aprovecharon su visita a Sao Paulo para reunirse, como lo harían de igual forma en Río de Janeiro, con la importante colonia española


El Rey de España ofrecia una corona de flores, ante el
monumento a los héroes de la II guerra mundial
en Río de Janeiro.
En su visita a Río, los Reyes de España fueron recibidos por el gobernador del estado, el socialista opositor al gobierno de la Nación, Leonel Brizola, que les ofreció una cena de bienvenida. Los Reyes aprovecharían su estancia en Río, para trasladarse hasta el monumento a los héroes de la segunda guerra mundial, donde depositaron una corona de flores. Igualmente girarían visita al Pan de Azúcar y al Cristo Redentor del Corcovado. De seguido inaugurarían en el Museo Nacional de Bellas Artes, una exposición pictórica de la Escuela Sevilla del siglo XVII, obras cedidas por museos españoles.

Los Reyes pudieron presenciar en directo el carnaval brasileño pues en su honor desfilaron por el centro de Río, numerosas comparsas y escuelas de samba. Miles de cariocas arroparon con su presencia a los monarcas hispanos en una noche que finalizó  con la quema de un impresionante castillo de fuegos artificiales.

Llegada de los Reyes de Esapña a Montevideo.
Los Reyes de España llegaban a Montevideo, procedentes de Brasil, para realizar una visita a Uruguay de 53 horas de duración. Esa nueva etapa del periplo suramericano iniciado en Brasil era contemplado con un interés especial, ya que el rey Juan Carlos se  entrevistó  en Montevideo con los representantes de los partidos políticos uruguayos -tanto los autorizados como los proscritos- en una recepción conjunta. 

Los Reyes fueron recibidos por una multitud que se calculaba en medio millón de personas que se lanzaron a las calles de Montevideo para recibir los Reyes de España.

El Rey de España se reunía en Uruguay con la oposición al régimen
del General Álvarez.
A lo largo de los treinta kilómetros que separaban el aeropuerto de Carrasco de Montevideo una fiesta popular y emocionada vitoreó incansable al Rey, a España, a la libertad, a la democracia.

Los accesos al aeropuerto -que fue cerrado por dos horas-quedaron prohibidos al público. El Rey, en su primer discurso, en el mismo aeropuerto, pronunció palabras amables de gratitud y de honra para la nación uruguaya. El presidente Álvarez, sin embargo, hizo un canto a la libertad y comparó los procesos democráticos de España y Uruguay. 

El Gobierno aprobaba el plan ZEN (Zona Especial del Norte) para la seguridad en el País Vasco.
El Gobierno acordaba remitir a las Cortes el Proyecto de Ley de Reforma Universitaria.


Guardia Civil Antonio Conejo
asesinado por ETA en
Pamplona.
A las once de la mañana del 28 de mayo  ETA asesinaba en Pamplona a los guardias civiles Antonio Conejo Salguero y Fidel Lázaro Aparicio, cuando se encontraban vigilando en el interior del edificio central de Correos de la capital Navarra, situado en el Paseo Sarasate de Pamplona.
Tres guardias civiles se encargaban de la seguridad del edificio. Dos de ellos en la zona de acceso al público y un tercero en el interior de una garita blindada. Dos etarras se introdujeron en el edificio donde, en esos momentos, se encontraban unas sesenta persona entre empleados y clientes. Cuando estaban a un metro de distancia de los guardias civiles los terroristas sacaron sendos revólveres del calibre 38 y dispararon doce tiros.
Los guardias cayeron al suelo y ahí fueron rematados, sin que el tercer guardia civil fuese capaz de reaccionar. Los etarras contaron con la ayuda de una tercera persona, al parecer una mujer. En medio del pánico provocado por el tiroteo, los pistoleros huyeron del lugar con toda tranquilidad.
El tercer guardia civil acudió al lugar donde se hallaban sus dos compañeros agonizando en medio de dos charcos de sangre. Los guardias civiles fueron trasladados rápidamente al Hospital de Navarra, el cabo primero Antonio Conejo, y a la Clínica Universitaria, el guardia civil Fidel Lázaro. Ambos ingresaron ya cadáveres.
Guardia Civil Fidel Lázaro
asesinado por ETA en
Pamplona.
A los pocos minutos de producirse el atentado, varias personas que habían acudido al lugar de los hechos colocaron una bandera española y dos ramos de flores donde habían caído los guardias. El delegado del Gobierno en Navarra, Luis Roldán, acudió también al edificio de Correos, junto con miembros de la Guardia Civil y la Policía Nacional y varios parlamentarios navarros.
El atentado se produjo a unos doscientos metros escasos del palacio de la Diputación Foral de Navarra, donde había comenzado la reunión de la junta preparatoria del recién elegido Parlamento de esta comunidad para decidir la fecha de constitución de la Cámara. Los partidos políticos que integraban el Parlamento, con excepción de Herri Batasuna que no asistía a las sesiones, condenaron el atentado en duros términos.
Funeral celebrado en Pamplona por el alma de los Guardias Civiles
Antonio Conejo y Fidel Lázaro, asesinados por ETA
La capilla ardiente con los cuerpos de los dos guardias civiles se instaló por la tarde en las dependencias de la Delegación del Gobierno. Al día siguiente, 29 de mayo, se celebró el funeral por sus almas en la Iglesia de San Miguel de Pamplona. Los féretros con los restos mortales de los guardias civiles fueron llevados a hombros por sus compañeros desde el edificio de la Delegación del Gobierno hasta la iglesia. Al funeral asistió el Rey Juan Carlos, acompañado del ministro del Interior, José Barrionuevo, y altos mandos de la Guardia Civil y la Policía Nacional. Posteriormente, una marcha con varios centenares de personas recorrió las calles de Pamplona gritando consignas en contra de la banda asesina ETA.
El asesinato de Antonio y Fidel fue reivindicado por los Comandos Autónomos Anticapitalistas, pero judicialmente ha quedado impune.
Cartel Día de las Fuerzas Armadas celebradas
en Burgos.
Con la habitual solemnidad de años anteriores, los Reyes de España presidieron  en Burgos el acto de homenaje a la bandera, dentro de la semana de las Fuerzas Armadas, que culminaron con un desfile militar en la capital castellana. La atención del acto se centró en el presidente del Gobierno vasco, Carlos Garaicoechea, que fue fuertemente abucheado  al limitarse a realizar un gesto de respeto a la enseña nacional, pero no llegar  a inclinar su cabeza ante la misma.

El acto de homenaje a la Bandera, celebrado en el aparcamiento situado en el antiguo cuartel de Caballería, se inició a las 20.00 horas, poco después de que sobre la ciudad cayera una fuerte tromba de agua. Tras la llegada  del Rey, que vestía uniforme de Capitán General del ejército de Tierra, este saludó a las autoridades presentes y, seguidamente, pasó revista, acompañado del presidente de la junta de jefes de Estado Mayor, a los 1.200 hombres que formaban en la explanada, pertenecientes a los tres ejércitos. A continuación, la familia real se situó en la tribuna central. En la de la derecha, se colocaron, por este orden, el presidente del Gobierno, los titulares del Tribunal de Cuentas y del consejo general del Poder Judicial, los ministros de Justicia, Interior, Administración Territorial, Presidencia, Transportes y Cultura, y, seguidamente, los presidentes de las comunidades autónomas de Castilla-León, País Vasco, Cantabria, Navarra y Rioja. En la tribuna de la izquierda, se situaron el ministro de Defensa, seguido de los miembros de la junta de jefes de Estado Mayor y de las primeras autoridades militares de la VI Región Militar (Burgos).

Homenaje  a la Bandera en Burgos.
Poco después, el Rey hizo entrega a un oficial de una gran bandera destinada a ser colocada en un gran mástil, de unos diez metros de altura, instalado en el centro de la explanada, en cuya base figuraba un escudo de España. Segundos antes de ser izada la enseña, a través de la megafonía se invitó a todos los presentes a saludar a la bandera, como símbolo de la unidad de la Patria. En ese momento, todas las miradas s edirigieron  hacia el presidente del gobierno autónomo  vasco Carlos Garaicoechea y mientras los militares se cuadraban y las autoridades civiles inclinaban sus cabezas durante el minuto largo que duró el izado de la bandera él permaneció ssin moverse ni inclinar en señal de respeto la cabeza.Por tal motivo, una vez finilizado el acto de Homenaje  a la Bandera, fue duramente abroncado por la inmensa mayoría del publico presente. 

Por la mañana, el Rey asistió a otros actos, siempre en medio de las fuertes medidas de seguridad en las  que participaron más de 1.200 policías. A las 13.00 horas, el Rey y los miembros de la junta de jefes se desplazaron a la Plaza de España, donde el jefe del Estado inauguró un monumento a las Fuerzas Armadas. El monumento  constituido por tres grandes arcos -símbolos de los tres ejércitos-, en cuyas bases se alzaban tres figuras que representaban la paz, la justicia y la libertad. La obra, de unos dieciséis metros de altura, se culminaba con un águila imperial, y había sido realizada por el escultor Juan de Ávalos, autor también, entre otras obras, de las estatuas instaladas al pie de la gran cruz del Valle de los Caídos de Madrid.

El Rey de España y el alcalde de Burgos
inauguraban el monumento dedicado a las
Fuerzas Armadas.
En el curso de este acto, el alcalde de Burgos, José María Peña del Grupo Popular, pronunció ante unas 3.000 personas un discurso en el que entre otras cosas dijo  que "el Cid era creyente y mariano", y que parecía que "con el nombre de España había  reticencia a pronunciarlo y se suple con expresiones académicamente acertadas pero afectivamente escasas. Cierto que nuestro país es la configuración geográfica que marca unas fronteras, pero este país tiene nombre propio, hermoso y eterno; este país, de norte a sur, de este a oeste, desde el cielo hasta el suelo, se llama España".

Precisamente Peña protagonizaba un incidente ante la sede del ayuntamiento, en la recepción ofrecida, a los Reyes. Poco antes de la llegada de éstos, indicó ostensiblemente al presidente del Gobierno que se situara detrás de él, a unos cien metros, ya que el alcalde era quien debía recibir en primer lugar al jefe del Estado. Posteriormente, el alcalde decidió, inicialmente, no saludar a Felipe González tras la llegada del Rey, Juan Carlos quien invitó al propio Peña a que saludara al jefe del Gobierno.

Al día siguiente tuvo lugar en el Paseo de la Victoria el Desfile Militar que cerraba de forma brillantísima la Semana de las Fuerzas Armadas organizada por la VI Región Militar.


Los Reyes de España presidieron el Desfile Militar que cerró
la Semana de las Fuerzas Armadas celebrada en Burgos. 
A las doce de la mañana los Reyes de España, acompañados de sus hijos, llegaron a  la tribuna principal. El rey que vestía uniforme de Capitán General, al bajar del Rolls Royce descubierto,  escuchó el Himno Nacional. De seguido saludó a las primeras autoridades de la Nación, a cuyo frente estaba el Presidente de Gobierno, Felipe González.  

Don Juan Carlos se  situó en la tribuna y el Capitán General de la VI Región Militar, Teniente General Juan Vicente Izquierdo, solicitó permiso para el comienzo de la parada militar, que se inició con el paso, a pesar de la niebla existente, de seis aviones Caribú, varios Hércules y Orión.

El desfile terrestre se inició con el paso de la agrupación Motorizada con carros de Combate M-47, Transportes Oruga Acorazados (TOA)y Blindados motorizados.

Un momento del brillante Desfile Militar. Tropas de Montaña.
Unidades del Regimiento de Artillería de Campaña nº46 con dos baterías de 155/23. Vehículos del batallón Mixto de Ingenieros nº LXI. Regimiento de Infantería San Marcial nº7, Batallón de TOAS del Regimiento de Infantería Saboya nº6  y Batallón de Carros de Combate del Regimiento de Infantería Wad Ras nº55.

Sub agrupación de Artillería con cañones M-107, obuses, así como otros vehículos ligeros y baterías antiaéreas. Sub Agrupación de Ingenieros con unidades del Regimiento de Pontoneros de Zaragoza.

Grupo Regional  de Intendencia, con vehículos de panificación, duchas, y cocinas. Grupo Regional de Sanidad y vehículos ocupados por Damas de sanidad Militar. Unidad de desembarco del Tercio de armada de infantería de Marina con carros de combate M-48.

La Brigada Paracaidista desfila ante los Reyes de España.
El desfile de las tropas  a pie iba al mando del General de la Brigada de Defensa Operativa del Territorio, acompañado en jepps de su estado mayor y fuerzas de la Policía Militar. Le siguieron: Compañía de la Guardia Real. Banderas de las Unidades participantes  en el desfile portadas por oficiales y escoltadas por una sección de fusiles. Compañía de Guardiamarinas de la Escuela Naval de Marín, Compañía de la Academia de Ingenieros, Compañía de la Academia General Militar de Zaragoza, Batallón de Alumnos de la Academia del Aire de San Javier. Academia General Básica de Suboficiales, Batallón de Marinería, Batallón de Infantería de Marina y  Batallón de desembarco del Tercio de Armada de Infantería de Marina.

Tábor de Regulares Tetuán nº1 
Escuadrilla de Zapadores paracaidistas del Ejército del Aire y Escuadrón de Seguridad del Mando Aéreo de Combate. Tábor de Regulares “Tetuán nº 1. Compañías de la Brigada Paracaidista. Compañías de Operaciones Especiales. Batallón de Cazadores de Montaña Colon nº 24. Compañías de Escaladores y esquiadores pertenecientes a  la División de Montaña Navarra nº6. Compañía de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada de la Guardia Civil, compañía de Guardias auxiliares, una compañía del GAR (Grupos Antiterroristas Rurales).A su paso miles de claveles y otras flores, así como grandes aplausos y flameo de cientos de banderas Nacionales.

El público y autoridades que ocupaban las tribunas se pusieron unánimemente en pie con la excepción del ministro de justicia, Fernando Ledesma y los presidentes del Tribunal Constitucional Manuel García Pelayo y del Consejo general del poder Judicial Federico Saínz de Robles,  algo que  no pasó inadvertido, escuchándose comentarios en alta voz contra la actitud de los tres mencionados cargos públicos  

Finalizado el paso de las Unidades de la Guardia Civil y antes del paso de la Legión, en el cielo aparecieron 16 Phanton del ala12, Mirage-3 y varios  F-5,  así como aviones Harrier y helicópteros H-E 20. La Legión con su vibrante, enérgico  y rapidísimo paso, con su musica propia, compuesta por escuadra de gastadores, banda de cornetas y tambores y música, levantó de nuevo oleadas de gritos, vivas, flores y aplausos.

La Guardia Civil a caballo cerró la parada  militar. 
Cerraron el desfile tre secciones  a caballo de la Guardia Civil en uniforme de gran gala.

   Al finalizar la parada Militar, los Reyes tras escuchar el Himno Nacional, se despidieron de las autoridades y de los miles de burgaleses que se agolpaban en el paseo. Desde allí se trasladaron al Hotel Landa donde  ofrecieron una comida a los mandos y representaciones de las Fuerzas participantes en el desfile. 

El día 29 de mayo el presidente del Gobierno Felipe González iniciaba una gira por Centroamérica, cuya  primera escala sería Santo Domingo, donde fue recibido por el presidente de la República Dominicana, Jorge Blanco. Felipe González manifestó el apoyo del Gobierno español a las gestiones de paz del grupo de Contadora


El presidente del Gobierno Felipe González, era
recibido por el presidente venezolano Herrera Campins.

El día 31 de mayo visitó Santa Fe de  Bogotá (Colombia), en donde fue recibido por el presidente colombiano, Belisario Betancur. Durante su estancia en este país, Felipe González criticó la política negativa del Gobierno de Reagan en Hispanoamérica y asistió junto al príncipe Felipe a los actos que tuvieron lugar en Cartagena de Indias con motivo de la conmemoración de su 450 aniversario.


Desde Colombia viajó a Venezuela, donde se entrevistó con su presidente, Luis Herrera Campins, en un ambiente oficial muy frío, dada la situación preelectoral en que se encontraba entonces este país.

En Méjico el presidente del gobierno se entrevistó
con el presidente azteca Miguel de la Madrid.
En Panamá conversó con el presidente de la república, Ricardo de Espirella, pero no pudo hacerlo con el jefe de la Guardia Nacional, general Rubén Darío Paredes, candidato a la presidencia en la proxima elecciones a celebra en el país centroamericano.

El 3 de junio, llegó a México y se reunió con el presidente mexicano Miguel de la Madrid. Además de cuestiones relacionadas con Centroamérica, ambos jefes de Gobierno abordaron temas de carácter económico como las líneas de crédito abiertas en México y España para favorecer la inversión.

Don Felipe de Borbón realizaba su primer viaje al
extranjero, en esta ocasión, a  la ciudad colombiana de
Cartagena de Indias
para conmemorar el 450 aniversario
de la fundación de la cuidad.
Don Felipe de Borbón, príncipe de Asturias, viajaba, por primera vez en su vida, a Hispanoamérica, llevando, también por primera vez en su vida, la representación de la Jefatura del Estado. El Príncipe, con poco más de quince años, asistía a los actos conmemorativos del 450º aniversario de la fundación de Cartagena de Indias (Colombia), actos en los que también estuvieron presentes el presidente del Gobierno español, Felipe González, y varios cancilleres iberoamericanos. 

Con un impecable traje azul marino, extremadamente serio y sin dar la más mínima muestra de nerviosismo, don Felipe escuchó, firme sobre el podio, el himno nacional después de saludar, uno por uno, a la fila de personalidades que acudieron a despedirle el vicepresidente del gobierno, Alfonso Guerra: Gregorio Peces-Barba, presidente del Congreso de los Diputados; Arturo Lizón, en representación del presidente del Senado; los ministros de la Presidencia y de: Transportes, Javier Moscoso y Enrique Barón, respectivamente; el gobernador civil de Madrid, José María Rodríguez Colorado; el presidente de la Diputación, César Cimadevilla, y el primer teniente de alcalde de Madrid Juan Barranco.

El Príncipe Felipe de Borbón.
Don Felipe, acompañado por el capitán general de la I Región Aérea, teniente general Martínez Vara del Rey, pasó revista a las tropas de la XI Escuadrilla Aérea, que le rindió honores. Era igualmente la primera vez que el Príncipe recibía tales honores en solitario. el Príncipe subió al avión, en el que viajó a Santo Domingo acompañado del jefe y del secretario de la Casa Real, marqués de Mondéjar y general Sabino Fernández Campo, respectivamente. El avión Mystere hizo escala para repostar en Azores, para proseguir viaje vía Santo Domingo.


Joaquín Leguina tomaba posesión de la presidencia de la
Comunidad de Madrid.
Los socialistas Demetrio Madrid, Castilla-León, Joaquín Leguina, Comunidad de Madrid, José Bono, Castilla-La Mancha, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, Extremadura, Pedro de Silva, Asturias, Gabriel Urralburu, Navarra, Joan Lerma, Valencia, Andrés Hernández Ros,  Murcia, Jerónimo Saavedra,  Canarias, Santiago Marraco, Aragón y José María de Miguel. La Rioja y los populares Gabriel Canellas, Islas Baleares y José Antonio Rodríguez, Cantabria, tomaban posesión como presidentes de los gobiernos de sus respectivas comunidades autónomas 


El seis de junio cuando se cumplían setenta y tres días de secuestro Diego Prado y Colón de Carvajal era liberado en las cercanías de Coslada (Madrid) en un estado físico y psíquico lamentable y muy quebrantado por el largo encierro. 


Liberación de Diego Prado y Colón de Carvajal.
Diego Prado permaneció setenta y tres días encerrado bajo vigilancia de los terroristas- en un lugar que no pudo nunca ser concretado- hasta conseguir la organización una suma por su rescate de entre los 600 y 700 millones. En ese largo espacio de tiempo, la familia del secuestrado recibió una llamada de personas no identificadas, responsabilizándose de la acción criminal en nombre de la organización terrorista ETA. Por su parte y el periódico "Egin" publicó el uno de mayo de 1983 una carta escrita por Diego Prado y fotografías suyas, todo ello remitido al citado diario por la banda armada.
Alrededor de las nueve menos cuarto de la noche del día 7 de junio, dos terroristas miembros de los Comandos Autónomos Anticapitalistas asesinaban en Azpeitia (Guipuzcoa) a Francisco Machio Martos, vecino de la localidad y trabajador en paro.
Cadáver de Francisco Machio, asesinado por los
comandos Autónomos en Azpeitia.
Los terroristas entraron a cara descubierta en el Bar Amaya, donde se encontraba Francisco con dos amigos, y le dispararon a bocajarro mientras tomaba un vino en la barra del bar. Los asesinos remataron a la víctima, ya en el suelo, con un segundo tiro. A continuación salieron del local andando a paso ligero pistola en mano en dirección a la plaza del pueblo, donde les esperaba un tercer terrorista a bordo de un vehículo en el que emprendieron la huida.
Francisco había recibido dos impactos de bala en la cabeza y falleció casi en el acto. En el momento del atentado se encontraban en el bar, además de los dos amigos de la víctima, los propietarios del establecimiento.
El 16 de junio fallecía Eduardo Vadillo Vadillo, incapaz de superar las graves heridas sufridas por la explosión de una bomba dos días antes. A las once de la mañana del martes 14 de junio de 1983, Eduardo fue alcanzado por la metralla de una bomba colocada por ETA, que explosionó en el momento en que adelantaba con su vehículo a otro vehículo de la Guardia Civil, en el que iba el teniente coronel José Lull Catalá, objetivo del atentado, y cuyos ocupantes resultaron ilesos.
El atentado ocurrió en el Alto de Trabacúa, en una angosta carretera entre Durango y Marquina. El lugar, boscoso y con numerosas curvas, ya había sido escenario de otras emboscadas de la banda terrorista contra miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Hacía justamente un año, el 8 de junio de 1982, dos guardias civiles resultaron heridos, uno de ellos muy grave, en un atentado prácticamente idéntico, registrado en un paraje próximo al del Alto de Trabacúa. 
Eduardo Vadillo
El 14 de junio el teniente coronel de la Guardia Civil, y jefe de la 512 Comandancia de Vizcaya, circulaba en su vehículo oficial por esa carretera. Durante todos los años que estuvo al frente de esa Comandancia, José Lull Catalá tenía por costumbre acompañar a las patrullas de sus agentes cuando tenían que hacer itinerarios regulares que les exponían a ser objetivo de atentados terroristas. De esa forma compartía el riesgo con los guardias civiles bajo su mando y mantenía alta su moral. Sabedores de esta circunstancia, la banda terrorista ETA había intentado atentar varias veces contra él.
Miembros del grupo Gorrochategui de ETA habían colocado en un arcén de la carretera una bomba del tipo conocido como hornillo. Se trataba de un tipo de bomba en el que la carga era colocada adosada a los laterales de un recipiente metálico de forma cónica, que luego es rellenado con la metralla. El efecto es que, al estallar, el explosivo concentra la onda expansiva en el vértice del cono, proyectando la metralla en un ángulo de unos 45 grados. Es uno de los artefactos más mortíferos, pues la metralla así proyectada es capaz de perforar superficies muy duras. La bomba había sido colocada hacía algún tiempo, pues la banda terrorista sabía que, tarde o temprano, pasaría por la carretera algún vehículo de la Guardia Civil. La vegetación del lugar dificultaba la visión de los etarras, situados a unos setenta y cinco metros.
Estado en que quedó el vehículo de
Eduardo Vadillo.
En torno a las 11:30 horas del 14 de junio, cuando el coche del teniente coronel Lull estaba a punto de llegar al lugar en el que estaba colocado el artefacto explosivo, fue adelantado por otro vehículo, conducido por Eduardo Vadillo. Los etarras confundieron ese coche con el de la Guardia Civil, y activaron la bomba. La potencia de la explosión desplazó el vehículo, acribillado por los diez kilos de metralla, a unos veinte metros de la carretera.
Eduardo Vadillo, alcanzado por la metralla en la cabeza, el pecho y un brazo, fue recogido gravemente herido y trasladado al Hospital de Basurto. El parte hospitalario precisó que el herido presentaba "heridas por metralla, orificio de entrada en parietal derecho, que provoca fractura con estallido de bóveda craneal y pérdida ósea, por entrada de una tuerca que aparece alojada debajo del parietal contralateral y produce salida de masa encefálica y signos de afectación neurológica muy importantes. Fractura abierta de húmero derecho. Herida incisa a nivel del tercio medio del esternón, no penetrante". Dos días después, el jueves 16 de junio, Eduardo fallecía en el hospital.
El Presidente del Gobierno, Felipe González, comparecía ante el Congreso de los Diputados para explicar las medidas del Gobierno contra el terrorismo.

Cien mil personas pedían en Madrid un referéndum sobre la OTAN.
El Consejo de Ministros acordaba remitir a las Cortes el Proyecto de Ley Orgánica del Derecho a la Educación (LODE).

En torno a las 18:40 horas del 22 de junio, la banda terrorista ETA asesinaba en Pasajes de San Juan (Guipúzcoa) al guardia civil Juan Maldonado Moreno. Su cuerpo quedó destrozado por la explosión de una bomba-lapa adosada a los bajos de su vehículo, que quedó convertido en un amasijo de chatarra.
Guardia Civil Juan Maldonado
asesinado en Pasajes.
La explosión, de gran potencia, tuvo lugar en el momento en el que el guardia civil, que vestía de paisano, accionó la llave de contacto de su vehículo, un Renault 8 de color rojo, aparcado en una pequeña plazoleta que se utiliza como aparcamiento en un extremo del pueblo, muy cerca de su domicilio. El cuerpo del agente fue seccionado en dos por la onda expansiva.
Una mujer de nacionalidad portuguesa, que pasaba por el lugar en el momento de la explosión, resultó herida al ser alcanzada por los cristales del vehículo. La mujer herida fue trasladada al Hospital de la Cruz Roja en San Sebastián, donde le practicaron las primeras curas. Tenía incrustadas en el rostro, y en diferentes partes de su cuerpo, numerosas partículas de cristales, pero los médicos consideraron que sus heridas no revestían gravedad. La onda expansiva destrozó, además, otros vehículos aparcados en las inmediaciones y provocó la rotura de cristales en numerosas viviendas y comercios.
El funeral celebrado al día siguiente en el patio del Gobierno Civil de Guipúzcoa contó con la asistencia, por primera vez en este tipo de actos, del teniente coronel Díaz Arcocha, máximo responsable de la Ertzaintza, que sería asesinado por ETA el 7 de marzo de 1985, y el capitán García Oteiza. Al funeral también asistieron el ministro del Interior, José Barrionuevo; el inspector general de la Guardia Civil, Aramburu Topete; el delegado del Gobierno en el País Vasco, Ramón Jáuregui; el capitán general de la VI Región Militar y otras autoridades. Se renunció al funeral en la Sagrada Familia, tras la negativa del obispo Setién a que el féretro llevara bandera alguna.

El 23 de junio la banda terrorista ETA asesinaba en San Sebastián al policía nacional Emilio Juan Casanova López. Eran aproximadamente las 14:20 horas y hacía dos horas que había finalizado el funeral por Juan Maldonado Moreno, asesinado el día anterior en Pasajes.

Policía Nacional Emilio Casanova
López 
El atentado, obra de los Comandos Autónomos Anticapitalistas, se produjo mediante la explosión de un coche-bomba al paso de una patrulla policial formada por un furgón y una furgoneta con siete agentes de la Policía Nacional en su interior. La patrulla se dirigía al Parque Móvil de San Sebastián y circulaba por el paseo de Mundaiz, en la margen derecha de la ría del Urumea. Los terroristas, apostados en la otra orilla, activaron a distancia la bomba en el momento en que la furgoneta policial se situó al lado del coche cargado de explosivos. 
El vehículo en el que viajaban los agentes fue alcanzado de lleno por la metralla y la onda expansiva de la bomba. La fortísima explosión quemó las ramas de los árboles del paseo y levantó en el aire los restos del coche Seat 127 en el que se encontraba el artefacto explosivo, que contenía gruesos tornillos y tuercas a modo de metralla.
El lateral izquierdo de la furgoneta policial quedó acribillado, con orificios que en algunos casos alcanzaban varios centímetros de diámetro. Emilio Juan Casanova López fue trasladado urgentemente al Hospital de la Cruz Roja, donde falleció poco después, mientras que otros compañeros heridos eran trasladados a la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu de San Sebastián, y otros dos más, al Hospital Provincial. Un portavoz de la residencia sanitaria hizo un llamamiento público a primeras horas de la tarde solicitando sangre para las transfusiones. Uno de los policías heridos, José Antonio Quintana Cañuelo, tenía seccionada parcialmente la arteria yugular y su estado era gravísimo. Sufrió múltiples heridas de metralla en cabeza, tronco y extremidades, shock hemorrágico y paro cardiaco. Era natural de Valencia y estaba casado. Antonio Gutiérrez Pizarro, sufrió heridas graves. El resto de agentes -Jesús María Díaz Barcia, Heliodoro Borrás Jesús, Juan Plaza Navarro y Engracio Calabuig Noguera- resultaron heridos de menor gravedad.
Controles de la Guardia Civil tras el asesinato del Policia
Nacional Emilio Casanova.
Minutos después del atentado, efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil desarrollaron en San Sebastián una amplia operación con controles, cacheos y, en algunos casos, registros de viviendas. El tráfico de amplias zonas de la ciudad quedó colapsado, mientras vehículos policiales cruzaban las calles a toda velocidad haciendo sonar sus sirenas. Cientos de ciudadanos fueron interceptados e identificados en una operación policial espectacular por su envergadura y por la celeridad con la que fue realizada.
Miembros de Falange Española y de la 
Confederación Nacional
de Combatientes, lograban en Santander, impedir
el destrozo de la estatua de Franco
Una manifestación compuesta por elementos marxistas, provistos de palas picos y cuerdas,  intentaban derribar la estatua ecuestre del Generalísimo Franco, obra de José Capuz, que los santanderinos habían dedicado a su memoria en 1964 y que presidía la plaza del Ayuntamiento de la capital cántabra.  Un grupo de falangistas y miembros de la Confederación Nacional de  combatientes, se opusieron a  ello con todas sus fuerzas, desbaratando los propósitos de los sectarios comunistas. En los duros enfrentamientos, en los que al final tuvo que intervenir la Policía, se produjeron varios heridos.  

El 27 de junio la banda terrorista ETA asesinaba en Pamplona a Jesús Blanco Cereceda, jefe del Servicio de Comunicaciones del aeropuerto de Noáin. Varios etarras le esperaban a la puerta de su domicilio desde minutos antes de la 8:00 horas, hora en la que, habitualmente, Jesús salía para dirigirse a su trabajo.
Jesús Blanco Cereceda.
Jesús coincidió en el portal de su casa con una vecina, enfermera de profesión, y ambos salieron juntos a la calle. La víctima estaba ayudando a su vecina a trasladar unos paquetes al automóvil cuando fue abordada por un individuo que llevaba un rato esperando en la acera de enfrente. Otros dos terroristas esperaban sentados junto a una zapatería cercana. Uno de ellos se acercó a Jesús y le disparó tres tiros a bocajarro, uno de ellos en la nuca. Sangrando abundantemente, Jesús pudo andar varios metros hasta caer junto al portal de su domicilio en el barrio de San Juan de la capital navarra.
Mientras los terroristas se daban a la fuga en un vehículo Simca 1200 de color rojo, que les esperaba con el motor en marcha, Jesús fue atendido por la enfermera y por su marido, que era médico. Falleció mientras era trasladado en una ambulancia de la Cruz Roja al servicio de urgencias del Hospital de Navarra. El parte médico facilitado en este centro sanitario señalaba que el fallecido presentaba dos orificios de entrada en hemitórax izquierdo con salida por la región axilar derecha y por región escapular derecha.



Rafael Escobedo era condenado por
el asesinato de sus suegros,
los marqueses de Urquijo.
La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Madrid  publicaba la sentencia por la que se condenaba a Rafael Escobedo a dos penas de 26 años, ocho meses y un día como autor de dos delitos de asesinato en las personas de sus suegros, los marqueses de Urquijo, el 1 de agosto de 1980. Al conocer la sentencia, Rafael Escobedo comentó: "No pensaba que iba a ser condenado. ¡Qué se le va a hacer!".

Los hermanos Juan y Miriam de la Sierra Urquijo y el administrador de la familia, Diego Martínez Herrera, presentaron  una querella contra la revista Interviu.La querella se interpuso por un reportaje en el que los implicaba, junto con  otras personas, en el asesinato de los marqueses. La familia Escobedo manifestó su estupor por la condena, y miembros de esta familia aseguraron que el reportaje que publicaba la revista Interviu, en el que se implicaba al padre del condenado y a otras personas en los hechos, "es vergonzoso". El juez del Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid rechazó la petición de secuestrar Interviu a raíz de la publicación del reportaje.

El texto del reportaje, que en la portada aparecía con el título Los asesinos, con nombre y apellidos. Todo lo que no se contó en el juicio, implicaba en el asesinato de los marqueses de Urquijo, como autores, cómplices o encubridores, a Miguel Escobedo Gómez Martín, padre del condenado; Mauricio López Robert Melgar, marqués de Torre Hermosa; Diego Martínez Herrera, administrador de los marqueses de Urquijo, y Javier Anastasio y José Juan Hernández Valverde, amigos de Rafael Escobedo.

A las nueve menos cuarto de la mañana del 13 de julio, ETA asesinaba a tiros en las inmediaciones de la estación del ferrocarril de la localidad vizcaína de Sopelana al Policía Nacional Manuel Francisco García San Miguel, cuando regresaba a su domicilio tras acabar su servicio como conductor de un coche celular del 091 en Guecho.
Policía Nacional Manuel García
San Miguel, asesinado en
Sopelana.
Manuel se vistió de paisano antes de salir de la comisaría de Guecho, y se dirigió a la estación para coger el tren con destino a Sopelana, donde vivía con su familia desde dos meses antes. Era un trayecto de apenas cinco kilómetros. Al llegar a Sopelana, el policía se apeó del tren y, cuando se disponía a dirigirse hacia su domicilio, en la calle Zubike, dos individuos se le acercaron por la espalda y le dispararon dos tiros en la cabeza, provocándole la muerte casi en el acto. Cuando estaba ya en el suelo, los terroristas lo remataron con un tercer disparo. En el lugar del atentado se recogieron posteriormente tres casquillos marca SF, calibre 9 milímetros parabellum. Manuel recibió los disparos en el cuello y el pecho y quedó tendido en el suelo, en mitad de un gran charco de sangre.
Julián San Cristobal
Gobernador Civil de Vizcaya.
El gobernador civil de Vizcaya, Julián Sancristóbal, hizo por radio una petición pública de colaboración ciudadana, y advirtió a los autores del atentado "que no descansaremos hasta localizarlos, que vamos a ir por ellos y que lo van a pagar sin ninguna duda". Lo cierto es que, a día de hoy, no se sabe quiénes acabaron con la vida del policía nacional.

El Grupo Parlamentario del PNV presentaba en el Congreso de los Diputados una Proposición de Ley para desarrollar la institución del Jurado.

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobaba el Proyecto de Ley Orgánica de Reforma Universitaria y lo remitía al Senado.

Ramiro Salazar, asesinado
en Vitoria por ETA.
Alrededor de las nueve y media de la mañana del 23 de julio, la banda terrorista ETA asesinaba en Vitoria al empresario Ramiro Salazar Suero, propietario de un taller de compraventa de vehículos. Dos pistoleros a cara descubierta le dispararon en la nuca cuando se disponía a abrir el establecimiento en la avenida de los Pinos de la capital alavesa. Los etarras llevaban un rato merodeando por la zona, esperando la llegada de Ramiro, lo siguieron y lo abordaron por la espalda, disparándole sin que tuviese tiempo de reaccionar. Los terroristas emprendieron la huida a pie, en dirección al centro de la ciudad.
La víctima, socorrida en primer término por un cabo de la Cruz Roja, tenía una herida de bala en la sien izquierda, que le había dejado gravemente herido. El cabo, que pasaba casualmente por el lugar, detuvo su vehículo al oír el disparo y solicitó ayuda a una dotación de la Policía Nacional para introducirlo en el vehículo de la Cruz Roja. Ramiro fue trasladado al Hospital General Santiago Apóstol, donde ingresó a las diez de la mañana en situación de coma y con parada cardiaca. Estuvo tres horas debatiéndose entre la vida y la muerte. Quince minutos antes de la una del mediodía, el empresario falleció sin que los médicos que le atendían pudieran hacer nada por salvar su vida.
En el lugar de los hechos se recogió posteriormente un casquillo del calibre 9 milímetros parabellum, marca FN. Pocas horas después, ETA asumió la autoría del asesinato mediante una llamada al diario Egin.

El rey de España Juan Carlos I firmaba en Venezuela la Declaración de Caracas] con motivo del bicentenario del nacimiento de Simón Bolívar.

 Entraba en vigor la nueva ley laboral que establecía  las 40 horas semanales de trabajo y los 30 días de vacaciones anuales.

Guardia Civil Rafael Gil.
A las cinco de la tarde del domingo 31 de julio, los Comandos Autónomos Anticapitalistas asesinaban a tiros en Guetaria (Guipúzcoa) a los guardias civiles Rafael Gil Marín y Enrique Rúa Díaz, adscritos a la Comandancia de Zarauz. Los guardias se encontraban de paisano en el puerto de Guetaria en tareas de vigilancia de dos embarcaciones capturadas hacía cinco semanas en una operación contra el contrabando de tabaco americano. Las lanchas habían sido aprehendidas por el servicio de información fiscal de la Guardia Civil en la ría de Deba y trasladadas al puerto de Guetaria.
El agente Rafael Gil se encontraba en el interior de un coche Seat 131, en el asiento situado junto al conductor, con el respaldo reclinado cuando fue asesinado. Su compañero, Enrique Rúa, que estaba en traje de baño, apareció junto al coche, en el borde de uno de los diques del puerto. Al parecer, se encontraba sentado de espaldas al vehículo, mirando al mar y dispuesto a darse un chapuzón. Uno de los terroristas disparó contra Enrique a quemarropa con una escopeta, mientras el segundo tiroteaba con una pistola a Rafael. Los dos murieron en el acto.
Guardia Civil Enrique Rua
La zona estaba muy concurrida de visitantes por ser un día propicio para comer en los restaurantes cercanos al puerto, pero nadie quiso aportar datos para reconstruir con exactitud los hechos e identificar a sus autores. A los pocos minutos de producirse el atentado, fuerzas de la Policía Nacional y de la Guardia Civil establecieron controles en las carreteras de acceso a San Sebastián, así como en la autopista Bilbao-Behobia.
Se aprobaba en el Senado, sin modificaciones sobre el texto del Congreso, la Ley Orgánica de Reforma Universitaria.


El Rey de España presidía en el palacio de Marivent (Mallorca)
por primera vez un consejo de ministros del gabinete socialista,
presidido por Felipe González.
El 4 de agosto, en el Palacio de Marivent, Su Majestad el Rey presidió por primera vez un Consejo de Ministros del nuevo Gobierno socialista, constituido en diciembre del año anterior tras la victoria del PSOE en las elecciones generales del 28 de octubre. 

Pasadas las tres y cuarto de la madrugada del 5 de agosto, la banda terrorista ETA asesinaba en la localidad guipuzcoana de Oyarzun al policía municipal de San Sebastián Manuel Peronié Díez, cuando regresaba a su domicilio tras cenar en un restaurante junto a su amigo Víctor Zabala Urturi y ambos se resistieron a ser secuestrados.
Policía Municipal
Manuel Peronié, asesinado
en Oyárzun
El atentado se produjo a cuarenta metros escasos de la plaza de San Esteban de Oyarzun, localidad que estaba celebrando sus fiestas patronales. Manuel Peronié y su amigo Víctor Zabala se disponían a montar en el vehículo del primero, cuando fueron interceptados pistola en mano por tres terroristas del grupo Donosti de ETA. Los dos amigos fueron obligados a permanecer sentados en el bordillo de la calle junto a un pequeño jardín situado a un costado de la carretera que comunica Oyarzun con Rentería, a la espera de que un cuarto terrorista trajese un vehículo que pretendían utilizar para secuestrarlos.
Durante la espera, que se prolongó por espacio de un minuto, los dos amigos preguntaron insistentemente por las razones de su secuestro, pero fueron obligados a permanecer en silencio bajo la amenaza de las armas. Sin embargo, en un momento de descuido, justo cuando iban a ser introducidos en el vehículo, Manuel y Víctor trataron de huir corriendo, al tiempo que pedían auxilio a gritos. En ese momento, uno de los secuestradores abrió fuego contra ellos. Manuel fue alcanzado en el torso y en la ingle, mientras Víctor huyó carretera abajo perseguido de cerca por uno de los terroristas que descargó su pistola contra él. Sin dejar de correr, a pesar de sus heridas, Víctor Zabala logró escapar e interceptar un vehículo que lo trasladó a un puesto de la Cruz Roja.
También fueron alcanzados por los disparos una pareja de jóvenes, Coro Izaguirre e Íñigo Bengoechea, que pasaban en una moto cerca del lugar de los hechos. Efectivos de la Cruz Roja recogieron el cuerpo sin vida de Manuel Peronié y trasladaron a los dos jóvenes heridos a la Residencia Nuestra Señora de Aránzazu de San Sebastián.

El Tribunal Constitucional estimaba que el contenido total o parcial de 14 artículos de los 38 de que consta la LOAPA (Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico) no se ajustaba a la Constitución, además de modificar de forma sustancial la naturaleza de la norma, al establecer que no tenía carácter orgánico ni armonizador.

Impresionante riada sobre Bilbao.
El día 26 de agosto una impresionante tromba de agua  inundaba y  arrasaba Bilbao   y varios pueblos de las provincia de Vizcaya, Álava y Burgos, en la que ha sido considerada como  la mayor catástrofe natural que se recuerda en Vascongadas y que dejó  34 muertos y cinco desaparecidos.
La riada llegó al final cuando finalizaba la Semana Grande de fiestas de Bilbao conocida con el Aste Nagusia.
Aquella  semana había llovido mucho, pero aquel viernes la cortina de agua se convirtió en tragedia debido a una "gota fría".
Los problemas comenzaron por la mañana  en Guipúzcoa, con caseríos aislados y sin luz, pero Bilbao estuvo tranquila hasta el mediodía.
A las tres de la tarde, las alarmas se dieron en la ciudad de Bilbao pues su ría del Nervión, la arteria de la ciudad, ya amenazaba con salirse de su cauce.
Efectivos de Ejército lucharon denodadamente contra el agua y barro en los
que había quedado sumergido Bilbao.
Cayeron 503 litros de lluvia por metro cuadrado en 24 horas seguidas de lluvia continua, desde las 9.00 horas del viernes a las 9.00 horas del sábado.
Esa tarde, el Nervión se desbordó desde Llodio (Álava), veinte kilómetros hacia el interior, hasta la desembocadura.
La fuerza devastadora del agua mató ese día a 39 personas, causó pérdidas por más de 200.000 millones de las antiguas pesetas y arrasó 101 municipios vascos.
La magnitud de la tragedia se pudo apreciar cuando la ría volvió a su cauce. Una, ría desbordada, anegando el mercado de abastos de la Ribera.
 El agua se había llevado en Bilbao puentes como el de Bolueta o La Ribera, anegó la parte vieja, inundando las siete calles y llevándose por delante la comisaria que la Policía Nacional tenía en la Plaza de las Brigadas de Navarra con la calle María Muñoz, además de centenares de comercios y locales del Casco Viejo que quedaron completamente inundados; destrozó edificios en barrios como La Peña o el Peñascal, carreteras y vías de tren.
Inundaciones en Bilbao.
Se llevó hasta uno de los símbolos del Bilbao de entonces, el barco 'Consulado', atracado permanentemente en la ría, que fue dando tumbos hasta hundirse y nunca ha sido sustituido.
Aguas arriba, los municipios quedaron destrozados sobre todos  Basauri, Galdacano, hasta llegar al alavés de Llodio y varios  de la provincia de Burgos.
Se acumularon miles de toneladas de barro, de restos de viviendas y de coches, que comenzaron a retirar bomberos, policías Nacionales, Guardias Civiles  y Ejército, ayudados por voluntarios que provistos con botas de goma y  palas, trabajaron sin descanso para limpiar la ciudad.
Miles de vizcaínos vivieron entre el lodo, sin luz y sin agua corriente, por lo que camiones cisterna militares tuvieron que repartir agua, mientras soldados del ejército  suministraban alimentos y mantas. La zona se quedó sin  teléfono, así que la radio recobró la importancia de antaño, al convertirse en el único medio de comunicación para muchas familias que dejaban mensajes tranquilizadores que emitían las emisoras.
Plaza de Miguel de Unamuno de Bilbao completamente anegada de agua.
Los Periódicos de aquellos días se hicieron eco de tamaña tragedia con titulares como “Euskadi arrasada” “Bilbao desaparece bajo el fango”. 

El  resto de España se volcó en el envío de alimentos y otros enseres con una región, cuyo lendakari había ofendido a  todos los españoles con su actitud hacia la bandera España en la semana de las Fuerzas Armadas celebrada en mayo en Burgos.
Los Reyes de España y el presidente del Gobierno, Felipe González, viajaron hasta Vascongadas, Felipe González anunciaba que su gobierno declaraba la zona como catastrófica.
Aquellas fueron las inundaciones de la solidaridad, pero también hubo quién intentó aprovecharse de la situación y la Policía Nacional y la autónoma detuvieron a treinta saqueadores en los dos días siguientes a la riada.
El Rey de España visitaba Bilbao
tras la catástrofe.
También se denunció a especuladores que vendían una barra de pan a 100 pesetas y una botella de agua a 140 pesetas. La catástrofe agravó la crisis económica que ya sentía Vizcaya, agobiada por la reconversión industrial.
Pero poco a poco, la ciudad de Bilbao, con su casco histórico arrasado por las inundaciones,  fue resurgiendo de aquella pesadilla.
Por un guiño del destino, ese mismo año, el 83, tocó un segundo premio de la lotería de Navidad en Bilbao, que dejó 7.000 millones de pesetas.

En la madrugada del martes 6 de septiembre, la banda terrorista ETA asesinaba a tiros en la localidad guipuzcoana de Hernani al industrial hostelero Arturo Quintanilla Salas.
Vehículo donde fue asesinado por ETA
Arturo Quintanilla
El atentado fue perpetrado por dos terroristas en el momento en el que Quintanilla Salas, su mujer y su hija mayor, de 15 años, se introducían en su coche para dirigirse al domicilio familiar, después de haber cerrado el Bar José Mari de su propiedad. Cuando estaba arrancando el coche se le acercó otro vehículo de color oscuro que se colocó a su lado. en ese instante, el individuo con gafas y cazadora negras, que estaba sentado junto al conductor bajó el cristal de la ventanilla, asomó la cabeza y el brazo y empezó a disparar a poquísima distancia, ya que la calle es muy estrecha y apenas caben dos coches. Con el primer disparo Arturo cayó reclinado a un costado, y su esposa e hija  madre resultaba heridas leves debiudo a las  rozaduras de las balas. 

Arturo Quintanilla había sido amenazado por ETA militar y había recibido avisos de colocación de artefactos explosivos en el bar de su propiedad al haberse negado a pagar el impuesto revolucionario de diez millones de pesetas, que de forma extorsionadora le exigía la banda de asesinos. Según se supo Arturo intentó pagar hasta en dos ocasiones, "el impuesto" pero no pudo hacerlo efectivo porque ningún representante de ETA acudió a las citas que ellos mismos habían convocado en el País Vasco-francés.  Sin embargo, otras fuentes citadas en algun periódico como "de toda solvencia", señalaron que el industrial trató de engañar a ETA posteriormente, haciéndole creer que se encontraba arruinado. Quintanilla, vinculado al Partido Nacionalista Vasco (PNV), "había asumido algunos cargos en los sindicatos verticales del régimen anterior, dentro de la rama de hostelería".

Asesinato de Francisco Javier Alberdi.
A las 19.30 horas del día 6 de septiembre era asesinado Francisco Javier Alberdi Iriarte, representante comercial de la empresa Licores Goytisolo frente al número 20 del paseo de los Olmos de San Sebastián. Se encontraba en el interior de su automóvil, cuando tres individuos se acercaron y le dispararon tres veces a bocajarro causándole la muerte en el acto. La víctima, que contaba 49 años, y estaba casada sin hijos, se disponía a aparcar su coche, un Renault 14matrícula SS-2382-N, cuando fue abordado por sus asesinos, que llevaban armas cortas. Según testigos presenciales, uno de los agresores discutió acaloradamente con Francisco Javier Alberdi, antes de que éste intentara abandonar su coche y huir. Tras un breve forcejeo éste sufrió tres disparos a quemarropa, uno en el corazón, y los otros en un brazo y una pierna.


Conferencia de Seguridad Europea en Madrid.
Se celebraba en Madrid la conferencia de Seguridad y Cooperación Europea con la asistencia de los ministros de asuntos exteriores de treinta y cinco países. A su clausura asistieron el secretario de Estado norteamericano George Shultz, y el soviético, Andrei Gromyko, y  los representantes de los países neutrales y no alineados, buscando en sus conclusiones un consenso en la lucha por la paz, la distensión, el desarme y los derechos humanos. 


Ultraje gravísimo a la memoria del Caudillo de España.Su estatua
de Valencia, era destruida por encapuchados con la aquiescencia
de autoridades y policía
Un ultraje gravísimo a la memoria del anterior Jefe de Estado Generalísimo Francisco Franco se producía con nocturnidad y alevosía en Valencia. La estatua ecuestre del Caudillo de España que presidía la plaza de su mismo nombre (sustituida esa noche por Plaza del país Valenciano) era objeto de un intento de derribo por parte de operarios municipales, enviados por la alcaldía, que no lograron su fin. Posteriormente un grupo de encapuchados pertenecientes a partidos de extrema izquierda marxistas, perpetraba una acción terrorista serrando las patas  del caballo de la escultura ante la enorme indignación de centenares de valencianos  que se concentraron en la plaza ante tan insólito y deplorable espectáculo. 


Una magnífica obra escultórica era
completamente destrozada
La Policía Nacional cargó repetidas veces contra los ciudadanos que intentaban impedir la destrucción del monumento y que portaban coronas y ramos de flores para depositarlos al pie del mismo- A consecuencia de un ataque cardíaco, producido probablemente por el espectáculo indigno que estaba presenciando, fallecería el obrero Benigno Ojeda, antiguo combatiente de la División Azul. La Policía, que protegió en todo momento a los encapuchados asaltantes de la estatua, cargó repetidamente contra el público con pelotas de goma produciéndose varios heridos. Una señora solicitó a un policía  la entrega de una Bandera Nacional  colocada en el monumento para donarla a la Fundación Franco. El policía, lleno de indignidad e infamia, arrojó de forma displicente al suelo la enseña de la Patria que la señora anónima recogió de forma respetuosa, llevándosela consigo. Las matriculas del camión-grúa  que transportó los restos de la estatua, completamente destrozada, se hallaba cubierta con esparadrapo para evitar su identificación. El gobernador civil de Valencia, otro siniestro personaje, prohibió una manifestación convocada en desagravio de la retirada de la estatua de Franco

Cadáver del Policía Nacional  Pablo Sánchez
asesinado en Urnieta.
A las 7:55 horas del viernes 16 de septiembre, la banda terrorista ETA asesinaba a tiros en la localidad guipuzcoana de Urnieta (Guipúzcoa) al Policía Nacional Pablo Sánchez César, mientras esperaba la llegada del tren para trasladarse al cuartel de San Sebastián donde prestaba servicio. Todas las mañanas, a la misma hora, el agente hacía el mismo trayecto hasta el apeadero del tren para dirigirse al cuartel. Ese día, Pablo Sánchez se dio cuenta de que tres individuos, que le resultaron sospechosos, se acercaban a él, por lo que intentó protegerse en el edificio de la estación. Sin embargo, el agente, que iba desarmado y vestía de paisano, fue alcanzado por disparos de un subfusil y rematado con un disparo en la cabeza por uno de los terroristas, que actuaron a cara descubierta.
Policía Nacional Pablo Sánchez
César.
Los disparos de los terroristas provocaron el pánico entre las numerosas personas que esperaban en los andenes la llegada del tren. Tras el asesinato, los terroristas huyeron en un taxi estacionado en las proximidades. El vehículo había sido robado en Hernani una hora antes a su propietario, el taxista Manuel Garayar Otegui, que relató posteriormente que, cuando estaba en la parada, se le acercaron dos individuos que le dijeron en euskera: "Somos de ETA, entre en el coche".

Daba comienzo en el Congreso de los Diputados el primer debate sobre el estado de la Nación desde la aprobación de la Constitución.

Numerosos camiones españoles, cargados con frutas y hortalizas,  eran brutalmente atacados por agricultores franceses en carreteras del país vecino. El gobierno de Felipe González protestaba energicamente ante el palacio del Eliseo. 


Los reyes de Nepal iniciaban una visita oficial de seis días de duración a España, tras aterrizar en el aeropuerto madrileño de Barajas, donde acudieron a recibirlos don Juan Carlos y doña Sofía, así como el presidente y otros miembros del Gobierno y diversas autoridades del Estado español.

Los Reyes de España ofrecían una cena de gala
a los Reyes de Nepal de visita en España.
Los reyes de España ofrecieron en el Palacio Real  una cena de gala en honor del rey de Nepal, Birendra Bir Bikram y la reina Aishwarya Rajya Laxmi. Acompañaban a los reyes nepalíes en el viaje, la princesa Sharada, el ministro de Asuntos Exteriores, Bishwa Pradhan, quien se entrevistaba con su homólogo hispano Fernando Morán, y el embajador de Nepal en España, Crishna Raj Aral.


Las relaciones diplomáticas plenas entre España y Nepal, habían sido hasta la fecha prácticamente inexistentes. El monarca nepalí, con sus reuniones, intensificó las relaciones entre ambos países en diversos aspectos, como turismo, comercio, cultura y sanidad.

Altos Hornos de Sagunto,
El Consejo de Ministros declaraba el área de Sagunto zona de preferente localización industrial y anuncia el cierre de la cabecera de Altos Hornos del Mediterráneo.

A las 12:15 horas del 5 de octubre fallecía en el Hospital de Cruces de Baracaldo el Policía Nacional Manuel Benito José, dos días después de que la banda terrorista ETA le hiriese de gravedad cuando se encontraba con unos amigos en un bar de Portugalete (Vizcaya).
Policía Nacional Manuel Benito mortalmente
herido en Portugalete.
Poco antes de las doce de la noche del lunes 3 de octubre Manuel Benito se encontraba, vestido de paisano, con unos amigos en el Bar Lugo, de la calle San Nicolás. Además del policía nacional, se encontraban en esos momentos en el bar otras tres personas, entre ellas el propietario del local. Dos terroristas entraron en el establecimiento y, tras dirigirse al lugar donde estaba el agente, le dispararon varias veces, dejándolo gravemente herido con tres impactos de bala en la cabeza y el estómago. A continuación, se dieron a la fuga a pie.
Una patrulla de la Policía Municipal, que se encontraba cerca del bar, fue la primera en llegar al lugar del atentado, donde encontraron a Manuel aún con vida y dieron aviso a la ambulancia. Lo trasladaron urgentemente al Hospital de Cruces donde a los pocos minutos de ingresar quedó en coma profundo, falleciendo dos días después.
El día cinco de octubre, en  el garaje de su domicilio, era secuestrado por un comando de ETA pm VIII asamblea, el capitán de Farmacia del Ejército de Tierra Alberto Martín Barrios. El vehículo de su propiedad apareció abandonado en una calle frente a su domicilio. El comando marxista de ETA “Lauxeta” reivindicaba la acción y secuestro del capitán  en un comunicado enviado a  varios medios de comunicación donde anunciaba “acciones frontales contra el Ejército Español” y pedían al liberación de nueve etarras a cambio de al vida del capitán Martín Barrios.
El Gobierno acordaba remitir a las Cortes el Proyecto de Ley del Servicio Militar.
El Congreso de los Diputados aprobaba el Proyecto de Ley de despenalización parcial del aborto con el voto favorable de los socialistas y de tres diputados de la Minoría Catalana.
Lugar de Hernani donde cayó abatido por asesinos de ETA
Juan Pulido Pavón.
El sábado 8 de octubre la banda terrorista ETA asesinaba en Hernani  (Guipúzcoa) a Juan  José Pulido Pavón. Sobre las 20:30 horas, Juan José salió del Bar Justo en la calle Txirrita de la localidad guipuzcoana, acompañado por dos amigos, Juan Carlos Valdés y José Echevarria. Cuando se disponían a entrar en el coche de este último, un terrorista se acercó y le disparó a muy poca distancia, primero una ráfaga y después tres tiros sueltos. Ninguno de los amigos resultó herido. Los terroristas hicieron, además, varios disparos intimidatorios al aire al observar que algunos vecinos se habían asomado a la calle a ver qué pasaba.
Trasladado urgentemente por la Asociación Detente y Ayuda (DYA) al hospital, falleció en torno a las 22:00 horas, mientras era intervenido quirúrgicamente. La víctima presentaba cuatro impactos de bala en el tórax y otro en el cuello. En el lugar de los hechos se recogieron 5 casquillos de bala del calibre 9 milímetros parabellum.
Aunque algunos rumores apuntaban que la banda lo había asesinado por sus relaciones con el tráfico de drogas, el 16 de octubre ETA militar reivindicó el asesinato de Juan José Pulido, acusándolo de vinculaciones con el Batallón Vasco Español (BVE) y la Triple A.
Por acuerdo de las Mesas del Congreso y del Senado se fijaba el texto final de la Ley del Proceso Autonómico (antigua LOAPA), dando así cumplimiento a la sentencia del Tribunal Constitucional.
A las 14:30 horas del 13 de octubre, la banda terrorista ETA asesinaba en la localidad guipuzcoana de Rentería al guardia civil Ángel Flores Jiménez. A esa hora el agente se dirigía a su casa para comer. Cuando descendía de su coche, sin uniforme y desarmado, dos terroristas a cara descubierta le dispararon a bocajarro, alcanzándole tres disparos, uno de ellos en el cuello que le provocó la muerte en el acto. Los pistoleros huyeron a continuación en un vehículo estacionado en las inmediaciones, a cuyo volante esperaba, a cara descubierta, un tercer individuo.
Guardia Civil  Ángel Flores
El vehículo utilizado para cometer el atentado, un Seat 131, había sido robado a punta de pistola una hora antes en Oyarzun por varios individuos armados, y fue localizado horas más tarde en la calle de Pablo Iglesias, en las proximidades de la estación de Rentería. Su propietario fue encontrado atado a un árbol en el monte San Marcos, en las inmediaciones del barrio de Galzaraborda. Una vez liberado por fuerzas de las UAR (Unidad Antiterrorista Rural de la Guardia Civil) a las tres menos diez de la tarde, el dueño del coche manifestó haber sido secuestrado a las 13:30 horas a la salida de su vivienda, en Oyarzun, por un joven armado que dijo pertenecer a ETA, al que luego se le sumaron dos o tres individuos más. Le sustrajeron el DNI, advirtiéndole de que no debía denunciar el hecho cuando fuese liberado.
El cadáver del guardia civil asesinado fue trasladado inicialmente al cementerio donostiarra de Polloe y, más tarde, al Salón del Trono del Gobierno Civil, donde quedó instalada la capilla ardiente.
Ministro del Interior, José Barrionuevo
Al mediodía del día siguiente, 14 de octubre, se celebró en Rentería el funeral por el alma de Ángel Flores con la asistencia de cientos de personas, en su mayoría vecinos del barrio. Las características del barrio de Beraun hizo que la presencia ciudadana en el funeral fuese muy superior a lo habitual en Guipúzcoa cuando la banda asesinaba a un miembro de las fuerzas de orden público. Beraun era un barrio de población emigrante, donde el PSE-PSOE tenía un gran caladero de votos, lo que le permitió hacerse con la alcaldía de la localidad. Terminada la ceremonia religiosa, el ministro Barrionuevo se dirigió a voz en grito a los ciudadanos con vivas a España, al pueblo vasco, al Rey, a la Constitución, a la Guardia Civil y a las Fuerzas de Seguridad del Estado, que fueron contestadas por el numeroso público asistente.
 A las 18:00 horas del 14 de octubre, un individuo entró en la consulta del doctor Alfredo Jorge Suar Muro, médico pediatra y facultativo del penal de El Puerto de Santa María (Cadiz), saliendo con él a los pocos minutos en dirección desconocida. Testigos presenciales vieron entrar al doctor Suar Muro en un coche empujado por dos personas,  mientras un tercer individuo también se introducía en el vehículo.
Alfredo Jorge Suar.
Horas después, empleados de la residencia sanitaria Fernando Zamácola de Cádiz vieron un vehículo Ford Escort con las puertas abiertas en las inmediaciones del hospital. Los trabajadores se acercaron al turismo y descubrieron el cuerpo del doctor Suar Muro sentado en el asiento del copiloto, recostado hacia atrás y con un impacto de bala visible bajo la oreja izquierda. Los pistoleros de la banda, tras secuestrarlo en su consulta, le habían disparado con un revólver del calibre 38, además de en la cabeza, en la columna vertebral, como se comprobó posteriormente.
El asesinato del médico de la prisión de El Puerto de Santa María se produjo después de que familiares de presos de ETA denunciaran públicamente en un periódico de San Sebastián la atención sanitaria, según ellos deficiente, que recibían los reclusos de esa cárcel. El mismo día en que se descubrió el cadáver del médico, familiares de Juan Carlos Martínez Bastarrica, preso en ese penal, habían denunciado , recogidas sus declaraciones  en las páginas de ABC, que el etarra no recibía la atención médica adecuada a su hemiplejia progresiva, que se manifestaba en la parálisis de su cara y del brazo y pierna derechos. 


Monolito a la memoria del doctor Suar Muro
situado en el penal del Puerto 1
Los familiares del preso sostenían que los primeros síntomas de la hemiplejia habían sido detectados veintidós días antes y que ningún especialista lo había examinado todavía. Además, según la familia, la solicitud de que Martínez Bastarrica fuera trasladado a un centro hospitalario fue rechazada por la Dirección de la prisión. Estas supuestas negligencias médicas fueron desmentidas oficialmente por el director del penal, que dio a conocer el parte médico del Hospital Mora de Cádiz, donde estaba siendo tratado Martínez Bastarrica, según el cual el paciente presentaba una paresia, es decir, una parálisis muy residual que tendría que evolucionar de manera espontánea, además de con los complejos vitamínicos que se le estaban suministrando.

El 18 de octubre la banda terrorista asumía el crimen y aprovechaba el comunicado de reivindicación para amenazar de muerte a todos los funcionarios de prisiones. En el comunicado se decía que los funcionarios de las cárceles donde había "prisioneros políticos vascos" eran "objetivos militares y, por tanto, reos de la justicia popular". La campaña se frenaría si hubiese "una reconsideración consecuente en el ejercicio de su tarea profesional". 

Unos meses después de su asesinato en el penal del Puerto de Santa María, donde ejercía como médico, se descubría un monolito a la memoria de Alfredo Jorge Suar Muro. 


El Papa Juan Pablo II, recibía en audiencia privada al
presidente del Gobierno de España y a su esposa.
"Las relaciones entre el Estado español y la Santa Sede son buenas, y espero que seguirán siéndolo, a pesar de que algunos sectores se empeñen en decir que no lo son", afirmaba en el vaticano el presidente Felipe González a la salida de su coloquio privado con el Papa Juan Pablo II. La entrevista duró media hora y se celebró a puerta cerrada y sin intérpretes. El Papa Wojtyla estaba ya, a la hora de la audiencia con el presidente español, en el Sínodo de los Obispos, la gran sala de audiencias "Pablo VI" y la nueva sede del sínodo. Felipe González llegó al Vaticano acompañado por su esposa, Carmen Romero y por él embajador español ante la Santa Sede, Nuño Aguirre de Cárcer. El Papa, dio la mano al presidente y a los miembros de su séquito, y les dijo: "Gracias por la visita. Quiero expresarles mis mejores deseos para España, para toda la nación y para su majestad el Rey". Cuando Felipe González le felicitó por "la coincidencia de la fecha feliz e importante", refiriéndose al quinto aniversario de su elección al pontificado, que se celebraba ese día, el Papa apostilló: "Es verdad, hoy es la fiesta de Santa Teresa de Ávila".
Guardia Civil José Reyes
Corchado aseniado por ETA
en Oñate.
A las once de la noche del sábado 15 de octubre, la banda terrorista ETA asesinaba en Oñate (Guipúzcoa) al guardia civil José Reyes Corchado Muñoz mediante la activación a distancia de una carga explosiva escondida junto a un muro. La víctima formaba parte de una patrulla de tres vehículos de la Guardia Civil que había salido del cuartel de Arechavaleta para realizar un servicio de vigilancia. Al pasar por el barrio de Zubillaga de la localidad guipuzcoana de Oñate, miembros de la banda terrorista ETA activaron la carga explosiva, que era del tipo hornillo.
La explosión alcanzó de lleno al primer vehículo del convoy, matando casi en el acto a José Reyes Corchado e hiriendo levemente al cabo primero Antonio Ramos Ramírez. El guardia civil que conducía el vehículo, Francisco Borjas Reinoso, resulto ileso.

José Reyes Corchado iba en la parte posterior del vehículo y se vio afectado, sobre todo, por los tornillos que la banda terrorista había colocado junto a los dos kilos de Goma 2 del artefacto explosivo y por las piedras que salieron disparadas como proyectiles, que le provocaron una fractura de cráneo.
Director General de La Guardia Civil
José Luis Aramburu Topete.
Al día siguiente, 16 de octubre, se celebraba el Oñate el funeral por el alma de José Reyes, presidido por el ministro de Interior, José Barrionuevo. Junto a familiares, amigos y compañeros de la víctima, ocuparon también un lugar destacado en la parroquia de San Martín el director general de la Guardia Civil, teniente general José Luis Aramburu Topete, el delegado del Gobierno en la comunidad autónoma vasca, Ramón Jáuregui, el vice consejero de Interior del Gobierno vasco, Eli Galdós, el gobernador civil, Julen Elorriaga, y representantes locales de los principales partidos políticos.
Capitán de Farmacia del
Ejército de Tierra
Alberto Martín Barrios.
La noche del 18 de octubre un grupúsculo escindido de la rama político militar de ETA, autodenominados ETA-pm VIII Asamblea, conocidos como los octavos, acababa con la vida del capitán de Farmacia Alberto Martín Barrios.

Terminaba así un sádico secuestro que se había iniciado trece días antes, el 5 de octubre, cuando Martín Barrios salió de su domicilio poco antes de las ocho de la mañana para dirigirse a su puesto de trabajo en el Gobierno Militar de Bilbao, trabajo al que nunca llegó. Era habitual que hacia las 10:00 de la mañana Alberto llamase a su mujer, María Ángeles, pero esa mañana no lo hizo. Extrañada, fue ella la que llamó a las 11:00 y le comunicaron que su marido no había llegado aún al Gobierno Militar. A partir de ahí, saltaron todas las alarmas y se inició un calvario terrible para la familia, pues la banda asesina no exigía una contrapartida económica, sino la suspensión de un juicio contra miembros de la banda detenidos por el asalto, dos años antes, del cuartel del Ejército de la localidad catalana de Berga, Cuartel de Cazadores de Montaña. Como en el caso del ingeniero José María Ryan antes, y en el de Miguel Ángel Blanco después, el secuestro de Martín Barrios se vivió como la crónica de una muerte anunciada, pues era evidente que el Gobierno no iba a ceder al chantaje de los terroristas.

El Capitan Martín Barrios durante su secuestro.
El secuestro de Martín Barrios coincidirá en el tiempo con algunas de las acciones de la "guerra sucia" contra ETA. Aunque entonces no se conocían sus siglas, fue entonces cuando nacieron los autodenominados GAL. El 15 de octubre, diez días después del secuestro de Martín Barrios, desaparecían en Bayona los etarras José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala. Para la izquierda proetarra el mensaje era claro: Madrid había decidido jugar la baza de la guerra sucia haciendo del secuestro de Martín Barrios una cuestión de Estado. El 18 de octubre cuatro GEOS intentaban secuestrar en Hendaya al octavo José María Larretxea Goñi. Los policías españoles se abalanzaron sobre la moto en que circulaba y, a consecuencia de la embestida, el terrorista resulta herido. La operación fracasaba con la detención de los policías españoles por parte de la Policía francesa. La cúpula policíal, como se conocería posteriormente, decidió el secuestro del etarra con la intención de "canjearlo por el capitán de farmacia Alberto Martín Barrios. Pocas horas después de ese episodio en Hendaya, los octavos anunciaban que habían asesinado a Martín Barrios e indican el lugar donde habían dejado abandonado el cadáver.

El desarrollo del secuestro de Martín Barrios fue sin dudas una cruel y brutal acción de aquellos desalmados asesinos. El 6 de octubre los terroristas enviaron su primer comunicado en el que exigían la suspensión del juicio por el asalto al cuartel de Berga. Al día siguiente en un segundo comunicado, exigían a Televisión Española (TVE) la lectura "en sus informativos de la tarde" de un texto titulado "Berga: 1.000 años de condena a militantes abertzales" en el que cuestionaban la jurisdicción militar por la que iban a ser juzgados los etarras que asaltaron el cuartel y señalaban que, de ser juzgados por la jurisdicción civil estarían en libertad condicional, por lo que consideraban "desorbitadas" las penas que se pedían, que sumaban más de 1.000 años, a los nueve procesados. Dos días después, el 9 de octubre, los terroristas enviaron un escrito a la familia del capitán secuestrado exigiendo que TVE diese lectura de su comunicado el día 11 en los telediarios de la tarde y de la noche. El cuarto comunicado se envió el día 13 de octubre, y en el mismo se daba un plazo de treinta y seis horas para que el texto fuera leído en los informativos de las 15:00 horas y de las 20:30 horas. Este ultimátum iba acompañado de dos fotografías del secuestrado, en las que Martín Barrios aparecía con barba de varios días delante de una ikurriña y de carteles y pegatinas de la banda asesina.
Cadáver del capitán Martín Barrios aparecido
en Galdácano.
Ante esta presión, TVE emitió el día 13 una parte del escrito, condicionando su difusión completa a la liberación del capitán. Los familiares, desesperados, pidieron a Julio de Benito, responsable de los servicios informativos de RNE, que emitiesen otro resumen en el informativo España a las ocho, petición que fue aceptada. Además, los periódicos vascos y algunos diarios de Madrid publicaron íntegro el documento de los etarras.

Pero ni estos gestos de los medios de comunicación, ni las dramáticas peticiones de la familia en rueda de prensa, en una de las cuales su mujer dijo que daría su vida a cambio de la de su marido ("Yo doy mi vida a cambio de la suya. Que me cojan a mí, pero que suelten a Alberto. Por favor se lo pido, no puedo más") hicieron recapacitar a la banda asesina. El cuerpo sin vida del capitán de Farmacia, amordazado y con un tiro en la sien derecha, apareció en una caseta situada cerca del cruce de El Gallo, en Galdácano, próximo al parque de atracciones de Bilbao, tal y como había alertado un comunicante anónimo a la sede de la Cruz Roja en la capital vizcaína tres cuartos de hora antes.


Efectivos de la Guardia Civil realizaron
exhaustivos controles para encontrar el cuerpo del capitán
del Ejército Martín Barrios. 
Se puso en marcha la operación jaula con exhaustivos controles. En  un primer rastreo la Policía Nacional ni la Guardia Civil consiguieron encontrar el cadáver de Martín Barrios. En una segunda batida, ya en la mañana del 19 de octubre, se descubrió el cuerpo apoyado en un pequeño muro que rodeaba la caseta de El Gallo. "Estaba amordazado, y aunque apenas se le veía la cara, aparecía amoratado", declaró uno de los voluntarios de la Cruz Roja que participó en la búsqueda del militar. Trasladado en una ambulancia militar al Hospital Civil de Basurto, el dictamen forense indicó que el capitán secuestrado murió entre las siete y las ocho de la tarde del día anterior, 18 de octubre.
El último mensaje público que envió su mujer ponía de manifiesto que la familia esperaba un feliz desenlace del secuestro. Decía María Ángeles: "Alberto, no te preocupes por ninguno de nosotros. Tanto tus padres como tus hijos y yo estamos perfectamente con la esperanza de que todo se resuelva favorablemente". El portavoz de la familia, Daniel Rodríguez, primo de Alberto, declaró que no se esperaban el asesinato: "No lo comprendemos (...) hasta el último momento hemos mantenido la esperanza de que fuese liberado con vida". Interpelado acerca de la actitud de la familia respecto a los secuestradores dijo: "Como católicos, les perdonamos, y lo único que deseamos es que pueda resolverse esta situación".


El 20 de octubre, un día después de la aparición del cadáver del capitán de Farmacia Alberto Martín Barrios, la banda terrorista ETA asesinaba a tiros en Rentería (Guipúzcoa) al panadero Cándido Cuña González.

Asesinato de Cándido Cuña
Cándido estaba en el Bar Tres Cepas, un bar de la calle Zubiaurre al que iba habitualmente. En ese momento se encontraban en el local el hijo del dueño y la madre de éste. A las 18:45 dos terroristas le llamaron desde la puerta, y le dispararon a bocajarro. Algunas versiones hablaron de que, una vez en el suelo, fue rematado por otro disparo. En el lugar de lo hechos se recogieron dos casquillos del calibre 9 milímetros parabellum marca SF y una bala marca Geco. Dos de sus hijos, de 22 y 19 años, fueron de los primeros en llegar al lugar del crimen.
El asesinato de Cándido se enmarcarba, una vez más, en la campaña de la banda contra los supuestos o reales colaboradores de las Fuerzas de Seguridad, campaña que le sirvió a ETA para realizar una auténtica limpieza étnica, una caza de brujas contra todos aquellos vascos no nacionalistas que, a la larga, les ha permitido tener un censo a la medida. Para ETA y su entorno, tan culpable como la banda, cualquier vasco no nacionalista era tachado de ser anti vasco y pasaba a convertirse en objetivo potencial de los pistoleros. En el caso de Cuña González la acusación se basaba, como tantas otras veces, en un dato absurdo y ridículo. La "colaboración" de Cándido con la Policía había consistido en vender pan a los agentes de la Guardia Civil del cuartel de Pasajes, igual que hacía con otros muchos clientes.

Controles de la Guardia Civil en Vascongadas
tras el asesinato de Cándido Cuña.
Por vender pan a miembros de las Fuerzas de Seguridad durante una huelga general, Cuña González había tenido problemas unos años antes con el entorno proetarra, preludio del atentado de la banda que sufrió el 21 de abril de 1979. Ese día, fue tiroteado cuando salía de su domicilio a las seis de la mañana y alcanzado por ocho proyectiles. 

Quedó gravemente herido y permaneció varios meses en el hospital, aunque consiguió salvar la vida. Tras este primer intento de asesinato, en círculos políticos de Rentería se comentó que Cándido colaboraba con la Policía.

Pese a esos rumores y al atentado sufrido, vecinos de la víctima declararon que Cándido Cuña no tomaba especiales medidas de precaución. 
Sin embargo, el segundo intento de asesinarlo sí tuvo éxito. Tras ser tiroteado en el Bar Tres Cepas, Cándido fue trasladado gravemente herido al Hospital de la Cruz Roja, donde los médicos sólo pudieron certificar su muerte a causa de dos impactos de bala recibidos en la cabeza.
Los Reyes de España ofrecían una cena de gala en honor
de la Reina Margarita de Dinamarca y su esposo
El día 24 de octubre la reina Margarita de Dinamarca llegaba  a Madrid en visita oficial, acompañada de su esposo el príncipe Enrique. En el aeropuerto de Barajas fue recibida por los Reyes de España, don Juan Carlos y Doña Sofía, el presidente del Gobierno, Felipe González los ministros de Asuntos Exteriores, Presidencia y Transportes, y el presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor, teniente general Álvaro Lacalle Leloup. La reina de Dinamarca y el príncipe consorte almorzaron en privado con los Reyes de España en el palacio de La Zarzuela. Por la tarde, en el palacio de El Pardo, recibieron a los jefes de misión acreditados en España y, por la noche, los Reyes españoles les ofrecieron una cena de gala en el Palacio Real. 

La reina danesa visitó el Ayuntamiento de Madrid y, posteriormente, en helicóptero, se trasladó al Real Monasterio de El Escorial y Segovia. Por la noche, en el palacio de El Pardo, asistió a un concierto de quinteto de viento, y ofreció una cena a los Reyes de España. La reina de Dinamarca recibió a la Prensa y visitó el Museo del Prado. A las 11.30, en Barajas, fue despedida oficialmente antes de su partida hacia, Granada, en donde dedicó el resto de la jornada al turismo. Tras visitar la Catedral, la Capilla Real, la Alhambra y el Generalife regresó a Dinamarca.

A las seis menos diez de la tarde del 26 de octubre, la banda terrorista ETA asesinaba a tiros en la localidad guipuzcoana de Irún a Lorenzo Mendizabal Iturrarte, mientras despachaba en la carnicería Biona de la que era copropietario. Dos terroristas armados penetraron en el local y dispararon contra Lorenzo en presencia de los clientes y un empleado de la carnicería. Sus asesinos huyeron en un taxi robado, a cuyo volante esperaba un tercer individuo. Antes de huir, los asesinos quitaron el bolso a una clienta del establecimiento, probablemente con intención de apoderarse de su Documento Nacional de Identidad, práctica habitual en algunos atentados de ETA.
La prensa daba cuenta del asesinato de Lorenzo Mendizabal.
Lorenzo Mendizábal, que se encontraba detrás del mostrador, fue alcanzado en los pulmones, el corazón y el hígado, quedando herido de extrema gravedad. Trasladado por una ambulancia de la asociación de ayuda en carretera Detente y Ayuda (DYA) falleció al poco de ingresar en el Hospital de la Cruz Roja de Irún.
El gobernador civil de Guipúzcoa, Julen Elorriaga, y miembros del Ayuntamiento de Irún acudieron poco después al lugar del atentado, mientras efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil instalaban controles en los accesos a la localidad. El propietario del taxi en el que huyeron los asesinos fue encontrado maniatado en el maletero de su propio vehículo, abandonado en el monte de San Marcial, el mismo lugar donde le robaron el vehículo a punta de pistola.

El Presidente del Gobierno, Felipe González, comparecía ante el Congreso de los Diputados para explicar las medidas del Gobierno contra el terrorismo.
Manuel Carrasco Merchán.
A las dos de la tarde del 5 de noviembre la banda terrorista ETA asesinaba a tiros en la localidad guipuzcoana de Villabona al obrero en paro, Manuel Carrasco Merchán. Aunque dos años antes un dirigente de la banda había pedido información sobre Manuel Carrasco Merchán a un colaborador de ETA que residía en la localidad, ese día la víctima fue asesinada por casualidad. Manuel salió a las 14:00 horas del bar ubicado en el Hogar del Jubilado y tuvo la mala suerte de pasar por delante de una vivienda donde estaban escondidos varios miembros de ETA que lo reconocieron, lo siguieron durante un trecho y le dispararon a quemarropa, huyendo a continuación en un vehículo donde les esperaba un tercer terrorista. Fue alcanzado por seis impactos en la cabeza y en el tórax que le provocaron la muerte casi en el acto. La madre de Manuel, que estaba en su domicilio, pudo ver parte del atentado desde la ventana del mismo. Su padre bajó rápidamente a la calle y, hasta que el juez ordenó el levantamiento del cadáver, estuvo abrazado a él.
ETA reivindicó el atentado mediante una llamada al Diario Vasco.

Ángel Martínez Trelles
A última hora de la tarde del 9 de noviembre la banda terrorista ETA asesinaba en Bilbao al representante comercial  Ángel Martínez Trelles. Dos miembros de la banda entraron a cara descubierta en el bar de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios, donde Ángel trabajaba ocasionalmente como camarero, que en esos momentos estaba abarrotado de clientes. Uno de ellos gritó "todos al suelo y con las manos levantadas" y, dirigiéndose hacia la barra, disparó contra Martínez Trelles, que en esos momentos se encontraba charlando con el encargado del local. El pistolero disparó directamente a la cabeza de Ángel, que recibió dos tiros, uno de ellos en el tórax y otro en la cabeza, y cayó de bruces detrás del mostrador, quedando tendido en el suelo en medio de un charco de sangre. Según testigos presenciales, el etarra fue directo hacia su víctima, sin vacilar en ningún momento.
A continuación el pistolero de la banda realizó otros disparos al aire intimidatorios y emprendió la huida protegido por otro etarra que le esperaba en la puerta del local. Un socio de la Hermandad salió detrás de ellos y pudo ver cómo huían en dirección al casco viejo.
El local de la Hermandad se encontraba en la plaza Conde de Mirasol, en el barrio de Bilbao La Vieja. La sede había sufrido un atentado con bomba el 20 de febrero de ese año y el presidente de la Hermandad, José María Maderal Oleaga, había sido asesinado por la banda cinco años antes, el 16 marzo 1979. En el momento del asesinato de Ángel Martínez Trelles había unos veinte parroquianos consumiendo y jugando a las cartas. La Hermandad tenía unos seiscientos socios, entre los que había mucha pluralidad política, según comentaron algunos compañeros del asesinado.

Ricardo García Damborenea
dirigente socialista vasco.
El dirigente socialista García Damborenea expresó sus condolencias inmediatamente después de producirse el atentado, mientras que el PCE-EPK emitió un comunicado de condena llamando a la unidad de las fuerzas democráticas y a la movilización de los ciudadanos. El 11 de noviembre se celebró en la Iglesia de San Adrián de Bilbao el funeral por el alma de Martínez Trelles. Pese a que un hermano de la víctima pidió que fuera un acto familiar y religioso, pues ellos eran apolíticos, además de familiares y amigos acudieron el gobernador civil, cargos militares y el dirigente socialista Ricardo García Damborenea.
A las diez menos cuarto de la noche del 12 de noviembre la banda terrorista ETA asesinaba en Bermeo (Vizcaya) al teniente de Navío Antonio De Vicente Comesaña, que trabajaba como ayudante de la Comandancia de Marina de la localidad vizcaína. Antonio se encontraba en una plaza de Bermeo, junto a la estafeta de Correos y cerca de la sede de la Ayudantía de Marina. Era sábado y la plaza se encontraba muy concurrida. El militar iba de paisano de regreso a su domicilio cuando dos individuos le dispararon por la espalda a corta distancia. Antonio se desplomó en el suelo con heridas en el cráneo y el maxilar y falleció durante su traslado en una ambulancia de la Cruz Roja al Hospital de Cruces de Baracaldo. En el lugar de los hechos se recogieron dos casquillos de bala del calibre 9 milímetros parabellum.
Teniente de Navío Antonio De Vicente asesinado
por ETA en Bermeo.
Inmediatamente se presentaron en el hospital el gobernador civil de Vizcaya, Julián Sancristóbal, el gobernador militar, Francisco Arnáez Torre, y el comandante jefe de Marina de la provincia, Enrique Segura, junto a varios oficiales. El concejal de EE, Joseba Pagazaurtundua Arruabarrena dijo que De Vicente Comesaña era muy apreciado en la localidad vizcaína pese al poco tiempo que llevaba ahí, porque su trabajo había sido siempre en beneficio del pueblo. El día 13 se celebró en la Iglesia de San Vicente de Bilbao el funeral por el alma de Antonio de Vicente, al que asistió, entre otros, el ministro de Defensa, Narcís Serra. Entre las coronas había dos de la Cofradía de pescadores de Bermeo.
A última hora del día 14 cerca de dos mil personas se manifestaron en silencio y sin pancartas por las calles de Bermeo. Encabezaban la marcha el alcalde y el presiente de la Cofradía. Frente a la Ayudantía de Marina se guardó un minuto de silencio y la flota de bajura estuvo toda la noche amarrada, respondiendo a la convocatoria hecha por la propia Cofradía.
El Rey de España se entrevistaba en Tunicia con el primer ministro
del país norteafricano señor Mzay
Los reyes de España iniciaron ayer un viaje oficial de una semana de duración por Tunicia, Zaire y la República Popular del Congo. El recorrido tuvo su primera escala en Túnez, sede de la Liga Árabe Con gran cordialidad los Reyes de España eran recibidos en Túnez por el anciano presidente Habib Burguiba  dados los importantes lazos de amistad y culturales entre ambas naciones. El presidente de Tunicia de más de ochenta años de edad fue llevado al pie de la escalerilla del avión por su hijo y por el primer ministro, Mzay. El Rey de España, apercibido de las dificultades del presidente tunecino durante el recorrido hasta el podio en el que los dos jefes de Estado, junto con la Reina y la esposa de Burguiba, escucharon los himnos nacionales, se detuvo en varias ocasiones para dar lugar a un caminar más reposado. Posteriormente, tanto a la subida como a la bajada del podio, el Rey tomó del brazo a Burguiba. La primera manifestación pública de don Juan Carlos se produjo en el acto del palacio de Cartago, donde los discursos no pudieron ser pronunciados por las dificultades de expresión que tiene ya el anciano presidente tunecino. Se limitaron, por tanto, al intercambio de los textos.

El presidente Burguiba ofreció un almuerzo a los Reyes Ambos países acordaban suscribir un pacto para intensificar la colaboración económica, científica y cultural.

Recepción a los Reyes de España en Zaire
La recepción a los Reyes, en el palacio del Pueblo de Kinshasa capital de Zaire, tuvo un gran colorido gracias a los grupos folclóricos que bailaron en honor de los Reyes de España. Tras pasar revista a las tropas katangueñas (de la región de Katanga, actual Shaba), la elite de las Fuerzas Armadas que rindieron honores a ambos jefes de Estado, don Juan Carlos y doña Sofía, acompañados por el presidente Mobutu y su esposa, se acercaron hasta los componentes de los ballets presidencial y regional, que les dedicaron unas palabras de recibimiento, unas danzas y unas canciones en castellano. Mobutu acompañó al Rey desde el aeropuerto, en coche descubierto, para recoger los aplausos de las miles de personas que presenciaron el paso del cortejo. Los Reyes asistieron a una cena ofrecida por el presidente Mobutu,  oyeron Misa en la iglesia Juan XXIII, pasearon por el río Zaire y se reunieron con la colonia española. La Reina visitó la academia de Bellas Artes y, por la tarde, don Juan Carlos y doña Sofía ofrecieron una recepción al cuerpo diplomático acreditado en el país. El Rey junto al presidente zaireño, firmó un acuerdo marco de cooperación entre ambas naciones.

Los Reyes de España eran recibidos en Brazzaville por el presidente del
Cogo Sesu Nguesso. 
España firmaba en Brazzaville con el Gobierno de la República Popular del Congo un acuerdo de cooperación técnica y otro de cooperación industrial y económica, tras las conversaciones mantenidas por el Rey, durante dos horas y media, con el presidente congoleño, Sesu Nguesso, y los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países. El diálogo sirvió para concretar oficialmente las vías para el acuerdo. España y Congo necesitaban, para poder llevar a cabo los múltiples proyectos en los que pueden laborar conjuntamente, un marco jurídico adecuado, que sería establecido en unas semanas. El viaje de los Reyes se completó con la visita por parte de doña Sofía a un centro de sordomudos, mientras el don Juan Carlos acudía a una exposición y almorzaba posteriormente con el presidente de la república congoleña. Los Reyes emprendieron luego viaje de regreso a Madrid, a donde llegaron alrededor de las 23.00 horas.

Diputado  de Herri Batasuna
Iñaki Esnaola.
El Tribunal Constitucional desestimaba el recurso de amparo presentado por los diputados de Herri Batasuna (HB) Iñaki Esnaola y Pedro Solabarría, contra la declaración del Congreso de los Diputados del 14 de diciembre de 1982 que les privó de los derechos y prerrogativas parlamentarias hasta que formularan el juramento o promesa de acatamiento a la Constitución.

El BOE publicaba la Ley Orgánica 12/1983, de 16 de noviembre, de Modificación de Competencias de la Audiencia Nacional, y la Ley 17/1983, de 16 de diciembre, de desarrollo del artículo 154 de la Constitución



José Antonio Julián asesinado
por ETA en Vitoria.
A las tres y media de la madrugada del 26 de noviembre la banda terrorista ETA asesinaba a tiros en Vitoria a José Antonio Julián Bayano, que gestionaba varios locales nocturnos en la capital alavesa, cuando se dirigía a cerrar uno de esos locales.
José Antonio había llegado en su vehículo a uno de los locales, el club Barbacoa, en la carretera de Pamplona situado a las afueras de Vitoria, y aparcó el mismo en la parte trasera del club. Antes de poder salir del coche fue tiroteado por varios miembros de la banda terrorista ETA. Los clientes y empleados del club escucharon los disparos y, cuando salieron, encontraron a José Antonio con medio cuerpo fuera del automóvil. Ninguno de ellos pudo ver a los asesinos de José Antonio, que recibió el impacto de cinco disparos y falleció en el acto. En el lugar del atentado la Policía recogió cinco casquillos de bala del calibre 9 milímetros parabellum, marca SF.
Poco después de las cinco de la mañana, el juez ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al Instituto Anatómico Forense para practicarle la autopsia. A las pocas horas de cometer el atentado la banda terrorista lo reivindicaba mediante llamada telefónica al diario Egin. En el comunicado, ETA acusaba a la víctima de ser representante en la provincia del partido ya disuelto Fuerza Nueva y de colaborar con la Policía.


Impresionante Manifestación de afirmación Española
en las calles de Madrid.
Una enorme e incalculable manifestación, convocada oficialmente por la Confederación Nacional de Ex combatientes , en protesta por la no autorización de una concentración en la plaza de Oriente el pasado día 20 de noviembre , octavo aniversario de la muerte de Francisco Franco, discurrió entre la Plaza de Colón y la de San Juan de La Cruz de Madrid. Una escueta y enorme pancarta con el lema “Libertad 20-N Plaza de Oriente”,  encabezaba la marcha a la que siguieron miles y miles de españoles  de todo tipo y condición  enarbolando miles y de banderas de España.

España reivindicó su derecho inalienable a  conmemorar las figuras del Caudillo de España, Francisco Franco y del fundador de la Falange Española, José Antonio Primo de Rivera. Un multitud sin complejos ni cobardía, exhibió con orgullo y tremoló al viento la Bandera Nacional, que ese año había sido ultrajada en numerosas ocasiones en Vascongadas y Cataluña  El acto comenzó poco después del mediodía, en la plaza de Colón, tras un toque de oración y la lectura de la Oración por los muertos de la Falange,escrita por Rafael Sánchez Mazas, y concluyó pasadas las dos de la tarde, en la plaza de San Juan de la Cruz, cuando todavía el final de la manifestación no había podido salir de la plaza dedicada al descubridor de América.


Al término de la manifestación,
un joven se encaramó con una Bandera
de España sobre la estatua de Franco
en Madrid.
El comunicado final fue leído por Javier Maestro, un joven universitario que rescató la bandera de la estatua de Franco cuando iba a ser derribada en Valencia en el mes de septiembre pasado. La manifestación estaba encabezada por un coche con servicio de megafonía, mientras el presidente de la Confederación de Excombatientes, José Antonio Girón de Velasco, con problemas para caminar iba en automóvil. Seguían, a pie, los ex ministros  José Utrera Molina y Antonio Oriol y Urquijo, el director de El Alcázar, Antonio Izquierdo, Raimundo Fernández Cuesta, Pilar Primo de Rivera y otros. En otros lugares figuraban el notario Blas Piñar (ex presidente de la disuelta Fuerza Nueva), el escritor Vizcaíno Casas, el actor Fernando Sancho y algún familiar del Caudillo. Detrás podía verse una gran pancarta firmada por mujeres de militares. La casi totalidad de los manifestantes portaba insignias o banderas nacionales con el escudo del Águila de San Juan.  Con la lectura del comunicado y la colocación de una bandera y dos coronas de flores ante la estatua ecuestre de Franco situada frente a los Nuevos Ministerios y la entonación del Cara al Sol y la interpretación del Himno Nacional, concluyó la manifestación, en una ambiente alegre y festivo, en la que no hubo ningún incidente.
Accidente de un avión de la
compañia AVIACA cerca de Madrid.
Ese día 27 de noviembre, uno de los Boeing 747 con los que  volaba la compañía colombiana AVIANCA y realizaba el trayecto entre Fráncfort –Bogotá con escalas en París y Madrid se estrelló momentos previos a su aterrizaje en el Aeropuerto de Madrid-Barajas, en las  inmediaciones del municipio de Mejorada del Campo, a 12 kilómetros de su destino en fase de aproximación, a las 00:06 GMT (1:06 am hora local).
El Vuelo AV-011 despegó del Aeropuerto Charles de Gaulle de París a las 22.25 GMT (11:25pm hora local) del día 26 con destino al Aeropuerto Madrid-Barajas de España, transportando 169 pasajeros a bordo y una tripulación de 19 miembros más 4 tripulantes adicionales (sin funciones en este vuelo); tenía 192 ocupantes en total.
Miembros del Ejercito y de las Fuerzas del Orden, recogen los cadáveres
de los fallecidos en el accidente de avición de Mejorada del campo. 
El accidente tuvo lugar en la segunda etapa del trayecto comprendido entre París y Madrid, minutos antes del aterrizaje; con un saldo total de 181 víctimas fatales y 11 sobrevivientes. La investigación posterior del accidente señaló "fallo humana" o "error de piloto" como la causa del accidente, debido a errores de navegación y de coordinación de los tripulantes, resultando en un impacto de vuelo controlado contra el terreno.

El Pleno del Congreso aprobaba la Ley Orgánica por la que desarrollaba el artículo 17.3 de la Constitución en materia de asistencia letrada al detenido y al preso y modificación de los artículos 520 y 527 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. 

El Boletín Oficial del Estado publicaba el Real Decreto-ley de Reconversión Industrial.


Segundo Marey, secuestrado por el GAL.
El día 4 de diciembre, el ciudadano hispano-francés, Segundo Marey era confundido con un cabecilla de ETA y secuestrado por los GAL en la localidad francesa de Hendaya. Una hora después del secuestro fue detenido como sospechoso Pedro Sánchez, antiguo cabo de la Legión francesa. El objetivo de aquel secuestro era presionar a las autoridades francesas para que liberaran al inspector de policía Jesús Alfredo Gutiérrez Argüelles y a tres policías del Grupo Especial de Operaciones, que habían sido detenidos en Pau (Francia el 18 de octubre de 1983 cuando trataban de secuestrar al supuesto miembro de ETA José María Larretxea  para intentar obtener datos sobre el paradero del capitán de Farmacia del ejército Alberto Martín Barrios, secuestrado a su vez por ETA y más tarde asesinado. 


Hacían su aparición los GAL
Finalmente, el entonces inspector de policía de Bilbao Francisco Álvarez Sánchez consiguió la liberación de los cuatro detenidos con el compromiso de que estos acudirían ante la justicia francesa cuando fueran reclamados; cosa que no ocurrió, por lo que fueron condenados en rebeldía. El secuestro de Segundo Marey fue reivindicado por los denominados Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), organización hasta entonces desconocida, en un comunicado redactado en francés que le fue encontrado en un bolsillo. Los GAL acusaban al gobierno de Francia de permitir la estancia de miembros de ETA en el País Vasco francés y amenazaban con responder a cada asesinato de los terroristas

Sus Majestades los Reyes entregaban unos diplomas a los Parlamentarios de las Cortes Constituyentes en reconocimiento a su servicio a España y participación en la elaboración de la Constitución de 1978.

Se celebraba en toda España la conmemoración del quinto aniversario de la Constitución. En el Senado se izaban la bandera española y las banderas de las 17 comunidades autónomas en presencia del Presidente del Gobierno, del Presidente del Senado y de los Presidentes de los Parlamentos Autonómicos.

Brutal colisión de dos aviones en el aeropuerto de Madrid- Barajas
El día 7 de diciembre  en el aeropuerto de Madrid-Barajas, se producía una brutal y fatal colisión  entre el vuelo IB350 de la compañía Iberia, un Boeing 727 con destino el aeropuerto de Roma y el aparato que operaba, el vuelo AO134 de la compañía  Aviaco, un McDonnell Douglas DC-9 con destino el aeropuerto de Santander.
Las 42 personas del DC-9 fallecieron (37 pasajeros y 5 miembros de la tripulación), y 51 de los 93 a bordo del 727 perecieron (50 pasajeros y 1 miembro de la tripulación).
El vuelo IB 350 había comenzado la carrera de despegue y había alcanzado la velocidad de rotación. Justo cuando comenzó a levantar el morro, una fuerte sacudida hizo que cundiera el pánico en toda la cabina y comenzó un descenso abrupto, estrellándose pocos metros después y perdiendo el ala derecha y el tren de aterrizaje. Debido al combustible cargado y la caída, se propagó un incendio en la aeronave.
Los bomberos de Madrid recuperan restos de uno de
los aviones siniestrados en el aeropuerto de Barajas.
Consiguieron salir con vida 42 personas, incluido el comandante y parte de la tripulación; 51 personas fallecieron, entre ellas una tripulante de cabina de pasajeros. Entre los fallecidos figuraba José María Cagigal, el dirigente deportivo español más reconocido de su época, fundador del INEF y gran divulgador de la cultura del deporte.
El vuelo AO 134 se encontraba intentando buscando la forma de orientarse  hacia  la cabecera de pista, perdido debido a la intensa niebla. Según el informe, se guiaba por las luces de los laterales, hasta que las perdió. A bordo se daban las instrucciones de seguridad pre vuelo.
En un instante, el techo de la cabina se desprendió y posteriormente, se incendió.
Fallecieron todos sus ocupantes. Uno de ellos fue el doctor César Llamazares Ortega, eminente nefrólogo que en esos momentos era el director del CMN Marqués de Valdecilla. También falleció la actriz de cine mexicano Fanny Cano a la edad de 39 años.

El príncipe Felipe y la infanta Elena, acompañados del ministro de Sanidad, visitaron a los heridos que se encontraban ingresados en la Residencia Sanitaria La Paz. Los príncipes conversaron con los heridos e hicieron el recorrido acompañados de los familiares


Más de 40 personas sufrían heridas de diversa consideración al chocar a unos 300 metros de la estación del barrio madrileño de Vicálvaro, un tren de cercanías que se dirigía desde Madrid-Atocha a Alcalá de Henares y una locomotora que efectuaba maniobras. En el momento de la colisión había poca visibilidad, a causa de la niebla, y aún no se había efectuado el cambio de agujas para que la locomotora entrase en la estación por una vía y el tren de cercanías por otra. La llegada de heridos de este accidente a los centros hospitalarios de Madrid, cuando aún se esperaban lesionados de la catástrofe aérea del aeropuerto de Barajas, creó una psicosis de dramatismo en las unidades de urgencia. Los príncipes Felipe Y Elena de Borbón se trasladaron al Hospital del Aire, donde se interesaron por los heridos en el choque de trenes de Vicálvaro

El Rey de España era nombrado Doctor Honoris Causa en derecho
por la Universidad de Nueva York.
El Rey Don Juan Carlos recogía en Nueva York el título de doctor honoris causa en Derecho que le había sido otorgado por la Universidad de la gran ciudad norteamericana, el pasado mes de septiembre En su discurso de agradecimiento,  pronunciado en el paraninfo de la Universidad neoyorkina, don Juan Carlos tuvo un emocionado recuerdo para las víctimas y heridos en la colisión de los dos aviones en el aeropuerto madrileño de Barajas.


El rey Juan Carlos pronunciaba también en Centro Sheraton, .un discurso tras recibir otro galardón por sus esfuerzos por la libertad, democracia y los derechos humanos, otorgado por la Sociedad de la Familia del Hombre.
El Rey de España, después de entrevistarse con el presidente norteamericano, Ronald Reagan, decidió suspender el almuerzo que iban a tener ambos mandatarios  y adelantó  su regreso a España, ante la catástrofe aérea de Madrid

Asesinato de Pablo Garraza
A las diez de la noche del 9 de diciembre el diario Egin recibió una llamada en nombre de la banda terrorista ETA en la que informaba que habían asesinado en Rentería (Guipúzcoa) al taxista retirado Pablo Garraza García. Concretamente, el comunicante informaba que "habían ejecutado al famoso Chino de Rentería".

El cuerpo sin vida de la víctima –tumbado boca abajo y con un disparo detrás de la oreja izquierda con salida por la frente–, fue localizado por agentes de la Policía Municipal en torno a las 22:45 horas en un pequeño bosque junto a la carretera de Astigarraga, en las proximidades del cementerio nuevo de Rentería. Minutos antes de las doce de la noche el juez ordenó el levantamiento del cadáver.
En un comunicado enviado al día siguiente, la banda terrorista señalaba que Pablo fue secuestrado, interrogado y asesinado a continuación. En determinados ambientes se había relacionado a Pablo con asuntos de drogas, pero el asunto no fue esgrimido por la banda en el comunicado de reivindicación como justificación para el asesinato.
Atentado contra un convoy de la Guardia CIvil
en la autopista Bilbao-BEhovia.
El mismo día que asesinaron a Pablo se produjeron otros dos atentados de la banda. El primero, en Pasajes de San Pedro, cuando a las ocho de la tarde fue tiroteado un teniente de Infantería cuando se disponía a ir al trabajo en su vehículo. El teniente se tiró al suelo y evitó que le alcanzaran los disparos. En el lugar de los hechos se recogieron seis casquillos de bala del calibre 9 milímetros parabellum. El segundo se produjo poco después del asesinato de Pablo Garraza, cuando un convoy formado por tres vehículos de la Guardia Civil fue alcanzado por la explosión de un potente artefacto a la altura del kilómetro 27 de la autopista Bilbao-Behovia en el término municipal de Zarauz. El artefacto, formado por 20 kilos de explosivo y gruesos tornillos, fue activado a distancia al paso del convoy. Afortunadamente, no hubo heridos. El atentado sería reivindicado por ETA político-militar VIII Asamblea.
Segundo Marey era liberado.
Era liberado Segundo Marey, ciudadano vasco francés, secuestrado equivocadamente por los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) Marey fue liberado en territorio francés, a tres kilómetros del paso fronterizo de Dancharinea (Navarra.

A mediodía del 15 de diciembre la banda terrorista ETA asesinaba en San Sebastián al policía nacional Eduardo Navarro Cañada, y hería gravemente a su compañero de patrulla, Clemente Medina Monreal, que tardó 637 días en curar de sus heridas pero quedó incapacitado para desempeñar su profesión de policía. También resultó herido de bala un transeúnte, Crescencio Martínez Lecumberri, que pasaba por el lugar de los hechos en el momento del atentado y que fue asistido en la Casa de Socorro.

Policía Nacional  Eduardo Navarro
asesinado por ETA en San Sebastián.
Eduardo y Clemente formaban parte de un dispositivo policial, incluido en el plan ZEN, puesto en marcha ocho meses antes, que tenía por objetivo normalizar la presencia de agentes de las Fuerzas de Seguridad en las calles de las capitales vascas y lograr una mayor cercanía con los ciudadanos.
Por ese motivo, el 15 de diciembre ambos paseaban a pie y vestidos de uniforme, por el centro de San Sebastián. Hacia las 11:45 horas, dos miembros de la banda terrorista ETA, vestidos con el uniforme de la Policía Municipal, se apearon de un vehículo de ese Cuerpo policial que habían robado horas antes. Los etarras se acercaron a los agentes de Policía por la espalda y los tirotearon a bocajarro en la cabeza. A continuación emprendieron la huida en el vehículo de la Policía Municipal robado, haciendo sonar la sirena para sortear las señales de tráfico y eludir la persecución policial, pues nada más producirse el asesinato, un compañero de servicio de las víctimas salió tras los terroristas disparando su arma en dirección al coche en el que huían los etarras, en el que les aguardaban otros dos terroristas, una mujer y un hombre.
Funeral por el Policía Nacional Eduardo Navarro
celebrado en San Sebastián.
El atentado se produjo a la puerta del comercio Sederías de Oriente, cuyas empleadas intentaron evitar que los policías se desangraran, taponando con toallas sus heridas.Los etarras se habían hecho con el vehículo policial reduciendo a dos municipales que se habían desplazado a la zona de tiro al pichón del monte Ulía, tras haberse recibido una llamada en la Inspección de la Policía Municipal en la que se les indicaba que un hombre desnudo estaba paseando por las inmediaciones del merendero Irati. Los dos guardias municipales, que iban desarmados, fueron encañonados, reducidos y atados a unos árboles. A continuación los terroristas se apoderaron de los uniformes y del vehículo municipal, un Seat 1430 blanco, que fue localizado tras el atentado en la calle de la Salud, en el barrio de Amara. La Policía encontró en el interior del mismo dos armas cortas que, al parecer, fueron las que se utilizaron para tirotear a los dos policías nacionales.
Eduardo Navarro y Clemente Medina pertenecían a la Compañía de Reserva de la Policía con sede en Valencia, destinada en el País Vasco desde hacía dos semanas para reforzar las medidas de seguridad antiterroristas.
Pocas horas después, en torno a las 19:00 horas del 15 de diciembre, los Comandos Autónomos Anticapitalistas secuestraban en su domicilio en Tolosa (Guipúzcoa) y asesinaban poco después al empresario Francisco Arin Urcola, por negarse a ceder a la extorsión de la banda asesina y no pagar el llamado "impuesto revolucionario". Dos terroristas de ETA accedieron al domicilio de la víctima, intimidando a su esposa e hijos a los que dijeron que esperarían en casa la llegada de Francis Arín, para secuestrarle y solucionar con él  un problema económico 
El cadáver de Francisco Arín apareció en el maletero
de su vehículo cerca de la localidad de Irura
Cuando Francisco Arín llegó al domicilio al cabo de una hora, los dos terroristas se lo llevaron consigo, no sin antes advertir a su esposa e hijos de que no dieran aviso a la Policía. Poco después se presentó en el domicilio una patrulla de la Guardia Civil preguntando a la familia si pasaba algo, a lo que estos contestaron que no, pero no consiguieron convencer a los agentes. 

El hallazgo del cadáver de Francisco Arín se produjo después de que un hombre, a través de una llamada telefónica en nombre de los CAA, informara al diario Egin del lugar exacto donde se encontraba. En la llamada se indicaba que la víctima se encontraba en un automóvil situado cerca de la autopista a la entrada de Irura. Dos periodistas del diario proetarra se trasladaron al lugar indicado y, tras comprobar la veracidad de la información, dieron aviso a las autoridades. Una patrulla de la Guardia Civil y efectivos de la Cruz Roja se trasladaron al lugar de los hechos. El vehículo, con el maletero abierto y el cadáver de Francisco Arín en su interior, fue encontrado junto a una antigua factoría en la que había trabajado la propia víctima como directivo hasta que, seis años antes, la fábrica tuvo que cerrar.
Un dantesco incendio destruyó por completo
la discoteca madrileña Alcalá 20.
En la madrugada del día 17 de diciembre, a escasos minutos de la hora prevista para el cierre del recinto, se declaraba un incendio en la última de las plantas subterráneas de la discoteca Alcalá 20 de Madrid,  donde estaba situaba la pista de baile. La discoteca Alcalá 20 se encontraba en los bajos del Teatro Alcázar. Tenía tres plantas subterráneas que habían sido remodeladas unos meses antes para dar un nuevo aspecto a un local que se conocía con anterioridad como el Lido. Tenía un aforo máximo  de 900 personas si bien, al ser un de los locales de moda de la movida madrileña donde  actuaban frecuentemente importantes grupos de música, era habitual que lo superara con creces.
Una chispa generada por un cortocircuito   prendió fuego en una de los cortinones  del local, que rápidamente se propagó aprovechando que los materiales empleados en la decoración eran altamente inflamables. Las personas que aún permanecían en el lugar se vieron sorprendidas por la intensa humareda que se originó sin que el origen del fuego pudiera ser atajado. La falta de luz eléctrica en un local con apenas iluminación exterior a esas horas de la noche, dificultó apagar el fuego con los escasos medios disponibles y la huida posterior. La primera opción de los que se encontraban en el local fue optar por la salida principal, y si bien algunos lograron salir por ella, el acceso rápidamente se colapsó dando lugar a avalanchas y atropellos. Los que optaron por las salidas de emergencia se toparon en su mayoría con puertas clausuradas que no les permitieron huir. Solo una, que daba a un vestíbulo situado en la calle de Alcalá permitió también a varios jóvenes huir del fuego, aunque para ello tuvieran que salvar unas verjas.
Miembros de la Policía Nacional retiran los cadáveres de los
fallecidos en el siniestro de la discoteca Alcalá 20. Murieron
81 personas. 
Al llegar los bomberos, se encontraron con varios personas tratando de rescatar a otras que pedían ayuda bajo una de las  claraboyas del local. Tras romperla se logró rescatar hasta quince jóvenes. Otras doce personas más fueron encontradas con vida a medida que bomberos y policía lograron entrar en la discoteca. Las labores de rescate duraron cerca de dos horas.


El incendio de la discoteca Alcalá 20 se saldó con 81 fallecidos. De ellos 31 murieron directamente por culpa del fuego, 13 lo hicieron por inhalación de humo y 36 aplastadas o asfixiadas al tratar de huir. La última víctima no estaba en el local ya que vivía en el edificio y perdió la vida al precipitarse al vacío desde su terraza tratando de escapar del humo.
La Audiencia Provincial de Madrid  absolvía a los inspectores de policía Julián Marín Ríos y Juan Antonio Gil Rubiales, acusados de presuntas torturas al etarra José Arregui muerto en la cárcel de Carabanchel en noviembre de 1981, cuyo caso supuso un ataque sin precedentes a la policía española y que se saldó con la dimisión de los principales mandos del cuerpo.

Finalizaba el XI Congreso Nacional de PCE con la reelección de Gerardo Iglesias como secretario general.


El Congreso aprobaba la Ley Orgánica de Derecho a la Educación (LODE) con los votos en contra del Grupo Popular, UCD y Minoría Vasca.
Convalidado en el Congreso el Decreto-ley de Reconversión Industrial.

El BOE publicaba la Ley 25/1983, de 26 de diciembre, sobre incompatibilidades de altos cargos.

El retorno del Jedi.
En el apartado cinematográfico los españoles se decantaban por las películas “La Fuerza del Cariño" de James L. Brooks, ganadora del Óscar a mejor película, interpretada por Shiley Maclaine y  Jack Nicholson "El Retorno del Jedi", tercera película de Star Wars, La Guerra de las Galaxias,  y última de la primera trilogía de la saga.

 "El sentido de la vida" de los Monty Python,  “Zelig"  de Woddy Allen. El cuarto Hombre de Paul Verhoeven. 

“Octopussy"  decimotercera película del famoso agente secreto inglés,  James Bond y la sexta realizada por Roger Moore; Superman III de Richad Lester con Chistopher Reeve;
Octopussy.
Scarface con Al Pacino.

José Luis Garci conseguía el Oscar a la mejor película extranjera con “Volver a empezar”.

Los Premios Príncipe de Asturias eran para Eusebio Sempere a las artes; Diario El País a comunicación y Humanidades; Julio Caro Baroja a Ciencias Sociales; Luis Antonio Santaló Sor,  premio en investigación Científica y Técnica, Juan Rulfo a las letras y Belisario Betancur a la cooperación internacional.

 
José Luis Garcia ganaba el oscar con la pelicula
Volver a empezar
.
Premio Cervantes a Rafael Alberti. Premio Nacional de narrativa a Francisco Ayala por “Recuerdos y Olvidos 2. El Exilio” Premio Nacional de Poesía para Claudio Rodríguez, por “Desde mis poemas”. Premio Nacional de Ensayo para Eugenio Trías, por “Lo bello y lo siniestro”. Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil para Josep Vallverdú, por Saberut i Cua-Verd.  


Rafael García Serrano, premio Espejo
de España.
Premio Planeta para José Luis Olaizola por la obra “La Guerra del general Escobar”, Premio Nadal para Salvador García Aguilar por “Regocijo en el hombre”, Premio Espejo de España a Rafael García Serrano por “La gran Esperanza”. Premio Nacional de Periodismo para José Domingo Aliaga Serrano.

Garbiñe Abasolo García, bilbaína de 19 años y “Miss Euskadi”, fue coronada Miss España 1983 en una gala celebrada el 30 de Octubre de 1983 celebrada en la discoteca “Foxtrot” de Seva, Barcelona.” Miss Navarra”, Pilar Aguirre, fue elegida como “Miss Nacional”, mientras que “Miss Andalucía Occidental”, la sevillana María de la Soledad Pilas, fue la 1ª Dama de Honor. 


Garbiñe obtuvo también el título de Miss Simpatía, mientras que “Miss Atlántico”, Ana Isabel Medina, fue escogida Miss Fotogenia y Miss Elegancia.


Garbiñe Abásolo Miss España 1983
En Sevilla el marismeño Paco Ojeda se coronaba como el gran torero de la temporada al salir a hombros por la Puerta del Príncipe, tras cortar tres orejas en un cartel que había levantado enorme expectación pues lo componían, además de Ojeda, el faraón de Camas, Curro Romero y el joven de Utrera Curro Durán, que tomaba la alternativa.  Ojeda toreó  con verticalidad, valor y sentido del temple, en unas distancias inverosímiles para adobar las faenas con unos parones inauditos. Mató volcándose en el morrillo de forma más arriesgada que ortodoxa y sumó el número de trofeos exigibles para surcar la Puerta del Príncipe y ser transportado en hombros hasta el hotel Colón. 


Paco Ojeda cortaba tres orejas en Sevilla
 y salía a hombros por la Puerta del
Príncipe de la Maestranza.
Manolo Vázquez, uno de los diestros de más alta cotización artística entre cuantos han pisado los ruedos durante las últimas décadas, se despedía del toreo en la Real Maestranza de Sevilla, en una corrida de toros rodeada de gran expectación, actuando mano a mano con Antoñete. El faraón de Camas,  Curro Romero, organizaría un gran tumulto y escándalo en una de las corridas de la feria, donde fue despedido con un lluvia de almohadillas. Curro Duran con dos orejas, Emilio Muñoz con otras dos y Paquirri con una, fueron los toreros más destacados. El escalafón taurino de aquel año lo encabezó Paco Ojeda

Los carteles de las corridas de San Isidro de Madrid giraron en torno a la presencia y combinación de los ases más jóvenes del escalafón taurino, que eran los que más habían destacado en la reciente feria sevillana. El empresario de la plaza de Las Ventas, Manolo Chopera, presentaba una feria que se iniciaría el sábado 14 de mayo y tendría su  fin el domingo 5 de junio. Eran en total, diecinueve corridas de toros, tres novilladas y una corrida de rejones. 


José Cubero "El Yiyo"
En el capítulo de ganaderías aparecían encierros con fama de duros para los diestros habituales a enfrentarse a ellos y corridas más cómodas para los diestros más conocidos. San Isidro 1983 tuvo un apoteósico triunfador: Paco Ojeda. Sus dos actuaciones las saldó con sendas salidas a hombros por la puerta grande de Madrid. Otro gran triunfador fue el  joven José Cubero “El Yiyo” que aprovechó al máximo las sustituciones que tuvo que hacer de los consagrados diestros  Espartaco, Roberto Domínguez y Paco Ojeda, saliendo también dos veces por la puerta grande. De igual manera traspasó la puerta de grande de las Ventas, el torero Curro Durán. Curro Vázquez sufrió una gravísima cogida.

Cartel de San Fermín 83
El programa festivo del San Fermín de 1983  llegó a sufrir algún revés, como sucedió con el riau-riau, en donde un grupo de medio centenar de jovenes radicales se empeñaron en entorpecer la marcha a las vísperas con sus pancartas y proclamas de apoyo a los presos encarcelados por terrorismo. Ante estos incidentes, que empezaban ya a ser tradicionales, la banda de música “La Pamplonesa” y la Corporación municipal optaron por retirarse a las siete de la tarde, quedando así suspendido el riau-riau. Únicamente el concejal de Herri Batasuna, sr. Zandueta, hizo el recorrido en solitario vestido de gala, y con el beneplácito de los alborotadores.

La procesión de San Fermín tuvo también una importante novedad, como lo fue la presencia de las cruces parroquiales después de diez años de incomprensible ausencia. También se estrenaron, por parte de los portadores del santo, trajes y pelucas de gran sabor dieciochesco.
 No faltaron tampoco las protestas de los concejales de la coalición AP-PDP-UL, que dirigieron una carta al alcalde protestando por haber consentido que los dantzaris acudieran a la procesión portando la ikurriña.
Encierro de San Fermín
Los encierros tampoco estuvo exento de problemas;  el primero de ellos, el del día 7, se inició con tres minutos de retraso, y todo ello a consecuencia de un fallo en el mecanismo del reloj de la torre de San Cernin, que es quien marca el inicio de este acto. No se registraron aquel año  víctimas mortales, pero si una grave cogida que el día 8 sufrida por el corredor pamplonés Fernando Lezáun Larumbe, que fue ingresado en estado muy grave. En ese mismo encierro también resultaron empitonados el pamplonés Fernando Alfonso Manterola, y el estadounidense Steven O’Keefe. El encierro del día 9 también se saldó con un herido grave en la cuesta de Santo Domingo, el joven de Irun, Francisco Javier Igoa.


Jose Antonio Campuzano, gran triufador de
la feria de San Fermín 83
El gran triunfador de los Sanfermines fue José Antonio Campuzano que cortó tres orejas y salió por la puerta grande. A hombros abandonaron también el coso pamplonica en aquella feria El Yiyo y Emilio Muñoz. Cortaron un apéndice  Espartaco, Ruiz Miguel, Luis Francisco Esplá  y Tomás Campuzano.
La Feria del Toro arrancó con la novillada del día 6, en la que los diestros Morenito de Jaén, Jaime Malaver, y Luis Miguel Campano, se las vieron con novillos de la ganadería de Rocío de la Cámara.
 El resto de las corridas contó con la presencia de matadores como Pepe Luis Vargas, “Espartaco”, Tomás Campuzano, José Antonio Campuzano, Morenito de Maracay, Manuel Ruiz “Manili”, José Luis Palomar, Ortega Cano, Luis Francisco Esplá, Paco Ojeda, “El Yiyo”, Ruiz Miguel, Enrique González “El Bayas”, Emilio Muñoz, y “El Niño de la Capea”.
Frente a este plantel de primeras figuras estuvieron las reses de Pablo Romero, Dolores Aguirre, Marqués de Albaserrada, Eduardo Miura, Los Guateles, Marqués de Domecq, Celestino Cuadri Vides, y la de Jandilla.

El diestro Francisco Rivera "Paquirri" se casaba
con la tonadillera Isabel Pantoja
El gran torero Francisco Rivera “Paquirri” contraía  matrimonio, ante Jesús del Gran Poder en Sevilla, con la tonadillera Isabel Pantoja. La ceremonia duró exactamente media hora, y lágrimas de emoción discurrieron por las mejillas de la cantante cuando el diestro  pronunciaba el rotundo “sí” de su aceptación como esposo. Este fue el momento más emocionante del enlace entre Isabel Pantoja y Francisco Rivera Paquirri. Isabel vistió para su boda un traje de raso con escote barco y bordado en seda natural, cristal y perlas; cola de siete metros de largo y doble tul ilusión, para cuyo diseño se invirtieron doscientas horas de trabajo. Paquirri eligió un sobrio traje corto de alpaca negra con faja en seda natural.

Saliida de la boda de Isabel Pantoja y Paquirri.
Isabel salió de su casa acompañada por el padrino, don Antonio Rivera Alvarado, padre de Paquirri, y los dos hijos que el torero tuvo de su anterior matrimonio con Carmen Ordoñez, que portaban las arras y los anillos. Los cuatro se dirigieron al templo en una carroza tirada por cuatro caballos donde fueron sorprendidos por una multitud, y es que el enlace –que fue considerado la boda del año- causó gran expectación y mucha gente se desplazó hasta los alrededores del templo: Cuando las puertas de Jesús del Gran Poder se abrieron de par para recibir a los contrayentes una muchedumbre invadió las naves de la iglesia, arrollando a los propios novios y a los invitadosSalvados los problemas iniciales, Isabel y Paquirri, ayudados por miembros de la Policía Nacional, lograron llegar al altar donde esperaban sus íntimos amigos que ejercieron de testigos en una emotiva ceremonia en la que estuvieron presentes compañeros de profesión del torero y numerosas personalidades  como la duquesa de Alba, Rocío Jurado, Pedro Carrasco, Palomo Linares, Marina Danko, Curro Romero, los hermanos Peralta y Paquita Rico, entre otros.

Al finalizar el enlace, los novios y sus invitados se dirigieron al monasterio de los Jerónimos donde se ofreció una cena nupcial en la que “noventa camareros se encargaron de servir la cena par los 1.200 invitados, a razón de 3.500 pesetas el cubierto.
La gabarra rojiblamca surca la ría del Nervión
para celebrar el título de liga del Bilbao.
En el apartado deportivo el Athetic club Bilbao se proclamaba campeón de Liga con el Real Madrid como  sub campeón, Descendían a segunda división  Las Palmas, Celta  y Racing de Santander, ascendiendo a primera  Murcia, Cádiz y Mallorca, 


La 81 edición de la Final de la Copa del Rey-Copa de España, se jugó en el estadio de La Romareda de Zaragoza, el 4 de junio de 1983, era ganada por el Barcelona, que venció al Real Madrid  por 2-1. El Real Madrid había quedado subcampeón de liga y el Barcelona clasificado en cuarta posición. Era pues la última oportunidad que tenían ambos equipos de lograr un importante título. 
Un esplédido gol de Marcos Alonso en  el último minuto
daba al Barcelona la Copa del Rey. 
La primera parte fue para el Barcelona, muy bien dirigido por Diego Maradona. Víctor abrió el marcador para el conjunto azulgrana a pase precisamente del jugador argentino, empatando el delantero Santillana iniciada la segunda parte para el Real Madrid al aprovechar un fallo garrafal del defensa barcelonista Gerardo. Cuando se cumplía el minuto noventa y  los veintidós protagonistas  esperaban ir a la prorroga,  un centro desde la izquierda de Julio Alberto fue rematado de forma acrobática y espléndidamente de cabeza por Marcos Alonso, cambiándole la trayectoria del balón al meta Miguel Ángel,  haciendo subir el dos a uno al marcador y proclamando de esta forma  campeón de España al Barcelona. 

Selección Nacional de España que logró un histórico triunfo
ante Malta por 12-1.


Para la fase final de la Eurocopa 1984, la UEFA había establecido una fase de clasificación con siete grupos, de los que sólo se clasificaba el primero  de cada uno de ellos. España quedó encuadrada en el grupo VII junto a las selecciones de   Países Bajos,Irlanda, Islandia y Malta.  Desde el principio,  españoles y neerlandeses se convirtieron en los máximos aspirantes a la clasificación, y en el séptimo partido del grupo, celebrado el 16 de noviembre de 1983, España cayó frente a Países Bajos por 2-1. Empatados a puntos a falta de una jornada, la selección neerlandesa venció en su último partido a Malta por 5-0, y era líder con dos puntos de ventaja sobre España y 16 goles de diferencia (22 a favor y seis en contra). En ese tiempo, la victoria se premiaba con dos puntos.

El capitán de España, Camacho,saluda al capitán de Malta
al inicio del encuentro.
España tenía 11 puntos a falta de un partido y cinco goles de diferencia (12 a favor y siete en contra). Por ello, necesitaba ganar su últomo encuentro por 11 goles o más, para empatar a puntos con los neerlandeses y superarlos en la clasificación final del grupo. El rival de España en su último partido era Malta, teóricamente muy inferior a nuestro combinado y cuya plantilla estaba formada por jugadores amateur. 

El seleccionador Miguel Muñoz convocó para tan decisivo encuentro a los jugadores Zubizarreta, Sarabia, Goicoechea del Ath. Bilbao, Gordillo y Rincón del Betis, Santillana, Camacho y Gallego del Real Madrid, Carrasco, Alonso y Sánchez del Barcelona, Señor, Salva y Güerri del Zaragoza, Buyo del Sevilla y Maceda del Sporting de Gijón. La selección quedó concentrada en el parador Nacional de la Oromana en Alcalá de Guadaira. Muñoz no podía contar con la presencia del portero titular de la selección Lusi Arconada que se encontraba lesionado. La fatalidad se asoció contra España y a tres días del decisivo partido se lesionó el jugador del Real  Madrid, Ricardo Gallego que fue sustituido por el jugador del Barcelona, Víctor Muñoz. 

La selección de Malta llegó a Sevilla dos días antes del encuentro. Su selección estaba formada por jugadores amateurs a excepción del guardameta Bonello  que jugaba en un modesto equipo de la liga alemana y que llegó a jurar ante la prensa española que si la selección de España le hacía 11 goles no volvería nunca a Malta.

Carlos Alonso "Santillana" tuvo una noche espléndida marcando cuatro
goles.
Las importantes lluvias caídas aquellos días sobre Sevilla restaron afluencia de público al estadio Benito Villamarín donde se  celebró el encuentro y que tenía un aforo de más de 50.000 personas. En el momento, ocho y media de la noche,  del pitido inicial del colegiado que dirigía el encuentro, alrededor  de 32.000 ocupaban las gradas del campo del Betis. De todas formas en la segunda parte la Federación Española decidió abrir las puertas de estadio a medida que se dirimía el choque. En los primeros minutos España falló un penalti lanzado por Juan Señor. Cuando iban diputados quince minutos el delantero de Real Madrid, Carlos Alonso “Santillana”, abría el camino de la gesta con un magnífico gol de cabeza.  Para más contrariedad y  rizar el rizo de lo imposible, el jugador maltés Di Giorgio disparó desde fuera del área, dando el balón en la espalda de Maceda y  sorprendiendo al meta Buyo. Malta empataba y ahora España tenía que marcar obligatoriamente doce goles. Antes de cumplirse la media hora de juego,   Santillana marcaba dos nuevos goles y el primer tiempo finalizaba con el resultado de tres tantos a uno a favor de España, un tanteo a todas luces insuficiente para lograr el pase a la fase final de la Eurocopa que se celebraría en 1984 en Francia. España necesitaba marcar nueve goles en cuarenta y cinco minutos.

Poli Rincón fue también de los más destacados
anotando otros cuatro tantos.
El jugador del Betis Rincón marcaba dos goles en diez minutos. Maceda hacía el sexto en el minuto sesenta y dos, marcando el séptimo en bellísimo remate en plancha de cabeza, un minuto después. Malta sacó de centro perdió el balón que llegó a  Poli Rincón que hizo el octavo. En el minuto 76, Santillana marcaba su cuarto gol particular que hacía el noveno de España. Poli Rincón lograba el décimo. Cuando faltaban diez minutos Sarabia lograba el undécimo y colocaba a España a un solo gol de la hazaña de situarse en primer lugar del grupo y eliminar a Holanda. Malta no sabía como frenar aquel vendaval. Utilizó todo tipo de artimañas y tretas. Patadas, pérdidas de tiempo, balones fuera del campo. Cuando el reloj marcaba el minuto ochenta y seis el fino interior del Real Zaragoza, Juan Señor recogió un rechace de la defensa maltesa y desde fuera del área con un potente disparo hizo subir el tanto doce al marcador. 

La alegría de jugadores y público se desbordó
al final del encuentro. España había logrado el milagro
La explosión de júbilo y alegría de jugadores y público que casi ya llenaba el Villamarín fue inenarrable.  A España le anularían un gol marcado por Gordillo en el último minuto del partido, lo que hizo que alrededor de treinta aficionados inconscientes, invadieran el campo de juego, teniendo que ser desalojados por Fuerzas de la Policía y los propios jugadores hispanos. El colegiado señaló el final del encuentro y ahí se desató la locura. Ahora si que los aficionados en masa, tomaron el césped bético y estrujaron con sus abrazos  a los jugadores españoles, que no se creían la gesta que habían conseguido   España estaría en la fase final de la Eurocopa 1984. Televisión Española, que había retransmitido el encuentro, emitió un programa especial de tamaño logro deportivo. Como anécdota el jugador Poli Rincón, que había marcado cuatro tantos, no le dio el balón al árbitro al final del encuentro y se quedó con él como recuerdo. 


Selección Nacional de España, subcampeona de Europa
de Baloncesto.
La edición XXIII del Campeonato de Europa de Baloncesto de selecciones Nacionales  se celebró en Francia  del 26 de mayo al 4 de junio de 1983. El torneo se disputó en 3 sedes: Nantes, Limoges y Caen  y contó con la participación de 12 selecciones nacionales.
La medalla de oro fue para la selección de Italia, que se impuso en la final disputada en Nantes a  España  por 105 a 96. La medalla de bronce fue para la selección de la Unión Soviética. España, entrenada por el seleccionador Antonio Díaz Miguel conformó su selección con estos jugadores: Juan Antonio San Epifanio, Juan Antonio Corbalán, Fernando Martín, Chicho Sibilio, Nacho Solozábal, Joan Creus, Juan Domingo de la Cruz, Juan Manuel López Iturriaga, Fernando Romay, José María Margall, Andrés Jiménez y Fernando Arcega. Los españoles se deshicieron en un esplendido encuentro la selección Rusa en semifinales, pero no pudieron doblegar a la selección italiana en la gran final. 

F.C. Barcelona campeón de liga y Copa de España de baloncesto.
Siguiendo con el deporte de la canasta, el Barcelona de baloncesto  se proclamaba campeón de Liga y de la Copa del Rey disputado, este último título,  ante el Inmobanco en Palencia. El resultado fue 125 – 93 a favor del Barcelona. Ese año fue el último en el que se disputó la Copa del Rey con el clásico sistema de eliminatorias, al año siguiente se implantó una fase final con cuatro equipos (4 temporadas) y ya por último el actual sistema de Copa con fase final de 8 equipos.

Las semanas anteriores a la final de la Copa de Rey de Baloncesto fueron muy polémicas, pues el Real Madrid se negó a jugar la final contra el Barcelona por unos problemas que surgieron entre ambos clubes con Núñez como presidente del equipo catalán y es que el equipo catalán había fichado  como empleado del Club al ex-árbitro internacional Bagué que siempre había dado motivos de anti madridismo en sus actuaciones y fue la gota que colmó el vaso de la directiva blanca de aquel entonces. 


Picadero Jockey club, Campeon de Liga y Copa de España
Finalmente la final la disputaron el Barcelona y el Inmobanco de Madrid, un equipo, fundado como una escisión de un filial que tuvo el Real Madrid, que  primero se llamó Castilla-Vallehermoso, luego Tempus y finalmente Inmobanco. Raimundo Saporta, vicepresidente de Real Madrid, era también  vicepresidente de este club.

En baloncesto femenino el Picadero de Barcelona se hacía con la liga regular y también con la Copa de la Reina, disputada en Guadalajara al derrotar al Celta de Vigo por 63-62.

Atlético de Madrid  campeón de liga de Balonmano.
En Balonmano el campeonato Nacional de Liga iba a parar a las vitrinas del Atlético de Madrid. La Copa del Rey disputada en Málaga se la llevaba el F.C. Barcelona al derrotara al Balonmano Bidasoa por 36-16.

En Voleibol el Real Madrid ganaba los títulos de Liga y copa del Rey.

Colomán Trabado campeón de Europa de 800 metros
lisos.
En atletismo el marchador José Marín lograba  el récord del mundo de 50 km marcha. Colomán Trabado, se proclamaba campeón de Europa en pista cubierta de 800 metros lisos  en campeonato celebrado en Budapest. José Luis Abascal en 1500 metros lisos lograba la medalla  de plata. Por su parte, Ángel Heras era medalla de bronce en 400 metros lisos. La Unión Soviética encabezaba el medallero con 19 medallas, nueve de ellas de oro. 

Miembros de la delegación española
que participaron en  los IX Juegos
del Mediterráneo celebrados en Casablanca. 
Los IX juegos del Mediterr'aneo se celebraron en la ciudad de Casablanca en Marruecos, del 3 al 7 de septiembre,  bajo la denominación Casablanca 1983.

Participaron un total de 2.180 deportistas (1.845 hombres y 335 mujeres) representantes de 16 países mediterráneos. El total de competiciones fue de 162 repartidas en 20 deportes. Italia se impuso en el medallero, logrando 143 medallas, 53 de oro. Le siguieron en el medallero   Francia con 109, 38 de oro y España con 59 preseas, 18 del preciado y dorado metal, ocupando el tercer  lugar en el podio.

Seve Ballesteros ganaba de nuevo el Master de Augusta.
En Golf, Severiano Ballesteros lograba por segunda vez  el Master de Augusta. 

La selección Española de Hockey sobre Patines se coronaba como campeona de Europa masculino al derrotar en Vercelli (Italia) a su más encarnizado y acérrimo rival, Portugal. El Fútbol club Barcelona   se proclamaba campeón de Europa y de la copa Intercontinental.

Liceo Hockey 
Ese año el hockey sobre patines no habló catalán. Habló gallego. El día primero de Mayo, el Liceo Caixa Galicia rompía la hegemonía catalana en este deporte. Desde 1965, año en el que se disputó la primera fase final entre los distintos campeones provinciales, pasando por la remodelación del campeonato en 1970 cuando se creó la División de Honor, todos los títulos fueron para  equipos catalanes. Con un apoyo económico de 38 millones de pesetas y 4.200 socios, el Liceo era ya  considerado todo un movimiento social en La Coruña. Muy pocos podían apostar en 1972 que el equipo de hockey formado por unos iluminados  del patín al amparo del Colegio Liceo La Paz, iba a realizar en los años sucesivos una campaña impresionante de administración y organización hasta llegar en 1983 a romper la supremacía de los clubes catalanes. 

La Liga 82-83 fue de principio a fin dominada por el Liceo. Desde que la temporada se puso en marcha, el 19 de septiembre, hasta el día uno de mayo cuando se consumó la conquista, el conjunto gallego había sido líder indiscutible. Sólo en algunas jornadas compartió su liderato con uno de sus más serios oponentes, el Reus Deportivo. Ese liderato se vio favorecido por dos derrotas consecutivas del Barcelona. Su trayectoria en el campeonato fue de las más completas. De los 30 encuentros de Liga empató dos. 

El capitán del Liceo Carlos Gil levanta la copa
de campeón de liga.
En Reus ante el Reus Deportivo (3-3) y en San Sadurní frente al A. A. Noya (1-1). Tan sólo perdió dos partidos y ambos ante el Barcelona, en el Palau Blaugrana (5-1) y en Riazor (0-2). El resto de encuentros se contaron por victorias, consiguiendo en su pista una de las mayores goleadas de la Liga (14-2) ante La Salle Tenerife, y fuera de sus lares la victoria más destacada por lo abultado del marcador fue la conseguida ante el Ripoll (3-10). El técnico José Manuel Campos, ex jugador del Liceo, y el preparador físico Eduardo Blanco, impusieron una disciplina y conjuntaron a una serie de grandes jugadores que con fe, tenacidad y empeño consiguieron para La Coruña y Galicia su primer título liguero. José Luis Huelves, Alberto Areces, Carlos Gil, Mario Rubio, Mario Agüero, Luis Garvey, José Garriga, Manolo Souto y Pablo Del Moral ya forman parte de la historia del deporte gallego.

España se proclamaba campeón  de la copa de las naciones
de tenis en Dusseldorf al derrotar a Australia.
El equipo español de tenis se adjudicaba en Dusseldorf` la sexta edición de la Copa de las Naciones (oficioso Campeonato del Mundo por equipos), al derrotar a Australia por dos tantos a uno. Frente a más de 6.000 espectadores, el equipo español repitió su triunfo de 1978, también logrado frente a Australia. Los australianos, que conquistaron el trofeo en 1979, perdían ante los españoles su cuarta final. José Higueras, Manuel Orantes y Ángel Giménez, que derrotaron en semifinales a Estados Unidos, se proclamaron campeones antes de disputarse el encuentro de dobles, merced a los triunfos individuales de las dos primeras figuras españolas.

José Higueras derrotó, en el primer partido de individuales, al australiano Marc Edmondson, por 6-2 y 6-4, en un encuentro que duro más de dos horas. En el segundo encuentro, Manuel Orantes venció al australiano Pat Cash, por 6-3 y 6-2, en algo más de una hora. Australia anotó su único punto, ya que la pareja formada por Edmonson y Cash, también componentes de equipo individual, derrotaron a Higueras-Giménez, por 5-7, 6-4 y 1-6.

Bernard Hinault ganaba la vuelta ciclista a España
La 38º edición de la Vuelta Ciclista a España se disputó del 19 de abril a l8 de mayo  con un recorrido de 3398 km dividido en un prólogo y 19 etapas, una de ellas doble, con inicio en Almusafes y final en Madrid. El vencedor, el francés Bernard Hinault, cubrió la prueba a una velocidad media de 35,881 km/h. haciéndose con su segunda Vuelta a España en dos participaciones, aunque este año tuvo que sacrificar el Tour de Francia, debido al cansancio y el mal estado de salud. En el podio, le acompañaron Marino Lejarreta y Alberto Fernández Blanco, segundo y tercero respectivamente.

Ángel Arroyo lograba el segundo puesto
en la clasificación general del Tour
de Francia.
Ángel Arroyo quedaba situado en segunda posición en el Tour de Francia que ganaría el francés Laurent Fignon. Arroyo ganaría la mítica etapa con final en el Puy de Dôme.

El Giro de Italia se lo llevaría Beppe Saronni  quedando el español Alberto Fernández en tercer lugar. Los españoles Marino Lejarreta, Eduardo Chozas y Faustino Ruperez se clasificaron entre los diez primeros ciclistas de la clasificación genera. Por equipos el ZOR español resultó el ganador.

En Karate varios karatecas españoles se proclamabn como campeones de Europa. Medina campeón de Europa de Kata individual masculino. María Moreno  campeona de Europa de Kata individual femenino. Francisco Merino, campeón de Europa 75 kg Equipo español masculino campeón de Europa por equipos de kata individual. José manuel Egea, campeón de Europa Kumite Open.


El gran boxeador español Roberto Castañón.
El gran boxeador leonés Roberto Castañón revalidaba ese año por dos veces el título de campeón de Europa del peso super pluma. Sin embargo, a  finales del mes de octubre, lo perdería, en combate celebrado en Italia ante Alfredo Rainniger

En Motociclismo Ángel Nieto, se subía de nuevo a lo más alto del podio y se llevaba el título de campeón del mundo 125 c.c. Por su parte Carlos Cardús, se coronaba como campeón de Europa 250 c.c.

En Remo hubo ese año una brillante actuación española. Alberto Molina, Luis Moreno, José María Marco y Juan Mari Altua, se proclamaban campeones del mundo 4 sin timonel. José Cañete López, Enrique Briones Pérez de la Blanca, Eulogio Genova Emezabal, Benito Elizalde, Carlos Muniesa Ferrero, José Manuel Crespo Hidalgo, Victor Llorente Rodríguez, José Roji Blanco y Alejandro Moya, campeones del mundo 8 con timonel.

En Sambo Miguel García, se ceñía el cinturón de campeón del mundo en categoría de  57Kg.

José Luis Doreste campeón del mundo de calse
Star de vela
En Taekwondo Irineo Fragas, lograba  el campeonato del mundo en categoría de 84Kg.

Jordi Calafat, como campeón del mundo en Clase Optimist y Toño Goróstegui y  
José Luis Doreste, como campeones del mundo clase Star, escribían otra página de  gloria de la vela española.

Ole-Ole
Los sonidos de aquel año 1983 fuero sin discusión  ¿Y como es él? de José Luis Perales, “Barco a Venus” interpretada por Mecano, “Mamma María” de Ricchi e Poveri, Olé ole con “No controles”; Azul y Negro  “Con los dedos de la mano”; Alaska y Dinarama con “Perlas ensangrentadas” Radio Futura con “ La estatua del Jardín Botánico” “Malos tiempos para la lírica” de Golpes Bajos; “La Noche no es para mí” de Video, Juan Manuel Serrat con la canción “Cada loco con su tema” Julio Iglesias editaba el álbum “En concierto”.


Mecano.
Ese año, en París, Julio Iglesias recibía el primer y único premio disco de diamantes que  nunca se había dado a un cantante por el Libro Guinness de los récords, por haber vendido más discos en más idiomas distintos que ningún otro artista musical en la historia, 100 millones de copias en seis idiomas, y el entonces alcalde de París, Jacques Chirac, le condecoraba con la medalla de París. Hacia giras por Canadá, Estados Unidos, África, Asia y Europa. 


Concierto de Julio Iglesias en el Nou Camp de Barcelona
En España era recibido por Sus Majestades Don Juan Carlos I y Doña Sofía y actuaba en varias ciudades de España, entre ellas Barcelona,  en un repleto estadio de fútbol, el Camp Nou, ante 80.000 personas. 

Su concierto en el estadio Bernabéu de Madrid  que ponía fin a su gira española resultó antológico. 100.000 personas  abarrotaron el estadio Santiago Bernabéu de Madrid aplaudieron y disfrutaron con la actuación de Julio. El cantante tuvo que repetir varias veces las canciones más conocidas de su repertorio, y logró despertar el entusiasmo de un público incondicional cuyo comportamiento, muy cívico, evitó que se produjeran presumibles incidentes debido a que, al menos 10.000 personas, ocuparon localidades desde las que no se podía seguir visualmente la actuación. La infanta Cristina, su abuelo don Juan y otros miembros de la Familia Real siguieron el concierto desde el palco presidencial junto a los hijos de Julio Iglesias.

Julio Iglesias en Concierto.
El cantante, recibido por miles de lucecitas provenientes de cerillas y encendedores, apareció visiblemente tenso, aunque luego, según pulsaba la entrega del público, fue ganando seguridad. Esa entrega la consiguió, en gran parte cuando él mismo tomó la iniciativa de resolver el problema creado a las casi 10.000 personas que habían pagado entre 900 y 2.000 pesetas por ver la actuación. Después de media hora de canciones suspendió durante 10 minutos el concierto para que la gente bajara hasta el césped y pudiera seguir de cerca la actuación. Mandó también retirar las cortinas de la parte trasera del escenario y siguió cantando, en muchas ocasiones, "para los flancos que no me pueden ver de frente".

El gesto se agradeció y el cantante, ya más relajado, siguió con su repertorio. Gritos de "No te vayas Julio" o "Vuelve pronto, te queremos", eran coreadas por sectores del público como peculiar y sentido aplauso a cada una de sus canciones. La emoción era cada vez más visible en el rostro del cantante, quien en algunos momentos caldeó el ambiente a base de patria chica recordando que Madrid era su ciudad natal y hablando de la enorme emoción que le producía el poder actuar en España, "porque, ante todo, ustedes saben que yo soy muy español".

El presidente del Gobierno y su esposa recibían en el
Placio de la Moncloa  a Julio Iglesias.
El final, que parecía imposible por las reiteradas peticiones de canciones, consistió en un constante ventear de jerséis y chaquetas. La gente seguía en pie esperando nuevas interpretaciones cuando Julio Iglesias salía del estadio en una furgoneta de la Policía Nacional hasta su hotel. Al día siguiente Julio Iglesias sería invitado a almorzar al Palacio de la Moncloa por el Presidente del Gobierno, Felipe González y su esposa Carmen Romero. 

En el apartado de Televisión eran inaugurados de los nuevos estudios de TVE en San Cugat del Valles (Barcelona).

José Luis Balbín era destituido como director de informativos de TVE.

Grupo Las Vulpess
El grupo musical punk de Baracaldo, Las Vulpess  interpretaba el tema “Me gusta ser una zorra” en el programa Caja de Ritmos, que dirigía y presentaba Carlos Tena. Se produjo en España un enorme escándalo por la letra de la canción, con consecuencias judiciales con una querella prsentada por el Ministerio Fiscal y políticas pues se debatió el asunto en las Cortes Generales  y que provocó la clausura del programa y el cese fulminante de Tena.

En Múnich (Alemania), la canción «Si la vie est cadeau», interpretada por Corinne Hermés, ganaba para Luxemburgo la XXVIII edición del Festival de Eurovisión. 


Remedios Amaya. Su actuación en
Eurovisión fue sencillamente lamentable
España terminaba con 0 puntos. Remedios Amaya  y su canción “Quien maneja mi barca” serían recordadas por el tremendo  batacazo eurovisivo español, el peor  de la historia.

Jesse con la canción Estrela de pape” que representaba a Brasil ganaba el Festival de la OTI en certamen celebrado en el  el DAR Constitution Hall de Washington DC (Estados Unidos. Gonzalo que representaba a España y a Televisión Española con la canción  “Quien piensa en ti”,  quedó situado en décima posición. 

Fernando García Tola, presentador de "Si yo fuera
presidente".
Los programas más seguidos ese año fueron: el especial fin de año “Viva 84”, “Ni en vivo ni en directo”, programa de humor presentado por Emilio Aragón, "La edad de oro" con Paloma Chamorro que se dedicaba a informar de la movida musical madrileña, "Si yo fuera presidente" con Fernando García Tola, El magazine, “la Tarde” presentado por Pepe Navarro. “Y sin embargo te quiero” con Guillermo Summers e Ignacio  Salas, acompañados por Pastora Vega.   “Otros pueblos” serie documental presentada por Luis Pancorbo. “Españoles”, “Tocata”, un programa musical presentado por José Antonio Abellán, Mercedes Resino  Vicky Larraz, y Silvia Abrisquieta  que venía  a ocupar el hueco dejado por “Aplauso”.

Serie Las Pícaras.
En series españolas “Anillos de Oro” con Ana Diosdado e Imanol Arias, ”La Celestina” , “Los desastres de la guerra”, serie que narraba los acontecimientos ocurridos en España entre los años1808 y 1814, durante la Guerra de la Independencia Española contra las tropas napoleónicas. La serie se servía para ello de los 82 aguafuertes que componen la serie de Francisco de Goya, Los desastres de la guerra que, además, daban título a la serie.  “Las pícaras” serie que recreaba en cada uno de sus episodios, otras tantas obras del género de Novela picaresca de la Literatura española del Siglo de Oro, si bien cargando las tintas en los aspectos eróticos y amorosos y donde destacaban la presencia de guapísimas actrices muy  ligeras de ropa como Lola Forner, Ana Obregón, Norma Duval, Victoria Vera, Cristina Marsillach, Amparo Muñoz;  “El jardín de Venus”, serie dirigida por José María Forqué  que recreaba trece cuentos eróticos.  Lecciones de tocador.

Galáctica, Estrella de Combate.
La series extranjeras favoritas de los telespectadores eran  “Galáctica, estrella de Combate”, con sus naves cilonas y el malvado conde Baltar, “Flamingo Road”, “Fama”, que narraba las peripecias, desventuras, esfuerzos, éxitos y frustraciones de los profesores y los alumnos de la Escuela de Arte de Nueva York. “MASH” una  serie que  acompañaba a un cotidiano grupo de médicos militares que desarrollaban su labor en el Hospital de campaña y como escenario en la Guerra de Corea, que tuvo lugar entre los años 1950 y 1953. Por su parte en España la serie comenzó a emitirse en 1983, once años después de su estreno estadounidense. “Retorno a Brideshead”. “La hora de Agatha Christie”.

En Barcelona (España) se inauguraba  el canal TV3 perteneciente a la Televisión de Cataluña, primera televisión autonómica que emitía señal. 

Las Marías de Santiago
de Compostela,
Ese año 1983 fallecían entre otros, Louis de Funés, actor cómico francés, hijo de madre española. Coralia Fandiño Ricart, una  de las hermanas "Las  Marías", muy populares en Compostela. Igor Markevitch, eximio director de orquesta y compositor ucraniano que grabó infinidad de registros con la gran orquesta de Radio Televisión Española, Estrellita Castro, actriz y gran señora de la copla española. 

El gran cineasta aragonés Luis Buñel, José Bergamín, escritor, el magnífico pintor Joan Miró.  


Bobby Deglané.
El inigualable Bobby Deglané, la voz de la radio española en las décadas de los años cincuenta-sesenta y creador de grandes programas radiofónicos como Cabalgata fin de Semana y Carrusel Deportivo.

José Andreú y Lasserre, más conocido como Chalie Rivel, posiblemente el mejor payaso del mundo José Orjas y Tota Alba actores

José María Cajigal creador y máximo impulsor del Instituto Nacional de Educación Física.


Charlie Rivel.

En lo referente a la ciudad de La Coruña estas y otras noticias concitaban el interés de los ciudadanos. Una mujer sufría quemaduras graves de segundo grado, en cara y manos,  al estallarle un petardo que como elemento decorativo tenía en su casa la noche de fin de año. El petardo quemó también un trozo de moqueta de la vivienda situada en la Ronda de Outeiro, ocasionado desperfectos valorados en 40.000 pesetas. Los amigos de lo ajeno aprovechaban la noche de fin de año y asaltaban el pub Filloa situado en la cale del Orzán y de donde se llevaban un amplificador, giradiscos, discos y otros efectos. 

En un acto celebrado en el Pazo de Mariñán, el presidente de la Diputación Enrique Marfany Oanes, acompañado por el alcalde de la Coruña,  capitán General de la Octava Región Militar, Condesa de FENOSA, diputados provinciales y alcaldes de otras diferentes localidades de la provincia,  entregaba al editor de la Voz de Galicia Santiago Rey Fernández-Latorre, la medalla de oro de la Provincia de la Coruña que se le había concedido al diario coruñés al cumplir su primer centenario de vida.

Jose Agulló Naya era nombrado General Jefe de la Brigada de Infantería Aerotransportable con sede en nuestra ciudad. Sustituía en el cargo al general Julián Díaz López.

Ramón García Barros.
Ramón Luis García Barros, era reelegido como presidente del coro Cántigas Da Terra. Le acompañaba como vicepresidente primero Javier Fonte Gundín, que además era director del coro.

Se  llenaba el Teatro Rosalía de Castro para el e estreno la primera zarzuela gallega titulada “A represa no río” original de Mili Porta y Antonio Santiago “Nito”. Organizada por el Ayuntamiento y Diputación contó con las voces del tenor Ricardo Muñiz, del  barítono coruñés Antón de Santiago y la soprano Paquita Parriego.


La Ronda de Outeiro, a la altura de la avenida de los Mallos,
iba tomando forma.
Era eliminado de la ronda de Outeiro el tapón de la calle de San Luis, quedando esta unida esta con la avenida de los Mallos. En principio solo sería utilizada por peatones a  la espera de derribar otro edificio  y abrir ya el tráfico rodado.

Se inauguraba en las sala de exposición de la Terraza, la exposición gráfica a cerca de los acceso finales  a La Coruña desde la nueva autopista cuyo coste alcanzaría la cifra de tres mil millones de pesetas.

Nieve en el estadio de  Riazor.

Hasta en dos ocasiones nevaba en la Coruña el domingo día 13 de febrero. Los copos llegaron a cuajar en las playas de la ciudad, 

En la playa de Riazor se ofrecía un espectáculo insólito donde se mezclaban la nieve, arena y el mar. Las temperaturas , aquel domingo, no pasaron de los tres grados de máxima.

Abilio Caetano Bueno, árbitro perteneciente al colegio andaluz, organizaba en el estadio de Riazor una gravísima alteración del orden público  al erigirse en principal protagonista del encuentro correspondiente al campeonato Nacional de Liga y disputado entre el Real club Deportivo y el Palencia C.F. 


El Colegiado Abilio Caetano Bueno
organizó un sonoro escándalo en el estadio
de Riazor.
El personaje en cuestión, expulsó a tres jugadores del club coruñés, Traba, José Luis y Marro, dejando al Deportivo en manifiesta inferioridad, lo que aprovechó el Palencia para vencer por dos tantos a cero. Era la primera derrota que sufría el Deportivo en Riazor en aquella temporada, incluso el Bilbao en Copa de  España no había podido pasar del empate. Caetano tuvo que salir del terreno de juego  escoltado por la Fuerza pública, ante la lluvia de todo tipo de objetos monedas, mecheros, botellas, lanzadas desde los graderíos, lo que hizo que un linier recibiese un botellazo. Incluso antes de finalizar el encuentro un espectador saltó al campo con intención de agredir á  Caetano, algo que impidieron las Fuerzas de Policía que lograron detenerle.  Fue uno de los mayores encándalos acaecidos en el estadio de Riazor en su dilatada historia.

Pasadas más de tres horas de finalizado el encuentro y cuando la Policía Nacional  había ya  dispersado a los muchos aficionados que, de forma exaltada, esperaban a la salida del estadio  al colegiado, este abandonó las dependencias del estadio de Riazor en un furgón policía por la zona de las localidades de general con destino a Santiago de Compostela, donde tomaría un vuelo que lo llevaría a su casa en Andalucía   

Era inaugurado el supermercado de CODECO en el polígono de la Grela-Bens.

Los Bemberos coruñeses celebraban su patrón.
El alcalde López Menéndez, acompañado de  varios de su concejales, presidía una comida con el Cuerpo de Bomberos con motivo de la festividad de San Juan de Dios patrono del cuerpo. En ella se anunciaba las obras de ejecución del nuevo parque de bomberos que serían inminentes.

El Ayuntamiento sacaba a la calle 70.000 folletos donde explicaba a los ciudadanos donde invertía el dinero el consistorio.

El plan de ordenación urbana de La Coruña  quedaba sin ejecutar antes las inminentes elecciones municipales del mes de mayo.

Guardia Civil Plácido
Pedreira, asesinado en la Coruña
por los GRAPO.

Seis disparos de bala efectuados con una pistola por un joven de unos 25 años, al que acompañaba una muchacha de similar edad, produjeron la muerte casi inmediata, entre las 9.25 y 9.35 horas del día 29 de abril, al guardia civil Plácido Pedreira Álvarez, cuando este se disponía a concluir, como conductor del microbús del cuerpo, su habitual servicio de traslado de los hijos de sus compañeros a colegios de La Coruña. El guardia civil, de 38 años de edad fue asesinado frente al colegio de los salesianos, en el que debía dejar a un niño, de ocho años, último ocupante del autobús y testigo directo del atentado. El asesinato de Plácido Pedreira era el segundo atentado mortal que se producía contra un miembro de la Guardia Civil en La Coruña, ciudad donde se daba una notable concentración de fuerzas militares como consecuencia de su condición de sede de la VIII capitanía general. 

Plácido Pedreira fue tiroteado por un joven al que acompañaba una muchacha, cuando estaba de pie junto a la puerta del microbús, y que le disparó  tres o cuatro tiros al guardia civil, que se llevó las manos al pecho y cayó al suelo. Un sacerdote que pasaba por las inmediaciones del lugar y escuchó los disparos, fue el primero en socorrer a Plácido Pedreira, que se encontraba ya en estado pre agónico. 


Traslado de los restos mortales del Guardia Civil
Plácido Pedreira, asesinado junto al colegio de
los Salesianos.
Trasladado al centro sanitario más próximo al lugar de los hechos, en un coche de la Policía, el guardia civil murió cinco minutos después de su ingreso. Según el parte médico facilitado por la dirección del centro sanitario, presentaba seis orificios de bala en el cuello, pecho, abdomen y muslo. Pese a que la Policía, avisada por personal del colegio de los salesianos, acudió al lugar del atentado apenas tres minutos después de que este se produjese, los autores del asesinato consiguieron huir a pie por la calle de El Sol, próxima al lugar en que se encuentra el colegio. Un policía llegó a ver a dos personas corriendo y emprendió, también a pie, una persecución que pudo mantener algún tiempo antes de perderles la pista. Los asesinos eran una pareja de jóvenes de edad comprendida entre los veinte y los veinticinco años y de tez morena en ambos casos. El GRAPO se haría cargo de la autoría del atentado.

Controles de circulación fueron establecidos poco después del atentado en todos los accesos a La Coruña, de acuerdo con un plan específicamente previsto para acciones de este carácter.
El gobernador Civil Domingo Ferreiro, solicitó la colaboración ciudadana para erradicar de una vez a asesinos como los que habían matado salvaje y vilmente a Plácido Pedreira". Pedía también la solidaridad para con las fuerzas policiales.

El guardia civil asesinado era, según el gobernador, una persona "especialmente querida por sus compañeros", como consecuencia de su trabajo específico en contacto directo con los hijos de todos ellos". Nacido en el cercano municipio de Laracha, Pedreira había contraído matrimonio hace sólo siete meses y ejercía funciones de conductor destinado en la plana mayor de la compañía de la Guardia Civil de La Coruña.


Velatorio del Guardia Civil Plácido Pedreira
asesinado por el GRAPO en La Coruña.
El funeral por el alma de Plácido Pedreira tuvo lugar en la Venerable Orden Tercera de San Francisco y fue presidido por el ministro del interior José Barrionuevo a quien acompañaban, el presidente de la Xunta Gerardo Fernández Albor, alcalde de la Coruña, Director General de la Guardia Civil Delegado del Gobierno en Galicia, capitán general de la Región Militar, almirante del Departamento marítimo de El Ferrol y otras autoridades civiles y militares. El templo estaba abarrotado de fieles que siguieron la celebración eucarística oficiada por el obispo auxiliar de Compostela, Monseñor Rouco Varela. Una vez finalizada la Misa, y después de entonarse de forma emocionada el Himno de la Guardia Civil, el féretro de Plácido Pedreira, envuelto en la bandera Nacional, salió de la Iglesia. Unas cinco mil personas que se habían congregado en las inmediaciones del templo comenzaron a aplaudir y a dar vivas a España y  la Guardia Civil. El Guardia Civil recibiría cristiana sepultura en el cementerio parroquial de Coiro-Laracha.  

Francisco Vázquez, que encabezaba la lista del PSOE,
ganaba por mayorí absoluta la alcaldía de La Coruña.
En las elecciones municipales celebradas el día ocho de mayo, de un censo de 170.232 vecinos, votaron 101.759. El PSOE, que encabezaba Francisco Vázquez, obtuvo 43 595 logrando 14 concejales y por tanta la mayoría absoluta. En segundo lugar se situó Alianza Popular con José González Dopeso como número uno, que obtuvo 25.898 y ocho concejales y La Coruña Unida con su líder, el que era alcalde, Joaquín López Menéndez, que obtuvo cinco concejales con 16.007 votos.

Los concejales elegidos fueron: Por el PSOE: Francisco Vázquez Vázquez, Miguel Martínez Losada, Antonio Campos Romay, Pilar Valiño Pérez, Federico de la Fuente Esperante, Pedro Arias Veira, Esteban Lareo Castro,  Enrique Carreira Mosquera, Segundo Pardo Ciorraga, Pedro Vasco Pardavila, josé Antonio Sánchez Penas, Héctor Quiroga Lorenzo, Francisco Javier Losada de Azpiazu y Eduardo del Val Martínez. Alianza Popular. José González Dopeso, Enrique Marfani Oanes, César Cobián Varela, Begoña Bonet Díaz, Francisco Javier Llorente Bazarra. Ángeles de la iglesia Daviña y Enrique Fernández Mosquera Soto.La Coruña Unida: Joaquín López Menéndez, Luis Ripoll García, Ricardo Gómez Pico, Álvaro Someso Salvadores y Carmen Fernández Gago.

En una plaza de María Pita repleta de público y de fuerzas del  Regimiento de Infantería Isabel La Católica nº 29, que formaban en el centro de la plaza, el Excmo Ayuntamiento de La Coruña entregaba una Bandera Nacional con el nuevo escudo constitucional al Regimiento de Infantería Isabel La Católica. Actuó de madrina la esposa del alcalde de la Coruña, Joaquín López Menéndez, María Dolores Sánchez que entregó la enseña patria al coronel del Regimiento José Rodrigo.


Equipo que presentó  el Deportivo en aquel fatídico encuentro
frente al Rayo vallecano
Todo estaba preparado para cumplir el sueño. Hacía diez años que el Real club Deportivo había abandonado la primera división del fútbol español y había caminado con suerte dispar por la segunda e incluso tercera división. Este era el momento. Un sólo punto separaba al Deportivo de lograr el ansiado ascenso y retornar de esa forma  a la élite del fútbol nacional. El encuentro final del campeonato, se iba a celebrar en Riazor ante el Rayo Vallecano, que había realizado una muy gris temporada. Nada hacía presagiar el desastre. Incluso la semana anterior, en encuentro celebrado en Linares, el club coruñés y el equipo jienense habían pactado un empate que salvaba del descenso al Linares y acercaba aun más al Deportivo a cumplir su sueño. Aquello al final sería fatal y catastrófico. 


Un imagen de aquel encuentro. Traba intenta rematar
a puerta. 
La semana anterior al choque, fijado para el domingo día 22 de mayo, la ciudad se volcó con el equipo. Aparecieron banderas en comercios, mercados y otros lugares. Sin duda aquella fecha marcó el nuevo giro que tomaría en los años venideros la afición, en su apoyo al Deportivo que aquel año contaba con ocho mil socios. Una caravana compuesta por alrededor de veinticinco coches, con banderas blaquiazules, recorrió a la tarde  del sábado anterior al encuentro la ciudad con alegría desbordante. En numerosos establecimientos hosteleros se pactaron, con anterioridad al choque, numerosísimas fiestas donde correría el vino, champan y buenas viandas. Nadie pensaba en el desastre. Y eso  fue lo que sucedió. 

Al Deportivo  le pudieron las ganas y la responsabilidad. En un Riazor que se llenó hasta los topes con más de treinta mil aficionados, que dejaron en las arcas del club 10.000.000 de pesetas, los cuales recibieron de forma emocionante al equipo en su salida al campo con flamear de pañuelos y banderas. Un gol del extremo Pozo al inicio de la segunda parte tras una inexistente falta de José Luis comenzó a fraguar la tragedia que se agrandaría en el minuto 53 con otro gol marcado por el delantero vallecano, Benito. A partir de ahí el Deportivo luchó de forma heroica contra un Rayo Vallecano, al que le iba la vida en el envite, pues como se supo después, por vencer en La Coruña se llevó una sustanciosa prima y contra un árbitro, el canario Norberto Castilla Yánez, que realizó, el día de su retirada como colegiado, un lamentable y partidista arbitraje en contra de los intereses del Deportivo escamoteando dos clarísimos penaltis. 


 El Rayo se defendió ordenadamente y logró
su objetivo, más económico que deportivo. 
A falta de seis minutos para el final del encuentro, el defensa coruñés Ballesta, acortaba distancias en el marcador que ya no se movería hasta el final, produciéndose el terrible desencanto en la ciudad que lloró aquella fecha, posiblemente como ninguna otra en la historia de los reveses del club. El árbitro canario tuvo que salir escoltado por los escudos de la Policía Nacional y ya en los vestuarios, se produjeron lamentables situaciones entre directivos de uno  y otro equipo con acusaciones de recibir mordidas y posteriores intentos de agresión. Incluso se llegó a afirmar que un jugador, que había pertenecido al Deportivo y ese día militaba en el Rayo Vallecano, intentó en el descanso arreglar el resultado, a costa de que el Deportivo le abonase ese día unas cantidades que tenía pendiente de percibir, por parte del club coruñes, a lo que la directiva deportivista se negó en redondo.  Arsenio, entrenador del Deportivo y el Presidente Corzo, descargaron su frustración diciendo, uno que el clarísimo penalti no pitado en el primer tiempo había sido decisivo y el primer mandatario señalando que el Deportivo había perdido el encuentro fuera del terreno de juego con el trasiego de maletines de dinero que hicieron posible que el Rayo Vallecano, un equipo mediocre, se pareciese en Riazor al Real Madrid de las famosas cinco copas de Europa, con Di Stefano y Puskas a la cabeza. 

La ciudad tardó muchos días en levantar cabeza. La imagen de bares y tascas con las bandejas de embutido preparadas, fueron desoladoras, quedando para degustar en otra mejor ocasión, al igual que la enorme sesión de fuegos de artificio que el alcalde de La Coruña, López Menéndez, que abandonaba el cargo y que estaba acompañado en el palco presidencial por el alcalde electo Paco Vázquez, deportivista de pro y las primeras autoridades, había contratado para el final del encuentro. Solo hubo lloros y desencanto. Habría que esperar una nueva oportunidad. Al final ascenderían a primera división el Real Murcia, Cádiz y Mallorca, que superó en un gol al Deportivo al quedar empatados a puntos.  

El alcalde saliente Joaquín López Menéndez
impone los atributos de primer edil, medalla y bastón
al nuevo alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez. 
Pero la vida continuó y al día  siguiente del fiasco del Deportivo,  Francisco Vázquez, tomaba posesión como Alcalde de la Coruña,  en el salón de plenos del Palacio Municipal, Los catorce votos de su grupo municipal lo hicieron posible. Los ocho concejales de Alianza Popular votaron en blanco al renunciar José González Dopeso a presentarse como candidato a la alcaldía. Por su parte Joaquín López Menéndez obtuvo cinco votos pertenecientes a su grupo de concejales.  De seguido Francisco Vázquez juró su cargo y besó un crucifijo que se encontraba situado en la mesa, donde se hallaba un ejemplar de la Constitución Española. En medio de un cerrado aplauso, Paco Vázquez ya proclamado alcalde,  abrazó de forma cordial a Dopeso y a López Menéndez.

Unos días después el alcalde Vázquez anunciaba que renunciaba  a su sueldo de alcalde, cobrando solamente lo estipulado  por su puesto de diputado Nacional a Cortes. 

Con motivo del día de las Fuerzas Armadas tenía lugar en el palacio Municipal la inauguración, por parte del capitán General de la Región Militar Fermín Casado Cepeda, que se hallaba  acompañado de las primeras autoridades civiles y  militares, de la exposición Militaria 83, una muestra en la que se reunían numerosos objetos, que exaltaban la vida e historia de  nuestro Ejército y Armada como maquetas, soldados de plomo, recortables, sellos, libros, pinturas y un sinfín de objetos que hicieron de la muestra un bellísimo paseo por la historia de la milicia hispana. 


Inuaguración de la Exposición Militaria 83
Incluso para dar mayor brillantez a la muestra, se desplazó hasta nuestro puerto el Destructor de la Armada Lepanto, que estuvo amarrado el muelle por espacio de cuatro días y donde fue visitado por miles de coruñeses. A bordo del buque tuvo lugar una brillante recepción que presidió el Capitán General del Departamento Marítimo del Cantábrico con sede en el Ferrol, almirante Lorenzo Rey.


En el acuartelamiento de Atocha tuvo lugar una jornada de puertas abiertas donde se dieron cita miles de personas, sobre todos niños, para presenciar los actos conmemorativos  en La Coruña del día de las Fuerzas Armadas que presidió el Capitán General de la Región Militar, Teniente General Fermín Casado a quien acompañaban el delegado del Gobierno en Galicia, alcalde de la ciudad y las demás autoridades civiles y militares, 

Los actos del día de las Fuerzas Armadas organizados
en el cuartel de Atocha, finalizaron con un desfile de las
tropas que habían rendido honores. 
En la explanada del cuartel se hallaban formados 750 hombres, pertenecientes al primer batallón del Regimiento de Infantería Isabel la Católica, Batería del grupo de Artillería de la Brigada Aerotransportable, compañía del Grupo mixto de Ingenieros, compañía del Grupo logístico y tres secciones de Operaciones Especiales, Policía Militar y Guardia Civil. A los acordes del himno Nacional salió al patio la Bandera Nacional del Regimiento de Infantería, que se retiraría mas tarde, para dar paso al homenaje  a los caídos, toque de oración y posterior desfile de las Tropas.   Finalizado el desfile dieron comienzo las exhibiciones a cargo del grupo de Artillería, Policía Militar, Operaciones Especiales,  así como la muestra del material entre el que destacaban la presencia de dos carros de combate perteneciente al Grupo Ligero de caballería de guarnición en Lugo. Al final autoridades e invitados pasaron al comedor del acuartelamiento donde se entregaron los premios literarios instituidos por la Octava Región Militar y  se brindó por el primer soldado de España: El Rey.  

Cartel Hogueras 83
De nuevo las Hogueras cumplieron su cita puntalmente en el calendario. Fue un año nuevamente complicado sobre todo por las cercanas elecciones municipales, que habían dado la victoria al Partido Socialista Obrero Español en la figura de Francisco Vázquez. Las dudas asaltaron a la junta directiva de las Hogueras, pues recibió todo tipo de comentarios, como los que con la llegada del los socialistas al palacio municipal se terminarían las ayudas a la organización. Menos mal que los permisos en lo referente a la instalación del ferial de atracciones, que volvió ese año a su lugar habitual en la Plaza de Portugal, habían sido ya aprobados por la anterior corporación que presidía Joaquín López Menéndez. 

Las sospechas de falta de colaboración fueron en aumento al comprobar que el nuevo gobierno municipal optaba por apoyar y subvencionar con la cantidad de 150.000 pesetas a la hoguera que organizada por el ateneo y la asociación O Facho se iba a quemar la noche del día 23 en la plaza de María Pita. La lumeirada favorecida, contaba con dos años de vida, en contra de los catorce que ya llevaba la hoguera organizada en la Plaza de Portugal por la Comisíón Promotora. Eso sí, aquella hoguera política y partidista, quemada por el ateneo, fue jaleada desde las páginas de un feroz enemigo de La Coruña,  el diario vigués Faro de Vigo,que en un alarde de odio y sectarismo hacia la comisión promotora de las Hogueras de San Juan coruñesas, a la que tildaba de forma gratuita , con un desconocimiento y maldad total como  "los chicos del smoking y la serpentina, la derecha de toda la vida", pedía claridad y transparencia por las cuentas de dichas actividades, cuando  sabía  perfectamente que aquellas obraban en poder del Excmo Ayuntamiento de La Coruña, una vez cobrada la subvención municipal por la organización de las Hogueras de 1982, como era preceptivo y obligatorio. 

Un año más se convocó la semana Deportiva, que se celebró durante los días 29 de mayo al 123 de junio en las pistas polideportivas Municipales, disputándose las modalidades de baloncesto, balonmano y voleibol con la participación de diez equipos de baloncesto, seis de balonmano, cinco de voleibol y los equipos de gimnasia de los colegios Sagrada Familia, Cristo Rey  y Karbo, cifrándose  la participación en algo más de 300  deportistas.

En baloncesto el triunfo corrrespondió al equipo del Instituto Femenino, quedando en segundo lugar el colegio Cristo Rey y en tercera posición Calasanz. En balonmano el triunfo sería para el colegio Rafael Puga Ramón, situándose en segunda posición el Instituto de Monelos y tercero el Instituto Social de la Mujer. En voleibol el triufador fue el colegio Liceo la Paz, proclamándose subcampeón  el equipo Calasanz "A" y en tercer lugar el Instituto Femenino. 


Clausura de la XII Semana Deportiva.
En lo referente al Trofeo San Juan a los puntos, el campeón absoluto de la XII Semana Deportiva de las Hogueras, fue el Liceo la Paz de Voleibol, quedando subcampeón el colegio Cristo Rey de baloncesto.  La clausura, que fue seguida por una gran cantidad de público, que abarrotaba la polideportiva municipal de Riazor, corrió a cargo de los colegios Karbo, Cristo Rey y Sagrada Familia de danza y Gimnasia y resulto muy espectacular por las tablas y danzas presentadas.  


Anuncio fiesta de presentación de la
Meiga Mayor en la discoteca Fox-Trot
Una vez finalizada la clausura de la Semana Deportiva que se realizó con gran brillantez, en la discoteca Fox-Trot de la calle de Juan Flórez, se celebraba una animada fiesta en honor  a la Meiga Mayor y sus Meigas de Honor.
El día 14 de junio tenía lugar en la sala de Exposiciones del Edificio de La Terraza la inauguración de la exposición de Alfarería Tradicional de Galicia, coordinada por el ceramista y colaborador de la Comisión Promotora, Santiago Ramón González López. Durante unos días se expusieron piezas de las zonas alfareras gallegas de Buño, Lobios, NiñoDaguia
Aquel año las jornadas de teatro música y danza revistieron una gran brillantez, comenzando con un concierto de la Banda Municipal de Música y continuando, los días posteriores, con las actuaciones de la agrupación teatral coruñesa, grupo de teatro Gerión y Grupo de teatro Abrente que pusieron sobre el escenario del salón de actos de la Delegación Provincial de Cultura, las obras “La Heredera”, “El Médico a Palos”, “Las Cuatro Estaciones” y “Farsa y Justicia del Corregidor”. La Agrupación musical Albéniz, la Coral Polifónica de Betanzos  y el Coro Cántigas Da Terra, iniciaron el apartado dedicado a la música en dichas jornadas, teniendo una gran  actuación que fue seguida en la Iglesia de San Francisco de los Padres Franciscanos, por numeroso público, 
Exposición de Alfareria Tradicional de Galicia
organizada por la Comisión de Hogueras
Una de las actuaciones estelares de aquellas jornadas, lo constituyó la presencia en el programa del Grupo de Cámara Universitario de Santiago de Compostela que presentó la obra “la Noche de San Juan en Galicia” que entusiasmó al publico asistente por la magnífica calidad musical de sus componentes.
El insigne escritor gallego Francisco de Ramón y Ballesteros,  ofreció en la Delegación Provincial de Cultura una magnifica conferencia sobre “costumbres, hechos y leyendas de la Noche de san Juan en la Costa Da Morte”.

Anuncio de la Comisión Promotora
de las Hogueras del recital del tenor
Miguel de Alonso.
La plaza del Maestro Mateo fue el marco elegido por la organización para la celebración de un festival de danzas regional y dos conciertos a cargo de la Banda de Música de Arzúa que dirigía el maestro Ces Lorenzo, los días 22 y 23 de junio. El broche de oro a aquellas magníficas jornadas lo puso en la Iglesia de San Francisco, el tenor de la compañía Lirica Española, Miguel De Alonso que acompañado al piano por el maestro Manuel Gracia, obtuvo un enorme éxito con un programa muy variado de inolvidables páginas de zarzuela, canción napolitana y ópera, donde destacó su poderosa voz, la belleza de su timbre y su gran registro del agudo. A petición del público que llenó la Iglesia, De Alonso finalizó su actuación cantando “Marta” de Simons, “Granada” de Agustín Lara y la Jota Navarra de la zarzuela “La Bruja”, “No extrañéis” de Ruperto Chapí.
Como venía siendo habitual La Meiga Mayor y su Meigas de honor visitaron diversos centros benéficos de la ciudad donde llevaron su alegría y regalos.
Eran fallados los premios  de la XIII Fiesta del Aquelarre Poético, cuyo Cardo de Plata de poesía  en castellano, era ganado por la poetisa de Santiago de Compostela, Rosalía Morlán por su trabajo “Noche de San Juan Gallega”. El jurado que presidió el abogado coruñés Emilio Quesada Zato, decidió declarar desierto el cardo de Plata al poema en idioma gallego.

Ofrenda a San Juan. La Meiga Mayor Pilar  Amador,
ófrece un ramo que recoge el superior de los Franciscanos
padre Benito
Ese año era el primero en la historia de la Comisión Promotora, en que la Meiga Mayor y sus Meigas de honor, vestían el traje Regional de Galicia para asistir, en la mañana del día 23,  a la Santa Misa-Ofrenda a San Juan que tuvo lugar en la Iglesia de San Francisco, desplazándose en comitiva cívica desde la plaza del Maestro Mateo hasta el convento de San Francisco en el paseo de los Puentes, acompañadas por la Banda de música de Arzúa, la comparsa de cabezudos con su grupo de gaiteros y la guardia de honor, conformada por soldados ataviados con uniformes del Ejército Español de siglo XVI . 
De igual manera sería la primera vez en la historia de la Comisión en que el Presidente de las Hogueras, Eugenio Fernández, leyera una invocación rogativa al Santo Patrón San Juan Bautista, que desde aquella fecha en quedó instituida ha llegado hasta nuestro días. 

El presidente de la Comisión de Hogueras, Eugenio Fernández
lee por primera vez la invocación al Santo,
algo que  se repetiría desde aquel año hasta
la actualidad.
Las calles de la zona de Fernando Macías, se vieron alegradas con el paso de la comitiva y por el ruido de numerosas bombas de palenque. Aquella  fecha sirvió para instaurar, en algunos de los actos de Hogueras, las vistosas comitivas que con los años se irían perfeccionando y mejorando, con la presencia de nuevos uniformes y personajes. 

Finalizada la Santa Misa-ofrenda a San Juan. el primer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento coruñés, Federico de la Fuente Esperante, en representación del alcalde de La Coruña, acompañado por el concejal de fiestas, José Antonio Sánchez Penas,recibía en el salón de sesiones del palacio Municipal  a la Meiga Mayor, a sus Meigas de honor y  a la junta directiva de la Comisión promotora de las Hogueras de San Juan con su presidente, Eugenio Fernández Barallobre a la cabeza. 


Recepción Municipal a las Meigas 1983.
La Meiga Mayor Pilar Amador,
recibe de manos del
primer Teniente de Alcalde, Federico de la Fuente
un ramo de flores
El Primer Teniente de Alcalde, entregó flores y regalos a las Meigas y recibio de parte de la Comisión un regalo institucional que consitía en una Meiga de cerámica gallega. Al finalizar la recepción y después de la fotos de rigor, el primer Teniente de Alcalde Federico de la Fuente, concejal de fiestas, Meigas y  junta directiva de la Comisión, brindaron por el éxito de las fiestas de San Juan-83.

Retomando los acontecimiento acaecidos en La Coruña y una vez finalizadas las Hogueras de San Juan, en el colegio Calvo Sotelo tenía lugar la bienal de las Artes Plásticas, una exposición itinerante por España patrocinada por el Ministerio de Cultura y que reunía obras de pintura, escultura, orfebrería y cerámica.

Presentación del Trofeo Teresa Herrera.
El alcalde de La Coruña presentaba en el salón de sesiones del palacio municipal, el Trofeo Teresa Herrera que ese año lo disputarían el Real Madrid, Dínamo de Kiev, Athletic de Bilbao y Peñarol de Montevideo,  Anunciaba que el trofeo, unos  días después sería presentado en el Hotel Ercilla de Bilbao y en un hotel de Madrid. Igualmente Paco Vázquez reseñaba que deseaba invitar a los antiguos alcaldes felizmente vivos y que eran Manuel Iglesias Corral, Eduardo Ozores Arrainz,Sergio Peñamaría de Llano, Jaime Hervada Fernández-España, José Manuel Liaño Flores, Berta Tapia Dafonte, Domingo Merino Mejuto y Joaquín López Menéndez. 

El escritor Carlos Casares ganaba el premio Juan Fernández Latorre instituido por el diario la Voz de Galicia.

Cántigas Da Terra regresaba de un exitoso viaje por tierras francesas tras participar en un festival en Saint Malo donde le fue concedida la medalla de la ciudad.



Real club Deportivo 1983-84
Pasado el enorme disgusto por la pérdida del ascenso a primera división, ocurrido en el último encuentro de liga,  el Real club Deportivo iniciaba una nueva temporada y presentaba a sus nuevas adquisiciones el guardameta Montes los jugadores Cano, Joaquín, Brizzola, Huapaya  y Pablo Alonso.



Camilo José Cela leía el pregón de inicio de las Fiestas
de María Pita.
Más de diez mil personas, que sufrieron los constantes fallos de la megafonía, asistían a la lectura Pregón de inicio de las fiestas de agosto en honor a María Pita y  que fue pronunciado por el escritor padronés,  Camilo José Cela, que se tomó con gran humor los fallos de la amplificación con un sonoro “escarallouse”. El alcalde Vázquez, visiblemente molesto, fue tranquilizado por el propio pregonero que hizo, a pesar de los fallos de la megafonía, un canto a la ciudad de La Coruña. Su intervención fue muy aplaudida. Al finalizar el pregón, en el despacho principal del palacio Municipal el alcalde de la Coruña regaló a Cela un cuadro titulado “Don Claudio Pernalete”.

La actuación en la plaza de numerosos grupos folclóricos, que habían  recorrido las calles del centro de la ciudad desde la plaza de Orense hasta María Pita, puso fin a la jornada de la lectura del pregón.

Detalle de la falla alegórica que se quemó
en la plaza de María Pita.
Más de cincuenta mil personas presenciaban en la Plaza de María Pita la quema de la Falla alegórica dentro de las fiestas coruñesas de aquel agosto de 1983. La esposa del Alcalde María del Carmen de la Iglesia, fue la encargada de prender la traca que, desde el balcón del palacio municipal hizo que el fuego devorase en unos minutos la falla, cuya figura central era una torre de Hércules y un gigantesco halcón que pretendía robarla luz del faro más antiguo del mundo, obra del maestro fallero Miguel Esteban. 


Miles de personas, luz y fuego para iniciar
las fiestas de agosto.
Antes de la quema el alcalde se dirigió a los coruñeses y forasteros desde el balcón principal del palacio municipal, agradeciendo la presencia masiva de público lo que representaba la recuperación de una tradición coruñesa. Una vistosísima sesión de fuegos  artificiales y la gran actuación de la magnífica Orquesta de Madrid Santiago, puso colofón al primer día de las fiestas. Antes de la quema, el alcalde  inauguraba el nuevo alumbrado de la Plaza de María Pita. Desde el año 1965 no s e quemaba una falla en la Plaza de María Pita. Asistieron concejales del grupo socialista y de Alianza Popular, excusando su presencia los cinco concejales de La Coruña Unida. 

“Es mi primer Voto como alcalde de La Coruña que te presento, Santa Patrona, y quiero que mis palabras estén presididas por la solidaridad, más allá de La Coruña, con todas las ciudades de Galicia y de España, unidas en una esperanza común de democracia y libertad, unidas en una misma historia  y presididas por una misma bandera, símbolo del pasado, alma del presente y forja del futuro que hoy veneramos en el recuerdo a María Pita”. 


El Alcalde Francisco Vázquez presidía por primer vez la
Función del Voto a la Virgen del Rosario,
Con estas palabras iniciaba el voto de la ciudad a la Virgen del Rosario el alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez ante centenares de coruñeses que abarrotaban el templo de Santo Domingo al cual había accedido la corporación municipal bajo mazas con el pendón de la ciudad, la Guardia Municipal en uniforme de gala y la comparsa de Gigantes y Cabezudos.  “Año tras año”, continuó el primer regidor “ en el trascurso de los siglos, los regidores de esta ciudad han comparecido ante ti, pienso que con un espíritu común, para pedirte Santa Patrona que no nos falte tu ayuda, ese es mi ánimo cuando me corresponde dirigir  a La Coruña en momentos difíciles pero también cargados de ilusión y esperanza”.

Comparsa de Cabezudos
En el Palacio de Deportes actuaban con gran éxito de público Flowers Lindsay Kemp company y Ballet de Antonio Gades. En el Teatro Rosalía de Castro, la compañía de  Lola Herrera y Vicente Parra escenificaban “Juana del amor hermoso”. Nuria Espert presentaba la obra “Doña Rosita la soltera”. Otro año más “Se infiel y no mires con quien” con Pedro Osinaga y Ana María Vidal, llenaban el vetusto teatro de la calle del Riego de Agua. En el Teatro Colón Antonio Garisa hacía reír con su simpática comedia  “La saga de los García”. Tomás Zori y Fernando Santos obtenían un clamoroso triunfo con  “Dos granujas en apuros” 


Ballet Gallego Rey de Viana.
Un año más el Ballet gallego “Rey de Viana” sorprendía a propios y extraños con su fascinante vestuario y sus cuidadas coreografías. Pepe Rubio no visitaba, un verano más, con ”Enseñar a un sinvergüenza”.

La Temporada de Zarzuela tuvo de nuevo como marco la gran instalación deportiva de Riazor y contó con un gran respaldo de público. La Rosa del Azafrán, La Tabernera del puerto, La Dolorosa, La Canción del Olvido. La Parranda y un gran fin de fiesta con fragmentos de innumerables y conocidas zarzuelas, fueron las obras seleccionadas  y ofrecidas por la compañía lírica española donde destacaron las voces de Miguel de Alonso y María Dolores Travecedo.

El nuevo comandante de Marina
visitaba al alcalde de la ciudad.
El alcalde Francisco Vázquez recibía en su despacho al nuevo comandante Militar de Marina de la Coruña, Capitán de Navío Manuel Carlier Pacheco.

Un año más la nota del folclore gallego lo ponía el Festival folclórico “Así es Galicia”.

Los Cantones eran testigos de la segunda verbena popular amenizada por la orquesta Los Satélites.

Un dirigible publicitario pilotado por Antonio Escondrillas, surcó los cielos coruñeses durante las fiestas. Su punto de despegue fue la explanada del palacio de Deporte y concitó las miradas y curiosidad de centenares de personas.

Gran éxito del Puma en el Palacio
de Deportes. 
Más de ocho mil personas vibraban en el palacio de Deportes con la actuación y canciones  de José Luis Rodríguez “El Puma”.

Igualmente con una gran entrada de público el Palacio de Deportes albergó la actuación de los grupos de rock Barón Rojo, Mediterráneo y Asfalto; de Mercedes Sosa, Milladoiro y Luis Eduardo Aute.

Los jinetes Caldeira, Zambrano y De Wit, se proclamaban triunfadores del concurso internacional de Hípica "Ciudad de La Coruña" celebrado en las instalaciones de la sociedad Hípica en el campo de la Estrada. A pesar de calor reinante y de que las pruebas fueron retransmitidas por Televisión Española, la Hípica coruñesa registró un extraordinaria entrada de aficionados.
En la plaza de María Pita tenía lugar un fiesta infantil, donde actuaron el grupo Les Nins y los payasos Fany y Quino.

Precisamente la Plaza de María Pita  servía como referencia de un plan piloto de la nuevo gobierno municipal y durante los domingos del mes de agosto se convirtió en peatonal. El alcalde Vázquez ya hablaba que había que abordar la construcción de aparcamientos subterráneos.

Rafael Sebastiá.
De gran calidad musical fueron las Noche de la Ciudad Vieja donde se programaron un recital de canto a  cargo de  Antón de Santiago, la actuación de los Solistas de Colonia, Recital  clave por Jacques Oggs, Concierto de piano a cargo de Rafael Sebastiá,  Solistas de Sofía, Cuartero de Cuerda Numen y recital de flauta a cargo de   Miguel de Santiago.

Pedro Ruiz actuaba con gran éxito en la discoteca Manuel. En la misma discoteca eran elegidas María Teresa Rodríguez Navas “Miss La Coruña”, Rosa García, Luisa Edreira  para representar a La Coruña en el certamen de Miss Galicia. En la gala actuó el popular hombre-orquesta John Balan. La voz del gran cantante francés Robert Jeantal llenaba el ambiente en la discoteca Fox-Trot. Los sonidos de la noche coruñesa lo marcaban las discotecas Pirámide, y Chaston en el centro de la ciudad y Chevalier en la cercana playa de Santa Cristina.  La sala Marux presentaba un programa con la actuación del Ballet coreano “Rosas Orientales”, Los Duendes y la vedette Inés Salguero, clasificada “S”. Por su parte el otro cabaret coruñés, situado en Perillo, el Luxor, actuaban Lorca y Gema, Sandra canción española y la vedette sexy Michell.

El Athletic de Bilbao
ganaba el Trofeo Teresa Herrera
El Athletic de Bilbao se llevaba el Trofeo Teresa Herrera al derrotar en la final por un tanto a cero al Peñarol de Montevideo. El Bilbao había derrotado en la semifinal al Real Madrid por uno a cero, mientras que los uruguayos se habían deshecho del Dínamo de Kiev  por penaltis, tras finalizar la contienda con empate a cero.

Llegaba a La Coruña la regata en solitario en la que estaban inscritos 54 participante y que habían salido del puerto francés de Perros-Chicac.

La agrupación folclórica Aturuxo, homenajeaba a su director, Manuel Cajaraville, por su labor de investigación del folclore gallego durante cuarenta años y por haber sido distinguido con la medalla Marcial del Adalid otorgada por la Real Academia de Bellas artes coruñesa.

Noche de fiesta en los Cantones.
La Orquesta París era la encargada de animar  la tercera verbena popular, celebrada en los Cantones y que finalizó como las anteriores, con una gran sesión de fuegos de artificio.

En las instalaciones de Club de Golf Noches tenía lugar una fiesta titulada alegres noches  de verano con la actuación de “Salsa mandinga”. Por su parte el Real club Náutico, ofrecía sus socios  la Fiesta del Mar con la  actuación de Jaime Marques y su conjunto.

El Real club Deportivo se adjudicaba el trofeo San Ginés disputado en Lanzarote al derrotar al equipo local por tres tantos a uno.

Más de 20.000 que soportaron una desapacible noche de lluvia, vibraron con el espectáculo musical “El rock de una noche de verano”, presentado por el rockero granadino Miguel Ríos, en el estadio Municipal de Riazor, donde actuó en compañía de Leño y Luz Casal. Era el primero de los conciertos musicales multitudinarios que se celebraba en La Coruña  


Vibrante concierto de Miguel Ríos
en el Estadio de Riazor.
El gran escenario totalmente cubierto, estaba situado dando la espalda al palacio de Deportes. A sus lados dos grandes pantallas. La noche fue memorable, sin un incidente, gracias a la labor del servicio de seguridad, compuesto por 70 miembros de Protección civil, enfundados en unos monos color butano,  que se estrenaban en esas tareas por primera vez en su historia. Hubo muchos atendidos debido a lipotimias y a una factura de un brazo debido a  una caída por las gradas de una persona, por el servicio de la Cruz Roja y los servicios médicos del estadio de Riazor con el doctor Domínguez Pujol al frente. Miguel Ríos se entregó a fondo con un sonido perfecto. El alcalde Vázquez, que vestía atuendo deportivo, y a  quien acompañaban el gobernador civil Domingo Ferreiro y varios de sus concejales, destacó el comportamiento de los miles de jóvenes, indicando que el ayuntamiento seguiría apostado por conciertos como aquel. Desgraciadamente la lluvia y los miles de personas presentes dejaron el terreno de juego en condiciones impracticables algo que soliviantó a numerosos sectores de la ciudad. entre ellos los deportivos.

El césped del estadio municipal quedó
destrozado, indignando al mundo del
deporte.
La utilización del estadio de Ríazor para conciertos multitudinarios en aquel verano  despertó una enconada polémica en La Coruña, entre miembros de la corporación municipal, directivos de fútbol y críticos musicales. El concejal responsable de imagen, turismo y deportes, Enrique Carreira, declaraba que "todas sus gestiones y actuaciones están encaminadas a preservar la integridad de las instalaciones municipales, patrimonio común de los coruñeses, así como la seguridad de los asistentes a los diversos actos festivos que se programen". El presidente del Deportivo, Jesús Corzo amenazó con dimitir y anunciaba que el encuentro amistoso entre el Deportivo y el Internacional de Porto Alegre brasileño, que iba a servir como presentación del equipo ante  los aficionados deportivistas, quedaba suspendido ante el estado lamentable en que había quedado el campo de Riazor, después del concierto de Miguel Ríos. La encendida disputa continuaría durante meses, que saldaría el alcalde, con un inigualable acercamiento al club de sus amores, que cristalizaría, unos mese más tarde, en una importante ayuda. 

Julio Iglesias ofrecía en el estadio municipal de Riazor su único concierto en Galicia, al que asistieron unas 15.000 personas, muchas de ellas llegadas de otras partes de Galicia y del norte de Portugal. Antes del comienzo del concierto, el cantante anunció su propósito de entregar la recaudación de su próximo  recital en Santander, a los damnificados por las inundaciones en Cantabria, Burgos y el País Vasco. 


Julio Iglesias
Julio Iglesias, que interpretó sus conocidas canciones “Quijote” ”De niña a mujer””treinta y tres años” “Momentos”,  obtuvo los mayores aplausos de un público adicto al presentar un nuevo arreglo de Un canto a Galicia, canción que había estrenado hacía once años en el propio Palacio de Deportes de La Coruña y que estaba dedicada a su padre, nacido en Orense, quien se encontraba al lado del escenario. La organización del conciertto fue magnífica, coordinada por el director de la ciudad Deportiva de Riazor, el recordado colaborador de la Comisión de Hogueras, Antonio Mellid Bande. 

Una vez finalizado el concierto, Julio Iglesias tuvo muchos problemas para salir del estadio de Riazor, pues una incalculable multitud le esperaba para saludarlo. Gracias a la intervención de las Fuerzas de la Policía Nacional, el reconocido cantante se introdujo  en un vehículo y puso rumbo a Santa cristina donde en el restaurante propiedad de Manolo Roca, el Silvester, cenó en privado con el alcalde de la ciudad Paco Vázquez y otros invitados. 


Queimada realizada por Julio Iglesias
y el alcalde de La Coruña, Paco Vázquez.
A los postres ambos hicieron una queimada que fue degustada por los presentes y donde Julio iglesias realizó el conxuro y recitó poemas de Rosalía de Castro y Eduardo Pondal. 

Ocho mil personas vibraban con la actuación de Juan Manuel Serrat en el palacio de deportes y donde más de tres mil personas se quedaron fuera del recinto deportivo sin localidad. El cantautor catalán repasó sus mejores éxitos arropados por sus fans.

Tenía lugar la última verbena de las fiestas celebrada en los Cantones con la actuación de la Orquesta Nazaret. De nuevo miles de personas se dieron cita en tan emblemática zona para disfrutar de la música y de la gran  sesión de fuegos artificiales.

El Trofeo Nacional de peluquería, tenía lugar en el palacio de Deportes con la participación de prestigioso peluqueros venidos de toda España.  

El alcalde de La Coruña saborea un trozo de
empanada, durante la Romería
 de Santa Margarita.
Unas cincuenta mil personas participaban en la tradicional Romería de Santa Margarita que cerraba el programa  de fiestas de aqul1983. Concurso de empanadas, actuaciones entre otras de la banda orquesta Municipal  Santi El Mago, payaso Tanito, Fuxan Os Ventos, Cántigas Da Terra, Milladoiro. El alcalde Vázquez, acompañado de varios concejales,  recorrió el parque, compartiendo empanadas, pulpo y vino del Ribeiro. La romería tuvo su colofón con una gran sesión de fuegos de artificio.

El Festival de cine de cine de comedia  "Ciudaad de La Coruña", contó con la participación de 120 películas. En la jornada de clausura se exhibió la cinta “La estrella y la Muerte de Joaquín Murrieta”.

Miembro de los GRAPO
Carmen Cayetano.
Dos históricos de la organización terrorista GRAPO, Carmen Cayetano Navarro y Alfonso  Rodríguez Cambeiro, eran detenidos en La Coruña, al intentar atracar la sucursal del  Banco Exterior de España, en la avenida de Finisterre, esquina a Ronda de Nelle. Carmen se hizo con varios rehenes, entre ellos la esposa del antiguo teniente de alcalde del ayuntamiento de La Coruña, José Peña Bermúdez. El funcionario de Policía, Ramón Seoane Iglesias, se introdujo en el banco, logró que los terroristas liberasen a los rehenes consiguiendo que depusiesen su actitud y se entregasen.

Más de 200000 personas visitaron la Exposición alimentaria organizada por  Aldaco.

El Alcalde de la Coruña en el Pub Filloa
donde disfutaba de una de sus
aficiones: el Jazz.
Con una gran respuesta de público se celebraba en el Teatro Colón el festival Internacional de Música de Jazz con las actuaciones, entre otras, del gran pianista Teté Montoliú. Como curiosidad apuntar que el alcalde de la ciudad, Paco Vázquez, era un apasionado de dicho estilo musical. Durante noches, acompañado por su concejal de cultura y fiestas José Antonio Sánchez Penas,  se le pudo ver en el pub Filloa de la calle del Orzán, disfrutando de las músicas desgranadas por el conjunto Clunia Jazz.

Era aprobado en pleno municipal, con todos los votos favorables, el Plan de saneamiento integral de La Coruña. El citado proyecto tenía un coste 1767 millones de pesetas y donde destacaban, entre otras, las obras del emisario Riazor-Bens, Depuradora y colector de Monte Alto, depuradora de Labañou y túnel del Pasaje y colector de las Jubias. El alcalde destacaba que aquel plan significaría para la ciudad una obra vital. 

Aeropuerto de Alvedro.
El alcalde Vázquez anunciaba que el gobierno de la Nación daba luz verde a la ampliación del aeropuerto de Alvedro. Informaba de la expropiación de fincas y afirmaba que los decididas actuaciones del gobierno de la Nación y la corporación municipal, se ponía fin a 21 años se lamentable situación de abandono. Se iniciaban así los trámites legales necesarios para la iniciación de las obras para que en Alvedro pudiesen operar grandes reactores.

Un gran recepción institucional convocada en el Palacio Municipal por el Alcalde con motivo de las Fiestas de Navidad, reunió a todo el tejido social, económico, cultural y deportivo de la ciudad, así como a las primeras autoridades, ponía fin a aquel año de 1983.


Alcalde de La Coruña
Francisco Vázquez Vázquez.
A aquella recepción fue invitada la Comisión Promotora de la Hogueras de San Juan, acudiendo a la cita del palacio Municipal. el presidente  de la misma, Eugenio Fernández, a  quien acompañaban dos directivos de la organización. Acudían a la cita visiblemente molestos, con ganas de polémica, pues el presidente de las Hogueras, había enviado una carta al alcalde Francisco Vázquez, solicitándole la cantidad de un millón de pesetas como subvención municipal a fin de sufragar las actividades realizadas en el año que finalizaba por la comisión de Hogueras y cuya misiva no había tenido respuesta. 

Una vez finalizado el acto institucional  y ya en el vino de honor del mismo, el alcalde inició un paseo por los diferentes salones, donde se hallaban los invitados, a fin de felicitarles personalmente las fiestas navideñas. Al llegar a la altura donde se hallaban los directivos de hogueras, dirigiéndose  al presidente, textualmente le dijo:"Querido Cheche tengo una carta tuya encima de la mesa, que aun no te he contestado, en la que me pides un millón de pesetas de ayuda para la Hogueras. Pues quiero que sepas que no te voy  a dar un millón, te voy  a asignar un millón y medio de pesetas para las fiestas de San Juan".  Aquellas palabras, que el primer edil cumplió  a rajatabla, alejaban afortunadamente los miedos y temores, en que se encontraba  la organización hogueril a finales de ese año. Aquel reconocimiento económico, social y cultural, haría a la Comisíon afrontar el año venidero  con redoblados ánimos e ilusiones.    


Víctima de una parada cardíaca fallecía el conocido periodista Luis Caparros Muñoz. Aunque nacido en Sevilla,Caparrós vivió en La Coruña por espacio de treinta y seis, contrayendo matrimonio con una coruñesa con la tuvo siete hijos. 

Asiduo colaborador de La Voz de Galicia, su columna "Pluma de Medianoche", fue ante todo un espacio de defensa de los intereses de La Coruña. 

Ese año nos dejaba también para siempre el gran cantante valenciano  Luis Sancho Monleón, conocido artísticamente como Jorge Sepúlveda que había quedado indeleblemente unido a La Coruña desde que en 1947 había actuado en la inauguración del gran Hotel Finisterre, obra del arquitecto Santiago Rey Pedreira. 


Allí, en aquella fiesta de rigurosa etiqueta y con cena amerícana incluida, el gran cantante que tan bien "miraba  al mar", presentó por primera vez, en el salón Victoria que deslumbró a los presentes por su vistosidad y elegancia, la canción Coruña y desgranó aquellas estrofas musicales tan románticas que decían :  “Coruña al verte te adoré, Coruña llorando marcharé. Coruña, quisiera, poder ser como el mar que siempre besa tu tierra”. 
 

La Meiga Mayor Pilar Amador, entrega a la capitana del
equipo Liceo la Paz de Voleibol el Trofeo San Juan
brillantemente ganado
en la Semana Deportiva de Hogueras 83
Volviendo la vista de nuevo a aquella fiesta del Aquelarre, y una vez finalizada la intervención de la galardonada con el Cardo de Plata en poesía, la Meiga Mayor entregó una serie de recuerdos a colaboradores y el Trofeo San Juan a los puntos  a la capitana del Liceo La Paz de Voleibol, que se lo había adjudicado merecida y brillantemente en la pasada semana deportiva. De seguido la Meiga Mayor, impuso el cardo de Plata, maxima distinción en aquellos momentos de la Comisión Promotora de las Hogueras de San Juan, a los miembros de la organización, Pablo Molina Ogea y José Antonio Folla Fraga.

Aquella Noche de San Juan el presidente y junta directiva de la Comisión de Hogueras, me encomendaron la tarea de ser el pregonero de tan elegante, inigualable y distinguida fiesta. Fue algo inolvidable y como señalé en el inicio de mi intervención “  nunca creyó aquel  niño que en 1962, acudió de la mano de sus padres a ver la presentación ,diríamos en sociedad, de las Hogueras de San Juan de Fernando Macías, una hoguerita por cierto muy pequeña, que pasado el tiempo, concretamente 21 años,  iba a estar aquí ante ustedes, ante vosotras queridas Meigas contándoos lo que en si encierra la de los grandes aconteceres, la noches de las noches, la mágica Noche de San Juan”.

Meigas de Honor 1983.
Durante unos minutos hice un repaso a las tradiciones gallegas de tan singular noche, de sus principales elementos, el fuego, el aire, el agua y la tierra. Canté a la belleza, elegancia, naturalidad, dulzura, embrujo y simpatía de las Meigas, esa noche proclamadas.

Puse colofón a mi intervención, rogándole al buen San Juan, protección para las Meigas. miembros de la Comisión, La Coruña, Galicia y España y recordé aquellos versos inigualables del gran Alfredo Brañas: "Quen pode esquencer de vello os seus tempos de rapas, Quen pode esquencer a Noite, a Noitiña de San Xoan".


Cabalgata San Juan 83
Con la salida del escenario de la Meiga Mayor y sus Meigas de Honor, a los acordes de nuevo de la Marcha de la Coronación , dio comienzo la cena de gala que tendrían que interrumpir la Meigas para iniciar la explosión de luz, fuego, musica y color de a Noite Da Queima. En el andén de Riazor esperaban los carros típicos del país, engalanados con hojas de palmera, hortensias, flores y mirto, donde  se subirían las Meigas, escoltadas por soldados ataviados con  uniformes de la época de la España Imperial  y acompañadas por diversas calles del centro de la ciudad por los sonidos y músicas de las Bandas de Cornetas y Tambores de la Organización Juvenil Española de La Coruña, Scouts de El Ferrol y Banda de música de Arzúa


A Noite da Queima . Miles de personas
llenan la plaza de Calvo Sotelo. 
Un imperdonable despisle del directivo encargado de la seguridad de la Hoguera, hizo que unos graciosos desalmados, prendiesen fuego a la Hoguera 83, antes de la que la Cabalgata de la Noche de San Juan llegase a las plazas de Calvo Sotelo y Portugal que se hallaban atestadas de público. Pero ni por ese lamentable suceso, perdió su encanto y fastuosidad la gran noche sanjuanera, ya que la pirotecnía Rocha de Soñeiro, llenó los cielos de La Coruña con una impresionante y bellísima sesión de fuegos de artificio, continuando la noche con una animadisima verbena amenizada por la orquesta Alaska. Las Meigas, por su parte, regresaron  al Playa club, donde tuvo lugar el baile de gala de la Noche de San Juan. 

Una vez pasado el día 24 de junio, donde se celebraron los actos internos de la Comisión, esta se puso de nuevo al trabajo para diseñar unas nuevas y mejores hogueras de San Juan, La historia de las Hogueras de San Juan seguía cubriendo etapas, ahora reforzadas con la promesa del nuevo alcalde de mejorar sustanciosamente la subvención municipal a la organización que se citaría con la ciudadanía coruñesa a la vuelta del calendario, cuando este marcase  el mes de mayo próximo, para celebrar las hogueras de 1984.

Calin Fernández Barallobre.